close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Seguridad 180°
Por Insyde
El Instituto para la Seguridad y la Democracia (Insyde) es una organización con una década de t... El Instituto para la Seguridad y la Democracia (Insyde) es una organización con una década de trabajo en el diseño de soluciones para ejercer a plenitud el derecho humano a la seguridad. Buscamos el cambio de paradigma de seguridad pública a una seguridad ciudadana con el involucramiento de instituciones, organizaciones y sociedad. Reforma policial democrática, migración y derechos humanos, violencia y medios de comunicación, nuestros temas. (Leer más)
Lo que faltó decir de la gestión migratoria
Si el gobierno quiere que los objetivos establecidos en el Programa Especial de Migración sean cumplidos cabalmente, el Instituto Nacional de Migración debe reconocer las violaciones a derechos humanos que son cometidas cada día de forma estructural.
Por Insyde
7 de marzo, 2016
Comparte

La Auditoria de Desempeño 14-0-04K00-7-07-060 presenta la evaluación de los resultados obtenidos por el Instituto Nacional de Migración (INM) en 2014 respecto a sus labores con flujos migratorios regulares y flujos migratorios irregulares, la cual fue concluida y emitida el 25 de septiembre de 2015 por la Auditoria Superior de la Federación. Si bien dicho documento no es exhaustivo, aborda tres temas transversales: control interno, Sistema de Evaluación de Desempeño y la rendición de cuentas. En términos generales, señala lo que organizaciones de la sociedad civil que trabajan a favor de los derechos de las personas migrantes llevamos años denunciando: la debilidad en la gestión migratoria del INM.

Entre los hallazgos de la Auditoría destaca, por un lado, la inconsistencia en sus registros:

De los 167 puntos de internación al país, el INM no acreditó el control y registro de extranjeros en 25 de ellos, y en los registros consolidados de las visitas de verificación migratoria realizadas y programadas y su base de datos, hay una diferencia de 33.6 % (32,414) de extranjeros detenidos, además de que se desconoce si 57.3 % de los extranjeros que registraron entradas al territorio nacional, lo abandonaron de acuerdo a la condición de su estancia en el país. Por otro lado, el 25.7 % de los 432,150 trámites realizados el INM excedió el tiempo de resolución.

La falta de acceso a la información es otra constante, ya que el INM no presentó el total de quejas presentadas ante su Órgano Interno de Control (sólo presentó aquellas que fueron concluidas), y se desconoce si entregó el total de las quejas que iniciaron ante la CNDH en su contra durante el 2014. Algunas de sus delegaciones regionales, además, declararon carecer de información sobre el número de revisiones migratorias realizadas (Veracruz y Tabasco):

De las 35 estaciones migratorias, cuatro no pueden proporcionar información sobre los servicios que proporcionan a extranjeros y de 16 de ellas no puede constatar la información. Cabe señalar que entre estas 16 estaciones se encuentran las estaciones migratorias de Tabasco, Veracruz y Chiapas, donde se realizan el mayor número de detenciones.

El tema de la detención migratoria es sin duda el más preocupante ya que sólo cuatro estaciones contaron con todos los servicios que establece la Ley de Migración (Iztapalapa, Chetumal, Hermosillo y Mérida); de 19 estaciones provisionales tipo A (estancia máxima de 48 horas) sólo cinco proporcionaron información y el INM no proporcionó información de ninguna de sus 23 estancias tipo B (estancia máxima de siete días). Aunque el INM no aplica una encuesta de satisfacción para las personas detenidas en sus estaciones migratorias y provisionales (sólo la aplica a usuarios de trámites administrativos) el Observatorio de Migración halló que el 73 % de los extranjeros privados de su libertad (103 de 141 personas entrevistadas por Insyde en la estación migratoria Iztapalapa en 2014) consideró haber sido agredido física, psicológica o verbalmente mientras estuvo bajo custodia del INM; además, se constató la carencia de protocolos de actuación pese a que el Programa Especial de Migración (PEM 2014-2018) establece “líneas de acción relativas a contar con protocolos de actuación, relativos a promover y facilitar la obtención de documentos migratorios, así como reducir la discrecionalidad y promover el respeto y la seguridad de las personas migrantes”.

Las recomendaciones de la ASF son limitadas, aunque reconoce que las deficiencias identificadas ponen en situación de vulnerabilidad a los extranjeros, independientemente de su situación migratoria, no ahonda en los problemas del INM.

En 2013, Insyde publicó su Diagnóstico del INM, en el que se plantearon 60 recomendaciones puntuales a la Institución encargada de la gestión migratoria en México con la finalidad de promover su fortalecimiento institucional, la transparencia y la rendición de cuentas, a lo cual la entrante administración argumentó que se trataba de una evaluación de la anterior administración y, por lo tanto, no prosperó el diálogo sobre los hallazgos.

Sin embargo, la auditoría realizada por la ASF corrobora que en la administración actual continúan los problemas entonces identificados:

Mecanismos internos y externos de rendición de cuentas del INM débiles que permiten que agentes y funcionarios actúen con un gran nivel de discrecionalidad; la falta de controles externos para evitar los abusos de poder e incidir en el mejoramiento y fortalecimiento de la institución; que la política de transparencia del INM es una política de opacidad y de reserva de información, y de la ausencia de protocolos de actuación, siendo la más grave ausencia un protocolo de uso de la fuerza (el cual no es mencionado por la ASF) y, finalmente, el carácter carcelario de sus centros de detención que no tienen la capacidad para contener a la cantidad de personas que está siendo detenida masivamente.

El repentino incremento de la población detenida afecta las condiciones de higiene en las instalaciones y provoca constante hacinamiento, lo que no garantiza la seguridad y el acceso a servicios de los extranjeros privados de su libertad, y que, a su vez, deja en situación de vulnerabilidad a los agentes del INM que no cuentan con las condiciones necesarias para brindar una atención oportuna y eficaz.

Hay, sin duda, una recomendación que la ASF omitió: Si el gobierno quiere que los objetivos establecidos en el PEM sean cumplidos cabalmente, el INM debe reconocer las violaciones a derechos humanos que son cometidas cada día de forma estructural y dar paso al fortalecimiento institucional con participación de la sociedad civil en un marco de transparencia y rendición de cuentas.

 

* Dirección de Migración y Derechos Humanos (@DMDH_Insyde@InsydeMx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.