Municipios: víctimas invisibles del coronavirus - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Simetría: datos con rostro
Por Simetría, A. C.
Somos una organización de la sociedad civil, apartidista y sin fines de lucro, que busca contrib... Somos una organización de la sociedad civil, apartidista y sin fines de lucro, que busca contribuir a la construcción de un México más inclusivo y equitativo, con una ciudadanía crítica y participativa e instituciones sólidas, responsables y eficaces. (Leer más)
Municipios: víctimas invisibles del coronavirus
La crisis sanitaria está afectando a los municipios no sólo por la caída de sus ingresos propios, como consecuencia de una menor actividad económica, sino también por la disminución de las transferencias intergubernamentales que reciben, las cuales han descendido a raíz de los menores ingresos fiscales de la federación.
Por César Velázquez Guadarrama
10 de septiembre, 2020
Comparte

En esta pandemia mucho se ha hablado de la crisis económica y de su efecto en las finanzas públicas del gobierno central y de las entidades federativas, pero poco se ha escuchado sobre su efecto en las arcas municipales.

La crisis sanitaria está afectando a los municipios no sólo por la caída de sus ingresos propios, como consecuencia de una menor actividad económica, sino también (y sobre todo) por la disminución de las transferencias intergubernamentales que reciben, las cuales han descendido a raíz de los menores ingresos fiscales de la federación.i Para 2021, seguramente las transferencias serán menores con relación a los años previos a la crisis ocasionada por el COVID-19.

El descenso en las transferencias cobra gran importancia pues éstas son la fuente principal de los ingresos municipales. Las transferencias, la suma de las participaciones y de las aportaciones, representaron en promedio, en 2017, 89% de los ingresos totales de los gobiernos locales. Los impuestos, segunda fuente de sus ingresos, sólo significaron, en promedio para este mismo año, 4% de los mismos.

Además, la afectación no es homogénea, pues los municipios con un más alto grado de marginación dependen en mayor medida de las transferencias que los municipios de mayor desarrollo. En la gráfica siguiente se puede observar cómo, para los municipios de muy alta y alta marginación, las transferencias representaron 98 y 95% de los ingresos totales respectivamente, en 2017.

Sin recursos, muchos municipios no podrán cumplir con su obligación de proveer los servicios públicos básicos para la población, como la dotación de agua potable, el alumbrado, la recolección y tratamiento de la basura y la seguridad pública. El tener acceso o no a estos servicios públicos no es inocuo. Por ejemplo, la falta de agua potable al estar asociada a mayores enfermedades gastro intestinales y, por tanto, a un mayor ausentismo escolar y laboral, afecta el desarrollo y el bienestar económico a largo plazo. Además de que en estos momentos inhibe el lavado frecuente de manos, tan importante para reducir los contagios de COVID-19.

Por otro lado, si bien el impuesto predial es una fuente de recursos muy estable, no puede convertirse en sustituto de la pérdida de recursos por las menores transferencias. En estos momentos no es oportuno subir la tasa impositiva y más aún, es probable que muchos hogares dejen de pagar el impuesto ante la pérdida del empleo o la baja de los ingresos familiares.

No hay una solución obvia o sencilla, tampoco que -ante la adversidad- los gobiernos municipales deberán ser más honestos y eficientes. Sin emebargo, el tamaño de la crisis requiere de medidas extraordinarias. Al tener mayores instrumentos de política pública a su alcance, el gobierno federal no debe dejar solos a los municipios. Dos posibles opciones son allegar recursos a los municipios a través de la banca de desarrollo y crear programas federales que los apoyen con recursos extraordinarios para la provisión de los servicios públicos básicos. Respaldar a los municipios podría servir, además, como un detonante para la reactivación de la economía.

En el mediano y largo plazo será muy importante repensar todo el diseño del impuesto predial como fuente importante de los recursos municipales. En el corto plazo, no obstante, será necesario idear una estrategia que ayude a los municipios a sortear la crisis que están viviendo y la que se avecina para los siguientes años. Aquí se trata de asegurar que los municipios cumplan con las obligaciones que les marca la constitución; muchas de estas obligaciones, como ya se mencionó, son vitales para el desarrollo del país y el bienestar social y para mitigar la crisis económica y de salud que vive el país en este momento. El costo de no hacerlo lo pagarán los ciudadanos, y lo pagarán más caro aquellos que habitan en los municipios más marginados.

@simetriamx

 

 

i Los municipios, al igual que las entidades federativas, obtienen ingresos de las Participaciones (Ramo 28) y de las Aportaciones (Ramo 33). Del Ramo 33 los municipios reciben recursos del Fondo de Aportaciones para Infraestructura Social (FAIS) y del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento Municipal (FORTAMUN). Los montos totales a distribuir tanto del Ramo 28 como de los dos fondos del Ramo 33 dependen en gran medida de la Recaudación Federal Participable (RFP), por lo que si ésta cae, los recursos a distribuir también.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.