Federalismo en la crisis
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Simetría: datos con rostro
Por Simetría, A. C.
Somos una organización de la sociedad civil, apartidista y sin fines de lucro, que busca contrib... Somos una organización de la sociedad civil, apartidista y sin fines de lucro, que busca contribuir a la construcción de un México más inclusivo y equitativo, con una ciudadanía crítica y participativa e instituciones sólidas, responsables y eficaces. (Leer más)
Federalismo en la crisis
Como país, debemos enfocarnos en salir de la fuerte crisis económica que se avecina y no perder el tiempo en peleas entre los gobernadores y el poder ejecutivo federal.
Por César Velázquez Guadarrama
17 de junio, 2020
Comparte

La pandemia del coronavirus ha hecho que salte a la palestra el federalismo y el pacto fiscal del país. Diversos gobiernos estatales, incluidos los de Puebla y Baja California de Morena, han diferido públicamente de las acciones y medidas del gobierno federal con respecto a cómo atacar la crisis de salud y económica. También hemos visto como los gobernadores de Jalisco, Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua y Coahuila han declarado públicamente la necesidad de revisar el pacto fiscal.

¿A qué debemos esta situación? En primer lugar, a que, aunque en teoría entes soberanos, las entidades federativas en México tienen muy poca independencia financiera y de toma de decisiones en asuntos relevantes, lo cual limita enormemente su capacidad para responder con políticas públicas propias a shocks como el que estamos viviendo. En tiempos de bonanza esta situación pasa desapercibida. Pero ante una crisis económica y social de gran magnitud y cuando la forma de resolver un problema público difiere enormemente, los gobernadores están buscando distinguirse al menos en el discurso del gobierno federal y sus acciones.

En segundo lugar, a que ante la inminente reducción en el monto de las transferencias a los estados y municipios y de una menor inversión pública federal, los gobiernos subnacionales están alzando la voz para posicionarse en la lucha geográfica por los escasos recursos públicos. Esta pelea puede ser todavía más fuerte en el siguiente año en el que se disputarán 15 gubernaturas, más de 20 Congresos locales y casi 2,000 presidencias municipales. 

El gobierno de López Obrador debe estar consciente que la caja de pandora se ha abierto y que, aunque lo desee o no, tendrá que atender este problema. Como país, debemos enfocarnos en salir de la fuerte crisis económica que se avecina y no perder el tiempo en peleas entre los gobernadores y el poder ejecutivo federal. 

¿Qué hacer? Antes que nada, es necesario que los diferentes niveles de gobierno trabajen conjuntamente en un plan financiero y administrativo que les permita a los estados y municipios sortear la reducción en sus ingresos de este año y del que sigue. Es casi un hecho que en este 2020 se utilizarán recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) pero también que los recursos del mismo no serán suficientes para paliar la caída de las transferencias. Los mismos Pre-criterios Generales de Política Económica 2021 de la SHCP estiman que el Ramo 28 por concepto de participaciones federales en 2020 presente una disminución de 76 mil millones de pesos con respecto a lo aprobado, mientras que el FEIEF contaba sólo con 63 mil millones de pesos al primer trimestre de 2020 1.

No se trata de rescatar a los estados y municipios, si no de asegurar que la afectación a las economías locales sea mínima y que los municipios puedan seguir cumpliendo con la prestación de los servicios públicos municipales esenciales para la población. No debemos olvidar que los municipios de alta y muy alta marginación dependen de manera casi total de las transferencias intergubernamentales. 

Otra medida que puede ayudar a mantener la calma y que también puede ayudar al crecimiento del país es modificar la forma en que se distribuye el Fondo General de Participaciones (FGP), principal componente del Ramo 28. Se supone que la fórmula de distribución presenta un carácter resarcitorio al buscar asignar los recursos de forma proporcional a como los estados participan en la economía del país y por tanto en la recaudación impositiva. Sin embargo, esto no es así pues por errores matemáticos en la fórmula, resulta que los recursos que recibe cada entidad federativa están altamente correlacionados con la población y en menor medida con el PIB estatal o su crecimiento.

La propuesta sería que, manteniendo fijos los montos actuales que recibe cada estado, los incrementos nominales posteriores respondan realmente al PIB de cada entidad y a su crecimiento. Esta propuesta tiene la virtud de no reducir drásticamente las participaciones a ninguna entidad, por lo que podría tener viabilidad política y de incentivar a los gobiernos estatales a buscar políticas públicas que incidan en un mayor crecimiento económico.  

Pasada la crisis y en un momento de mayor calma, habrá que debatir no sólo como distribuir las transferencias intergubernamentales, sino todo el arreglo institucional que rige las responsabilidades impositivas y de gasto de cada nivel de gobierno. Es claro que el diseño actual del federalismo en México no funciona adecuadamente, pero también lo es que la solución no es regresar al centralismo del siglo pasado. 

* César Velázquez Guadarrama es académico de la Universidad Iberoamericana. Es Doctor en Políticas Públicas por The University of Chicago, con Maestría en Economía por El Colegio de México. Es especialista en finanzas públicas estatales y municipales, Economía Política, y evaluación de programas sociales. Cuenta con varias publicaciones tanto académicas como de divulgación. Ha colaborado para el Banco Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en su capítulo para México (PNUD), el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y para el Estado de Guanajuato.

 

1 Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.