En Ciudad Juárez, la primera policía certificada por ciudadanos - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ruta Crítica
Por Ernesto López Portillo
Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana. Fundó y dirigi... Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana. Fundó y dirigió el Instituto para la Seguridad y la Democracia -Insyde- (2003-2016). Ashoka Fellow.+Derechos+Seguridad+Derechos. (Leer más)
En Ciudad Juárez, la primera policía certificada por ciudadanos
Hace algunos años era el primer lugar del mundo en violencia homicida, hoy Ciudad Juárez es el primer sitio en México donde se logra que ciudadanos independientes certifiquen a su policía municipal.
Por Ernesto López Portillo
20 de julio, 2016
Comparte

Dicen que luego de que se toca fondo lo que sigue ya nada más es salir adelante. Ciudad Juárez, colocada hace algunos años en el primer lugar del mundo en violencia homicida, ahora es el primer sitio en México donde se logra que ciudadanos independientes certifiquen a su policía municipal. De la tragedia a la promesa. Vaya giro.

Pocos conflictos mejor documentados que el de la sociedad mexicana y sus instituciones policiales. Es una fractura del tamaño del país. O casi. En Ciudad Juárez se aliaron la alcaldía, la policía municipal, el Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad (FICOSEC), el Instituto para la Seguridad y la Democracia A.C. (Insyde) y diversos líderes ciudadanos para ayudar a componer esa fractura. El resultado fue la entrega, el pasado 12 de julio, de un certificado ciudadano que avala el cumplimiento de más de cincuenta estándares de mejora en la organización y los procesos de trabajo de esa policía.

La historia se remonta casi diez años atrás, cuando la Fundación McArthur premió a Insyde justo para echar a andar esta idea. En todos estos años varias entidades policiales en el país valoraron involucrase y no lo hicieron. La Policía Municipal de Querétaro le entró con todo y estuvo cerca de lograrlo, quedándose solo a ocho estándares de distancia en el 2015. El cambio de gobierno allá neutralizó la continuidad. En Ciudad Juárez se montó un equipo de trabajo de tal empuje y compromiso que en año y medio logró el cumplimiento de todos los estándares, así verificado por un comité de ciudadanos independientes que bajo cargos honoríficos hicieron la revisión final y decretaron la certificación.

Puertas abiertas de la policía durante todo el proceso. Así de claro y así de increíble. La certificación implicó un trabajo descomunal de personal operativo y administrativo de la policía, acompañado en todo momento por ciudadanos que se instalaron en una oficina coordinadora al interior de la propia institución. Un ejemplo que ilustra la dimensión del esfuerzo fue la habilitación de cuarenta y siete instructores de campo de entre el propio personal policial, responsables de apoyar en el aprendizaje exigido por algunos de los estándares de CERTIPOL.

¿Logros concretos? Van algunos ejemplos: primera convocatoria pública y transparente de promoción y ascenso; puesta en marcha de un plan de reclutamiento que define el perfil de nuevo ingreso; instalación de una unidad mixta de defensa legal y apoyo psicológico y, de particular relevancia, la creación de un sistema de registro y control de uso de la fuerza. Aquí pueden leerse los detalles técnicos de toda la iniciativa. Por cierto, no está demás recordar que en otros países los antecedentes de iniciativas similares suman al menos cuatro décadas.

En el comunicado lanzado por Insyde explicamos que “No existe ley, protocolo, estándar o mecanismo de control alguno que por sí mismo pueda garantizar que la policía solo realizará buenas conductas. Lo que garantiza la certificación policial es la mejora de las herramientas para proteger y servir a los ciudadanos y para prevenir y sancionar la violación a la ley y a los Derechos Humanos”. La certificación es una entre varias herramientas útiles para poner a la policía del lado de los ciudadanos, pero no es la panacea que lo resuelve todo. Tal cosa no existe.

Visto correctamente, este logro debe ser entendido y asegurado como un paso en el camino entre múltiples medidas que jamás permitan a la policía alejarse de los ciudadanos otra vez. Por eso estamos proponiendo a las autoridades electas de Ciudad Juárez poner otro ejemplo de innovación, instalando un sistema de supervisión externa sobre la policía que ayude no sólo al mantenimiento sino incluso a la mejora de los estándares ya logrados.

Por si todo esto fuera poco, les cuento además que mientras la Policía Municipal de Ciudad Juárez desarrollaba sus mejoras hacia la certificación, el Programa de Ayuda Directa de la Embajada de Australia en México, prestigiadas organizaciones locales de Derechos Humanos, la propia policía e Insyde desarrollaron otra iniciativa encaminada a reducir el abuso policial contra jóvenes en situación de riesgo. En el transcurso de este otro proyecto quedó retratada la conflictividad histórica y se pusieron en marcha actividades concretas hacia la reconciliación.

“Insyde nació para vivir días como éste”, mencioné en la ceremonia de entrega del certificado. Ahí también reconocí que esto solo fue posible luego de incontables esfuerzos anteriores al nuestro a favor de la paz en Ciudad Juárez. Tantas y tantos a quienes agradecer. Albricias.

 

@ErnestoLPV

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.