La acción ciudadana como actor clave para la seguridad - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Seguridad 180°
Por Insyde
El Instituto para la Seguridad y la Democracia (Insyde) es una organización con una década de t... El Instituto para la Seguridad y la Democracia (Insyde) es una organización con una década de trabajo en el diseño de soluciones para ejercer a plenitud el derecho humano a la seguridad. Buscamos el cambio de paradigma de seguridad pública a una seguridad ciudadana con el involucramiento de instituciones, organizaciones y sociedad. Reforma policial democrática, migración y derechos humanos, violencia y medios de comunicación, nuestros temas. (Leer más)
La acción ciudadana como actor clave para la seguridad
La percepción y el imaginario construido alrededor de la seguridad parecieran limitar la participación y considerar la denuncia como único mecanismo ciudadano que abona a la seguridad. Sin embargo, la población pocas veces asume que en si misma, las personas, los vecinos, quienes salen a la calle con luz de día y quienes cambian sus actividades por miedo a la inseguridad, pueden generar estrategias ciudadanas que permitan su participación activa.
Por Insyde
21 de abril, 2014
Comparte

Por: Ginna Alexandra Zabre Santamaría

La inseguridad tiene efectos directos en cada persona. Algunas expresiones y acciones derivadas de ella son el cambio de horarios para realizar actividades o relacionar la vida diaria con la inseguridad –“cambiaré de ruta porque dicen que en ese cruce asaltan”–; las frases son diversas y muchos ciudadanos y ciudadanas recurren a ellas cotidianamente.

La inseguridad y la percepción ciudadana ante las violencias y los delitos se expresa, entre otras facetas, en la falta de participación en la prevención de la seguridad. La desconfianza de la población en las policías o instituciones de seguridad es una constante en México, tal como lo revela la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (2013) , en la que el 53.9% de la ciudadanía expresa que la Secretaría de Marina es muy efectiva, mientras que el 15.3% manifiesta que la Policía Preventiva Municipal es nada efectiva. Los números muestran que las instituciones federales de seguridad son menos desacreditadas por la ciudadanía.

Siguiendo esta línea, existe la necesidad ciudadana de responsabilizar a diferentes actores por la inseguridad: “La policía no hace bien su trabajo”, “pago impuestos para estar seguro (a)”. Las afirmaciones anteriores son mencionadas constantemente en diferentes comunidades del país, las cuales parecen encontrarse en una espiral en donde “el otro”, autoridad, policía, gobernante, es el responsable de prevenir las violencias y la delincuencia. Si bien su rol es fundamental para generar condiciones de seguridad, es una situación que se comparte con la ciudadanía, que se debe aprender y asumir. Por lo tanto, ¿qué hacen los ciudadanos para prevenir la inseguridad? Es una pregunta que remite a respuestas inmediatas: votar, no salir a la calle, incrementar las rutinas de seguridad, pero eso limita la responsabilidad “real” que tiene la ciudadanía: participación activa.

La ciudadanía es coproductora de la seguridad, la población debe considerarse agente activo ante la inseguridad, esto es, ir más allá de llevar a cabo denuncias, ya que la población y las instituciones deben considerar que la participación abona a las labores de seguridad y puede retroalimentar las políticas públicas en la materia. Lo anterior permite no sólo que las personas tengan un rol activo en el diseño, implementación y seguimiento de políticas públicas de seguridad sino que las instituciones comprendan que la participación genera espacios de diálogo y promueve la modernización de las instituciones, sobre todo a nivel municipal.

Aunque resulte irónico considerando la falta de confianza en las instituciones de seguridad, donde se requiere mayor acercamiento ciudadano para la prevención de la seguridad es la policía municipal. Es la más cercana a los problemas de inseguridad que viven las comunidades y en su caso de algunas dependencias, cuenta con programas específicos que permiten la participación ciudadana al tomar en consideración las violencias y delitos de la zona de actuación. En investigaciones de campo en comunidades con altos índices de inseguridad y como reflexión ciudadana es importante hacer las siguientes preguntas: ¿Conoces los programas de seguridad de tu comunidad? ¿Participas en ellos? Son cuestiones que quizá los ciudadanos respondan con poco entusiasmo o consideren como temas que corresponden solamente a las instituciones de seguridad, sin embargo, la seguridad es una responsabilidad compartida en donde la ciudadanía tiene un rol fundamental. La percepción y el imaginario construido alrededor de la seguridad parecieran limitar la participación y considerar la denuncia como único mecanismo ciudadano que abona a la seguridad. Sin embargo, la población pocas veces asume que en si misma, las personas, los vecinos, quienes salen a la calle con luz de día y quienes cambian sus actividades por miedo a la inseguridad, pueden generar estrategias ciudadanas que permitan su participación activa.

La promoción de la participación comunitaria en materia de seguridad es una necesidad, la misma permite establecer canales de comunicación que favorecen la calidad de vida desde el barrio, la calle. Desde la antropología y diversos estudios que promueven la prevención del delito en barrios, se recomienda comenzar considerando información básica que favorece la comunicación vecinal, esto es, conocer el nombre, ocupación o las formas de contactar a los vecinos; se debe comenzar por conocer a las personas de “la cuadra”, de tal manera que los vecinos del barrio o de la calle tengan reuniones constantes para sentar las bases comunitarias que fomenten la confianza y así identificar problemas específicos de seguridad. La participación vecinal debe proponer acciones ordenadas ante los problemas y considerar el apoyo de la policía preventiva, del barrio o de la zona, como aliado ante la inseguridad. La participación de la población en la seguridad es fundamental, ya que es la que vive de manera directa los problemas y las propuestas comunitarias son una forma eficaz de establecer comunicación vecinal y con la policía preventiva municipal o delegacional para mejorar las condiciones de la zona.

La inseguridad trae consigo percepciones ciudadanas que consideran a las instituciones encargadas de la seguridad pública como poco efectivas y la ciudadanía asume como algo normal, necesario, el cambio en sus actividades cotidianas y a la denuncia como la única forma de participación; sin embargo, la ciudadanía tiene un espectro más amplio de participación para tener un espacio activo ante la inseguridad. La prevención de las violencias y los delitos es una responsabilidad compartida, que incluye a instituciones de seguridad, de procuración de justicia y ciudadanía. La participación para la seguridad puede comenzar con acciones comunitarias en la calle, en “la cuadra”, con los vecinos cercanos. Se debe fomentar el arraigo al barrio, las relaciones sociales con vecinos para identificar y generar estrategias que se puedan trabajar en conjunto con la policía. Los resultados también son compartidos y deben considerarse a mediano plazo, así que es momento de reflexionar y comenzar a organizarse para mejorar el entorno cercano.

 

* Ginna Alexandra Zabre Santamaría es investigadora de la Dirección de Investigación Aplicada en Policía, Seguridad y Justicia Penal (DIAP) de Insyde. [email protected]

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.