¿Quién no quiere que sepamos la letalidad militar? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ruta Crítica
Por Ernesto López Portillo
Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana. Fundó y dirigi... Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana. Fundó y dirigió el Instituto para la Seguridad y la Democracia -Insyde- (2003-2016). Ashoka Fellow.+Derechos+Seguridad+Derechos. (Leer más)
¿Quién no quiere que sepamos la letalidad militar?
¿Quién organiza una campaña de descrédito contra personas dedicadas a la academia, sin siquiera haber leído lo que ellas publicaron? ¿A quién le interesa desacreditar el conocimiento y la evidencia que en este caso discute lo que hace el ejército? ¿Quién quiere apagar la deliberación sobre la manera como usan la fuerza letal los militares?
Por Ernesto López Portillo
2 de septiembre, 2021
Comparte

El pasado 24 de agosto se publicó aquí en Animal Político el texto La letalidad del Ejército en la guerra contra las drogas. La colaboración expone “que hay fuertes indicios de que el ejército usa la fuerza letal de manera desproporcionada en supuestos enfrentamientos con grupos criminales”.

Ahí se presentan cuatro índices: de letalidad, de proporcionalidad, de detenidos y de criminalidad. Sus hallazgos confirman que “el ejército ha matado más personas de las que ha herido”; “por cada militar muerto hay entre 7 y 30 supuestos criminales muertos”; “El ejército mata al mismo número de personas que detiene o, incluso, a más personas de las que detiene” y “los grupos criminales matan a menos militares de los que hieren”.

Agregan: “… la información disponible sugiere que el Ejército hace uso excesivo de la fuerza letal… Pongamos esto en perspectiva. En la Guerra de Vietnam hubo cuatro personas heridas por cada persona muerta. En los operativos del Ejército mexicano ocurre lo contrario: hay muchas más personas muertas que heridas o detenidas”.

Resulta que este texto en Animal Político es la síntesis de un artículo académico que provocó la furia por parte de “Personas afines al ejército, troles y bots”, que lo cuestionaron “sin haberlo leído”. Cuentan las y los autores que “un grupo de personas dedicó bastante tiempo y esfuerzo a denostar públicamente un texto académico cuyo contenido desconocía” y además en las redes digitales se les acusó de “inventar cifras, manipular la información y ser fanáticos de una agenda secreta”.

¿Quién organiza una campaña de descrédito contra personas dedicadas a la academia, sin siquiera haber leído lo que ellas publicaron? ¿A quién le interesa desacreditar el conocimiento y la evidencia que en este caso discute lo que hace el ejército? ¿Quién quiere apagar la deliberación sobre la manera como usan la fuerza letal los militares?

Apenas el 11 de agosto pasado, la investigadora Rossana Reguillo fue invitada por el Programa de Seguridad Ciudadana de la Ibero Ciudad de México a impartir la plática Acoso, descrédito y polarización digital. Reguillo nos explicó incluso detalles de las mecánicas a través de las cuales opera la violencia digital, haciendo de la polarización una inversión diaria orquestada por poderes en disputa.

Parece claro, este suceso enseña justamente eso, violencia digital orquestada para apagar el pensamiento y la crítica independientes respecto al más grave de los hallazgos relativos al despliegue militar en México: la violencia letal desproporcionada, incluso si se le compara con guerras declaradas.

El 19 de agosto López Obrador presentó en su conferencia mañanera un índice de letalidad que no corresponde al consenso internacional, relatan Javier Treviño, Laura Atuesta, Raúl Bejarano y Sara Velázquez en esta colaboración en Animal Político.

¿Quién no quiere que sepamos la letalidad militar?

@ErnestoLPV

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.