¿Por qué las personas víctimas no denuncian ante la autoridad? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Seguridad, justicia y paz
Por MUCD
Somos una organización que trabaja por construir un México más seguro, más justo y en paz. Pa... Somos una organización que trabaja por construir un México más seguro, más justo y en paz. Para lograrlo, participamos en proyectos orientados a fortalecer el Estado de derecho, defender los derechos humanos y formar capital social. En este espacio analizaremos temas importantes para nosotros y compartiremos contigo lo que hacemos mejor: auditar a la autoridad, formar ciudadanía, analizar políticas públicas, incidir en el debate nacional y litigar casos estratégicos para acelerar el cambio social. (Leer más)
¿Por qué las personas víctimas no denuncian ante la autoridad?
a magnitud del fenómeno delictivo no se traduce en un mayor número de denuncias ante la autoridad sino en el cambio de hábitos de las víctimas, quienes antes de confiar en la justicia optan por dejar de portar cosas de valor (59%), salir de noche (51.6%) o no permitir que los menores salgan a la calle (48.3%).
Por Alejandra Gasca
26 de mayo, 2021
Comparte

En México alrededor de 22.3 millones de personas son víctimas de algún delito cada año 1 y 7 de cada 10 personas tienen la percepción de que vivir en su ciudad es inseguro. Sin embargo, la magnitud del fenómeno delictivo no se traduce en un mayor número de denuncias ante la autoridad, sino en el cambio de hábitos de las víctimas, quienes antes de confiar en la justicia optan por dejar de portar cosas de valor (59%), dejar de salir de noche (51.6%) o no permitir que los menores salgan a la calle (48.3%) 2. Ante este panorama, vale la pena preguntarse ¿por qué la denuncia del delito no es una opción válida e inmediata para las personas que lo sufren?

El juicio de valor con el que generalmente se responde a esta pregunta afirma que no acudir a denunciar un delito es síntoma y consecuencia del desinterés de las personas. Pero no es así. La realidad es mucho más compleja y el desinterés o la apatía no es la condición principal por la que 9 de cada 10 delitos que se cometen no se denuncian 3. ¿Qué sí lo explica entonces? En la mayoría de los casos, causas atribuibles a las mismas instituciones encargadas de procurar justicia. A continuación, presentamos un breve análisis de algunas de ellas:

Pérdida de tiempo: 4 según datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), 4 de cada 10 personas no acuden a denunciar porque consideran que es una pérdida de tiempo. Y es que, 6 de cada 10 personas que denunciaron ante el ministerio público invirtieron más de tres horas para iniciar una carpeta de investigación 5, y en la mayoría de los casos, el tiempo de espera para recibir la atención superó el tiempo efectivo de la misma. Esta situación empeora cuando las víctimas deciden acudir a denunciar en horarios nocturnos o cerca del cambio de turno pues se les hace esperar por más de 7 horas, o bien, las personas servidoras públicas les niegan el servicio o solicitan a las víctimas regresar en otro momento. Quizás por eso no resulta sorprendente que, en 2019, solo 3 de cada 10 personas que acudieron a realizar trámites ante el ministerio público se sintieron “muy satisfechas” o “satisfechas” con el tiempo que destinaron a dicha actividad 6.

Desconfianza en la autoridad: de acuerdo a la misma encuesta, 2 de cada 10 personas no acuden a denunciar porque desconfían de la autoridad 7. Cuando una persona acude a presentar una denuncia y recibe un mal trato, es víctima de algún acto de corrupción o identifica alguna irregularidad por parte de las personas servidoras públicas, se genera desconfianza e inhibición de la denuncia, además de impunidad. Aunado a ello, solo 6 de cada 10 personas identifican al ministerio público como una autoridad que les inspira “mucha” o “algo de confianza” mientras 7 de cada 10 lo considera como “corrupto” 8. El resultado de estas experiencias –que moldean percepciones- es que las personas no quieran acercarse a denunciar ante una autoridad percibida como abusiva y corrupta.

Trámites largos y difíciles. El INEGI también reporta que 1 de cada 10 personas no acude a presentar una denuncia porque considera que los trámites son largos y difíciles 9. Uno de los factores detrás de esta crítica tiene que ver con la falta de certeza sobre el tiempo que habrá que invertir al seguimiento de la carpeta de investigación, una vez que la persona víctima acudió a denunciar. Un segundo factor es la casi nula información proporcionada por el personal del ministerio público a las personas víctimas del delito sobre sus propios derechos durante el inicio de la carpeta de investigación, así como del seguimiento que se le debe dar el proceso, además de la baja probabilidad de que la carpeta de investigación se judicialice.

Y es que el grado de efectividad de las autoridades para sancionar el delito es un incentivo negativo para denunciar, pues del total de carpetas de investigación iniciadas por el ministerio público, en 4 de cada 10 casos no pasó nada o no se continuó con la investigación, 3 de cada 10 permanecen un largo tiempo en trámite y, en una proporción más reducida, la víctima recuperó sus bienes, hubo reparación del daño, se puso a la persona responsable a disposición de un juez o la víctima otorgó el perdón 10.

En este sentido vale la pena preguntarse cuáles son las medidas que deben adoptar las instituciones de procuración de justicia para que los servicios que se proporcionen a las víctimas del delito sean eficientes, transparentes, justos y eficaces al momento de iniciar la denuncia. Desde MUCD proponemos las siguientes:

  1. Invertir en las personas. Revertir la desconfianza, mejorar los tiempos de atención y mejorar la efectividad de las investigaciones es necesario para incentivar la denuncia. Contar con un servicio público eficiente, suficiente y competente, conformado por profesionales que proporcionen un servicio imparcial y recaben los datos necesarios para iniciar una investigación resulta urgente.
  2. Servicio al usuario. Hacer efectivos los derechos de las personas víctimas del delito desde el inicio de la carpeta de investigación es también una condición necesaria para fomentar la denuncia. Garantizar un buen servicio a las y los usuarios del sistema de justicia es esencia, particularmente cuando se trata de aplicar las medidas de protección idóneas, inmediatas y oportunas para las víctimas y de proporcionar atención médica y psicológica inmediata a quien así lo requiera.
  3. Acompañamiento. Es necesario que la autoridad proporcione orientación, acompañamiento y asesoría jurídica profesional e inmediata a la persona víctimas, y que lo haga en un lenguaje claro y sencillo, informando las opciones a las que tiene derecho la persona como víctima.
  4. Sin corrupción. Es posible revertir la imagen de autoridad corrupta que impide a las personas acudir en su ayuda al momento de ser víctimas del delito, pero hacerlo pasa por hacer efectiva la supervisión y vinculación de las áreas operativas con los órganos internos de control e identificar los momentos más probables en que las personas servidoras públicas pueden cometer actos de corrupción con el objetivo de introducir controles para inhibirlos.

La adopción de estas medidas se verá reflejada en la mejora de la percepción de las instituciones de procuración de justicia, pero sobre todo en la calidad del servicio proporcionado a las personas víctimas del delito desde el primer contacto con la autoridad. En consecuencia, y a largo plazo, se verá reflejada una mejora en los niveles de confianza de las personas en la autoridad. Solo así podremos cambiar la estrategia de procuración de justicia y tener un México más seguro, justo y en paz.

*Alejandra Gasca es Directora de Observación de la Autoridad en @MUCD.

 

 

1 Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), 2020

2 Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), marzo 2021.

3 ENVIPE 2020

4 No en todos los casos en los que las personas víctimas del delito acudieron a presentar una denuncia, la autoridad inició una carpeta de investigación. Según la ENVIPE 2020, en 2019 se denunció el 11% de los delitos, pero solo se inició una carpeta de investigación en el 7.6% del total de delitos.

5 ENVIPE, 2020

6 Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG), 2019.

7 ENVIPE, 2020

8 Ítem

9 Ítem

10 ENVIPE, 2020.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.