Sin pandemia y con pandemia, ¡mismos homicidios! - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ruta Crítica
Por Ernesto López Portillo
Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana. Fundó y dirigi... Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana. Fundó y dirigió el Instituto para la Seguridad y la Democracia -Insyde- (2003-2016). Ashoka Fellow.+Derechos+Seguridad+Derechos. (Leer más)
Sin pandemia y con pandemia, ¡mismos homicidios!
Si hubo una reducción significativa de oportunidades para la violencia homicida, cómo es posible que se haya mantenido igual.
Por Ernesto López Portillo
28 de julio, 2021
Comparte

El INEGI acaba de informar que, según los datos preliminares, la tasa de homicidios en México en 2020 fue idéntica a la de 2019. La noticia confirma algo que tal vez la gran mayoría no esperaba: la proporción fue la misma antes y durante la pandemia. Cómo es eso posible, si en el 2020 hubo una reducción masiva de movilidad y contacto social, podría pensar cualquiera. Si hubo una reducción significativa de oportunidades para la violencia homicida, cómo es posible que se haya mantenido igual, sería el cuestionamiento inmediato acertado.

Vamos a lo básico. Tenemos un problema mayúsculo en cuanto a las políticas públicas relacionadas con las violencias: en general, no sabemos para qué sirven. Esta discusión suele estar muy lejos de la comprensión colectiva. Por increíble que parezca, diario los gobiernos hacen muchísimas cosas que se supone están diseñadas para reducir las violencias, pero prácticamente en ningún lado se ha construido la conversación que pase todo eso que se hace por el filtro de la evaluación.

Quienes han dedicado su vida a operar la función de la seguridad pública y a estudiarla lo saben bien. Es como “el elefante en la sala” que la inmensa mayoría de esos gobiernos hacen todo lo posible por esconder. Y parece teoría, pero solo porque no hemos sabido construir el mensaje adecuado para que la gente se dé cuenta de la estafa que son casi siempre las políticas de seguridad.

Mirando esto de manera práctica, podemos decirlo de esta manera: si en un barrio los homicidios bajan, suben o permanecen igual, puede haber o no una explicación científica al respecto por parte de las autoridades. Aplica exactamente igual a cualquier escala, incluso para el país entero.

La realidad es que está generalmente roto por todo el país el puente entre las políticas de seguridad y los métodos que la ciencia ha construido para comprobar qué funciona y qué no para reducir las violencias.

Los gobiernos municipales, estatales y federal (salvo excepciones) lo saben y lo usan en su beneficio. Y es que si nadie pregunta dónde está la comprobación válida de la funcionalidad de una política de seguridad, pues igualmente nadie la tiene que ofrecer.

¿Hay métodos para reducir la violencia homicida? Aquí hay un ejemplo que ofrece ruta y método basado en tres ejes: soporte en evidencia, enfocada en los resultados y participación ciudadana en políticas que valoran la vida.

Por ahora, luego de la noticia del INEGI, nos quedaremos con lo mismo de siempre: discursos políticos basados en supuestos a modo y no explicaciones fundadas en relaciones causales comprobadas.

La conversación seguirá siendo la conocida. Si los homicidios bajaron entre 2019 y 2020 por ejemplo en Aguascalientes, Colima o Estado de México, o subieron en Baja California, Chihuahua y Nuevo León, desde esta perspectiva dará lo mismo dado que ni unos ni otros ofrecerán una interpretación científica de por qué.

Se quedará entonces el asunto en la dimensión política, poniéndose la medalla los gobiernos ahí donde haya estabilidad o disminución, sin tener que explicar en realidad nada.

¿Por qué hubo los mismos homicidios sin pandemia y con pandemia? Una lectura profunda podría transformar radicalmente las políticas de seguridad en muchas partes, al menos con respecto a la protección de la vida.

Desafortunadamente, la explicación fundada deberá esperar a otros tiempos, si acaso.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.