Carta de intenciones: mixtape - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Riguroso Remix
Por Antonio Martínez
Bloguero. Estudió derecho pero quería ser cocinero, soñaba con ser artista y es defensor de De... Bloguero. Estudió derecho pero quería ser cocinero, soñaba con ser artista y es defensor de Derechos Humanos, cronista de su época aunque la época se equivoque. Hace todo al mismo tiempo. (Leer más)
Carta de intenciones: mixtape
¿La sesuda columna de tiranetas políticas o el resumen ejecutivo del Newsweek? Tal vez la columna de la progresitud y la gaydad, el análisis jurídico de algún asunto, la pericia charlatana en temas de la red o el muro de los lamentos donde lloran mis colegas defensores de Derechos Humanos. Pues de todo esto y más va el presente blog.
Por Antonio Martínez
16 de agosto, 2013
Comparte

Querido lector:

¡Hola! Mi nombre es Antonio Martínez Velázquez. En el mundo de la red soy conocido como @antoniomarvel y esa doble identidad ya me ha causado algunos problemas. En cierta ocasión, por ejemplo, casi no llego a una reunión en la Residencia Oficial de los Pinos porque en la lista del Estado Mayor aparecía como “Antonio Marvel”. (Evidentemente, mi identificación no coincidía con mi apócope, formado por las primeras letras de mis dos apellidos.) A punto de convertirme en #LadyPinos, alguien tuvo compasión o sensatez y pude entrar.  Esto se ha repetido en distintos contextos y operaciones en mi vida, un constante remix.

Cuando me ofrecieron este espacio pensé en qué podría hacer con él. Muchas ideas vinieron a mi cabeza: sería una sesuda columna de tiranetas políticas, el resumen ejecutivo del Newsweek,  sería la columna de la progresitud y la gaydad, el análisis jurídico de algún asunto, la pericia charlatana en temas de la red (y vaya que abunda), el muro de los lamentos donde lloran mis colegas defensores de Derechos Humanos, un blog con recetas de cocina o —en palabras de Guillermo Osorno—el próximo invento de la crónica. Ninguna de las alternativas me convenció, salvo una: que fuera todas las anteriores opciones al mismo tiempo.

Se trata de un ejercicio que se oye fácil (todo cabe en un blog sabiéndolo acomodar), pero que, intelectualmente, propone muchos retos: hacer converger distintos referentes (de lo académico a lo pop) en un solo texto con la excusa de un tema particular. Hacer un mixtape—esos famosos cassettes que proliferaron en los años 80 del siglo XX y que contenían una selección musical de un artista, ritmo o motivo; esos que Geoffrey O’Brien calificó como la obra de arte más practicada en Estados Unidos—, pero un mixtape textual. Aviso al “desocupado lector” que no siempre me saldré con la mía, que este bloguero no necesariamente acertará en la selección y redacción de sus columnas. Me curo, sin embargo, en salud: la intención es el ejercicio en sí mismo. (Por favor, no le vayan con el chisme a Avelina Lésper).

Pienso en un texto semanal. Me comprometo a no abandonarlo mientras los mixtapes mentales no se acaben. En ocasiones podrá ser políticamente incorrecto (ofrezco disculpas por adelantado), pero si el fin es la operación, nada de lo aquí escrito deberá tomarse personal. Propongo, en todo caso, que se pongan los lentes del vouyerista. Lo que espiarán en mi columna será el lío armado con y contra mí mismo conmigo, en aras de reflexionar sobre los infinitos espacios que el mundo, todo el mundo, se disputa.

Uno debería estar siempre convencido de sus ideas, pero no al grado de querer tatuárselas. Así pues, si este ejercicio termina convertido en calistenia, verán circular una carta de intención similar a ésta que hoy leen, pero con otras premisas —la de mi amarga despedida, por ejemplo. Mientras termino la primera mezcla, les doy la bienvenida.

Constantemente,

Antonio.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.