Construyendo comunidades pacíficas en Ciudad de México - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Seguridad, justicia y paz
Por MUCD
Somos una organización que trabaja por construir un México más seguro, más justo y en paz. Pa... Somos una organización que trabaja por construir un México más seguro, más justo y en paz. Para lograrlo, participamos en proyectos orientados a fortalecer el Estado de derecho, defender los derechos humanos y formar capital social. En este espacio analizaremos temas importantes para nosotros y compartiremos contigo lo que hacemos mejor: auditar a la autoridad, formar ciudadanía, analizar políticas públicas, incidir en el debate nacional y litigar casos estratégicos para acelerar el cambio social. (Leer más)
Construyendo comunidades pacíficas en Ciudad de México
Gracias a la implementación de proyectos como Tejiendo nuestro barrio, una comunidad tradicionalmente fragmentada puede mejorar su convivencia e incrementar su participación en dinámicas de integración vecinal.
Por Alejandro Rivera Soto y Luis Miguel Encastin Santos
7 de octubre, 2021
Comparte

El Centro Histórico de Ciudad de México es una zona densamente poblada y transitada en la que persiste una alta conflictividad social. Entre otras causas, esta conflictividad se deriva de la mala convivencia entre los habitantes de la zona, lo que potencia factores precursores de violencia en un territorio donde, de por sí, ya hay inseguridad y descomposición del tejido social. Paradójicamente es en estos territorios complejos donde, si se trabaja en el mejoramiento de las relaciones vecinales, mejor se puede construir paz. Al menos esa es la lección que nos deja la experiencia de trabajo comunitario que, gracias al proyecto Tejiendo nuestro barrio, logramos establecer junto con la Autoridad del Centro Histórico.

Tejiendo nuestro barrio tiene como objetivo principal crear redes vecinales de protección y seguridad que contribuyan al mejoramiento de la convivencia vecinal en los diez puntos con mayor conflictividad social de los polígonos “Santa María la Redonda-La Guerrero” y “Centro-Morelos”, en la alcaldía Cuauhtémoc. Como ya señalamos en entregas anteriores de este mismo blog, en la zona existen puntos de alta concentración de delitos como homicidio doloso y feminicidio, secuestro, extorsión, agresiones sexuales, robo y violencia familiar. Sin embargo, es importante resaltar que, para contrarrestar estos fenómenos, en este espacio se ha impulsado también la creación de redes de protección y seguridad, que, a cinco meses de su implementación, han empezado a rendir frutos.

Algunos de estos resultados positivos son la integración de las y los vecinos en actividades comunitarias; la realización de encuentros entre personas e instituciones locales en el marco de las ferias vecinales por la paz; y la existencia misma de cinco de estas ferias, que se llevan a cabo en distintos espacios públicos o al interior de los predios, como recientemente ocurrió en el callejón de Riva Palacio. La importancia de estos espacios radica en que posibilitan la implementación de un modelo de intervención social cuyo objetivo es convertir a las y los vecinos en copartícipes de la creación de entornos pacíficos y mejorar la proximidad de la autoridad con las y los habitantes de la zona.

Como parte de este proyecto, quienes participamos en él hemos realizado también diversas visitas guiadas a los museos y espacios culturales de la zona a donde llevamos a niños, niñas, adolescentes y adultos buscando que los reconozcan como parte de su patrimonio cultural y como espacios seguros. Esto lo hicimos, por ejemplo, con las y los habitantes del predio de República de Chile 49, a quienes convocamos primero a participar en una feria vecinal por la paz y, posteriormente, llevamos a visitar el Museo Franz Mayer. Como parte de esta experiencia, surgieron algunas reacciones positivas de las que resaltamos algunos ejemplos:

Flor es vecina del predio de República de Chile y una de las participantes de los eventos de cohesión comunitaria y visitas guiadas que organiza Tejiendo nuestro barrio. Un día, después de concluir la visita nos dijo: “estas acciones son muy importantes para sacar a los niños de su contexto (de precariedad y vulnerabilidad), y para que los vecinos convivan y aprendan a respetarse”.

En el mismo tenor, Consuelo, una vecina del Tercer Callejón de San Juan de Dios, nos dijo “es muy importante realizar estas actividades porque así conocemos a las autoridades, vemos los museos, y logramos que más personas se concienticen y tomen acciones para tener una colonia más bonita”.

Parece poco, pero estos testimonios gritan en el silencio pues hay en ambos polígonos necesidad de todo. Además, la recuperación de estas voces comunitarias nos ha permitido evaluar la pertinencia de este proyecto a partir de las necesidades y el sentir de las y los habitantes de la zona.

Tal y como señalamos en Tejiendo nuestro barrio: una respuesta local a la conflictividad social, en MUCD reconocemos que, gracias a la implementación de proyectos como estos, una comunidad tradicionalmente fragmentada puede mejorar su convivencia e incrementar su participación en dinámicas de integración vecinal. Y aunque somos conscientes de que la reconstrucción del tejido social requiere de procesos de empoderamiento comunitario mucho más complejos, sabemos que para empezar a construir comunidades más seguras, más justas y en paz se requiere de pequeños grandes esfuerzos como este.

* Alejandro Rivera Soto y Luis Miguel Encastin Santos son animadores socioculturales en México Unido Contra la Delincuencia (@MUCD).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.