El político y el policía - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ruta Crítica
Por Ernesto López Portillo
Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana. Fundó y dirigi... Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana. Fundó y dirigió el Instituto para la Seguridad y la Democracia -Insyde- (2003-2016). Ashoka Fellow.+Derechos+Seguridad+Derechos. (Leer más)
El político y el policía
Cada vez que usted perciba que las instituciones policiales en México tienen problemas graves, acuérdese por quién votó.
Por Ernesto López Portillo
6 de julio, 2016
Comparte

Octubre del 2012. Caminábamos relajados en Teotihuacán y sin más el profesor emérito de la Universidad de Albany, Nueva York, me confió que tal vez el último tema en su larga carrera académica sería la relación entre los políticos electos y los jefes policiales. Ahora lo entiendo, dijo, al final del día ese parece ser el ángulo más importante de todos, si se trata de entender a fondo de qué están hechas las instituciones policiales. David Bayley, quizá el más influyente académico del mundo en el tema, disfrutaba el paseo por la zona arqueológica luego de haber participado en una conferencia internacional donde, a manera de triste sumario de varias décadas comparando la policía en el mundo, nos dejó saber que por mucho las más de las instituciones policiales en el orbe no son profesionales, no son transparentes y tampoco rinden cuentas adecuadamente. El evento quedó retratado en un instrumento pedagógico que explica qué es y cómo se construye una reforma policial democrática.

Cuando una persona promedio piensa en la policía suele olvidar que esa institución depende de los políticos electos. Los alcaldes, los gobernadores y el presidente son los responsables políticos de la policía. Los responsables operativos en cambio son los jefes de la policía. En las campañas electorales esto queda muy claro cuando quienes buscan el voto son los que ofrecen una y otra vez construir policiales profesionales. Ofrecen eso porque formalmente las instituciones policiales no se mandan solas, sino que están bajo la autoridad y el control precisamente de esos funcionarios electos. Esta relación entre la responsabilidad política y la responsabilidad operativa de la policía es a la que se refería Bayley cuando destacaba la importancia del tema.

Ante diversos auditorios lo vengo exponiendo así: cuando un policía no tiene adecuada defensa legal, atrás hay una decisión política; cuando una mujer policía sufre acoso sexual por parte de sus mandos sin consecuencias, atrás hay una decisión política; cuando un policía inicia funciones sin haber pasado por un curso básico adecuado, atrás hay una decisión política; cuando una institución policial no tiene procedimientos operativos regulados, lo mismo. Y de igual manera es una decisión política la que produce policías sin adecuados sistemas de control, transparencia y rendición de cuentas.

Creo que la mejor manera de entender la democracia es definiéndola como un sistema de contrapesos que funcionan para controlar el poder en beneficio de los gobernados. Sólo cuando los contrapesos en verdad operan entonces podemos hablar de democracia. De la misma manera, sólo puede hablarse de instituciones policiales propias de una democracia cuando las mismas están sometidas a contrapesos. El primero y más importante de ellos es justo el vínculo entre los políticos electos y los jefes policiales. El político responde por la policía y a la vez la controla, justo en la dimensión política. El jefe policial hace lo propio en la dimensión operativa. De la responsabilidad y el control político se sigue la responsabilidad y el control operativo. Por lo tanto, si no hay lo primero no hay lo segundo. Contrapeso nulo.

Cada vez que usted perciba que las instituciones policiales en México tienen problemas graves, acuérdese por quién votó. Acuérdese quién le ofreció sanear la policía para, una vez más, fallarle. La perenne crisis de la policía en México es primero política y luego operativa. No al revés.

 

@ErnestoLPV

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.