close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ruta Crítica
Por Ernesto López Portillo
Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana. Fundó y dirigi... Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana. Fundó y dirigió el Instituto para la Seguridad y la Democracia -Insyde- (2003-2016). Ashoka Fellow.+Derechos+Seguridad+Derechos. (Leer más)
Seguridad ciudadana: ¿cómo hacerle?
Trabajo en equipo permanente con las instituciones de seguridad, justicia y de desarrollo social para enfrentar los problemas de violencia, delincuencia y de convivencia, uno de los aprendizajes del colombiano Hugo Acero que podría aplicarse en México.
Por Ernesto López Portillo
6 de febrero, 2019
Comparte

Conocí a Hugo Acero en 1997 en Santiago de Chile en un curso de evaluación de proyectos de seguridad ciudadana, coordinado por CEPAL-ONU y Carabineros. Originario de Colombia, él asistió siendo miembro del gobierno de Antanas Mockus, quien atravesaba su primera gestión como alcalde de Bogotá. Cuando Hugo comenzó a platicarnos por ejemplo de la decisión de sacar mimos a la calle, primero pensé que se trataba de una broma. Pronto entendería que se trataba en realidad de un componente de una de las más fascinantes experiencias de pedagogía social a favor de la cultura ciudadana.

Desde entonces a la fecha el doctor Acero ha transitado por una trayectoria que lo ha colocado como una de las referencias más especializadas, experimentadas y exitosas en seguridad ciudadana en América Latina. Además de haber trabado una cercana amistad con él, en estas dos décadas hemos coincidido en incontables diálogos, foros y proyectos.

Suelo hacer rondas de consultas sobre temas específicos entre un grupo de 5 a diez consultores y consultoras que, tal como hacemos Hugo Acero y yo, acompañan a gobiernos por toda la región en esfuerzos de mejora de las políticas e instituciones responsables de la seguridad.

Entrevisté a este colega colombiano el pasado 20 de enero y me ha compartido lo que identifica como los ejes indispensables para construir la seguridad ciudadana. Es la síntesis de alguien que ha contribuido a reformas exitosas y prometedoras en decenas de ciudades, incluyendo el ejemplo bogotano de finales de los noventa y principios de siglo que tanto ha enseñado a la región, y que incluye la mejora pronunciada de la convivencia y la reducción de la violencia, la delincuencia y la accidentalidad (por cierto, fluyen desde allá nuevamente evidencias de mejora sostenida que iré a conocer directamente en el territorio).

Aquí las lecciones aprendidas que Acero compartió conmigo:

  • “Liderazgo y decisión politica de quien gobierna para atender el tema en los niveles municipal, estatal y nacional.
  • Trabajo en equipo permanente con las instituciones de seguridad, justicia y de desarrollo social para enfrentar los problemas de violencia, delincuencia y de convivencia. En este equipo de trabajo se pueden involucrar organizaciones de la sociedad civil para contribuir con su trabajo. Las reuniones deben realizarse, por lo menos, una vez al mes y de manera extraordinaria cuando las circunstancias de inseguridad así lo requieran.
  • Información confiable para que entre todas las instituciones involucradas (como una junta médica) se pueda elaborar y compartir un diagnóstico de violencia, delincuencia y de problemas que afectan la convivencia ciudadana.
  • Con base en ese diagnóstico hay que elaborar, también de manera conjunta, un plan o una serie de acciones a ejecutar, las cuales deben tener claro que se va hacer, cuándo se van a ejecutar y cuáles serán los logros a alcanzar. Para esto hay que contar idealmente con los recursos necesarios –aunque muchas veces hay que trabajar con lo que hay.
  • Diseñar un plan integral que vaya de la prevención a la represión del delito (como decimos en Colombia ‘zanahoria y garrote’).
  • Las reuniones periódicas del equipo de trabajo, liderado por el gobernante, permiten hacer evaluación, seguimiento y ajustar las acciones propuestas a medida que se ejecutan.
  • Desde el primer momento en que se inicia el trabajo en equipo hay que rendir cuentas publicas y hay que hacerlo de manera periódica. Esto permite, ademas de ganar credibilidad entre los ciudadanos, que la sociedad realice un control social sobre lo que se hace, sobre las instituciones que tienen las responsabilidades en materia de seguridad y justicia y sobre los resultados”.

Así remata la lista: “Donde hemos tenido resultados es porque se ha trabajado de esta manera”. Parecen sencillos y hasta obvios algunos de los componentes. Lamento decirles que es muy poco común encontrar esta manera de hacer las cosas. En mi experiencia, pocas cosas empujan tanto el aprendizaje como el análisis internacional comparado. Cada quien decida si quiere hacer suyo este aprendizaje.

 

@ErnestoLPV

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.