Aquí entre nos, hablemos de corrupción - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Sin competitividad no hay paraíso
Por IMCO
Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y pro... Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y proponemos política pública basadas en evidencia. No tenemos partido ni fines de lucro. Síguenos en Twitter: @imcomx y en www.imco.org.mx (Leer más)
Aquí entre nos, hablemos de corrupción
En 2010, las familias mexicanas destinaron en promedio $14 mil pesos de su ingreso anual a realizar actos de corrupción, esto representa 14% de su ingreso promedio total Sin embargo, la situación es todavía peor para los hogares de menor ingreso, ya que éstos perdieron en promedio 33% de sus ingresos anuales. De acuerdo con diversos estudios, a nivel país, todos las pérdidas por la corrupción tienen un impacto sobre el PIB de alrededor de 9%, o sea, cerca de $1.5 billones de pesos.
Por IMCO
12 de octubre, 2015
Comparte

Por: Pedro Gerson (@ElPGerson) y César Sánchez (@CesarSGaona)

Hoy se lleva a cabo en el Hotel Hilton Reforma de la Ciudad de México la conferencia Hablemos de Corrupción. La premisa del evento es que México, como cualquier otra nación, no está destinado a ser un país corrupto. El objetivo es buscar las rutas de salida para que nuestro país transite de la aspiración a la realidad en temas de combate a la corrupción y fortalecimiento de la legalidad.

Cada panel reunirá a un grupo de expertos que estudian o viven el fenómeno de la corrupción día con día. El objetivo no es solo ayudar a discernir las causas y consecuencias de la corrupción, sino explorar soluciones y experiencias que han funcionado para así plasmarlas (o hacerlas permisibles) en la ley secundaria en materia de corrupción mexicana, la cual tiene que aprobarse a más tardar en mayo de 2016.

Sin embargo, un cambio más a la ley será insuficiente si no se logra concertar un esfuerzo entre ciudadanía y gobierno para verdaderamente transformar las prácticas dentro y alrededor de la administración pública. ¿Para qué sirven los esquemas de colaboración entre la Federación y los estados si un gobernador puede ser acusado de desviar recursos y no enfrentar a las autoridades como Humberto Moreira? ¿Para qué tener una Ley de Obra Pública si luego la construcción del Circuito Exterior Mexiquense puede aumentar el costo en más de 450% que el original sin que sea claro por qué, ni haya una investigación? ¿Para qué tener fiscalización de los programas públicos si cientos de millones de pesos terminan en manos de contratistas que ganaron una licitación para proveer un servicio imprevisto en el programa y al final ni siquiera lo proveen?

Estas historias no son aisladas, se han vuelto la norma y no la excepción. El año pasado en México se documentaron 29 mil 505 notas periodísticas acerca de posibles actos de corrupción, incluyendo casos notorios como el de la Casa Blanca de la familia presidencial. No es sorprendente que ante esta situación de corrupción generalizada los ciudadanos no confiemos en el gobierno. Esto tiene un costo enorme para la calidad de la democracia ya que representa la desmantelación absoluta de la confianza pública, elemento que, de acuerdo al politólogo sueco Bo Rothstein, es esencial para el fortalecimiento de las instituciones democráticas.

Pero el costo para los mexicanos es mucho más que el debilitamiento institucional. En 2010, las familias mexicanas destinaron en promedio $14 mil pesos de su ingreso anual a realizar actos de corrupción, esto representa 14% de su ingreso promedio total. Sin embargo, la situación es todavía peor para los hogares de menor ingreso, ya que éstos perdieron en promedio 33% de sus ingresos anuales. De acuerdo con diversos estudios, a nivel país, todos las pérdidas por la corrupción tienen un impacto sobre el PIB de alrededor de 9%, o sea, cerca de $1.5 billones de pesos.

La conferencia Hablemos de Corrupción buscará dar un primer paso hacia la solución. Los cinco paneles explorarán diferentes aspectos de la corrupción y analizarán posibles propuestas:

  • El primero, “Los costos de la corrupción”, ahondará en un entendimiento del fenómeno y su impacto social, político y económico.
  • El segundo, “El Estado de derecho”, abordará el problema de la impunidad con personalidades que han llevado casos internacionales de corrupción hasta sus últimas instancias.
  • El tercero, “La legalidad es un buen negocio”, hablará de por qué al sector privado le conviene no ser corrupto y qué tiene que hacer para serlo.
  • El cuarto, “El abordaje ciudadano”, recuperará proyectos ciudadanos exitosos para demostrar que todos somos capaces de combatir la corrupción sin importar el país que habitemos.
  • Finalmente, los líderes partidistas hablarán de las agendas anticorrupción dentro de los tres principales partidos a nivel nacional.

Existe una oportunidad importante para tener un impacto real en la epidemia de la corrupción. El Sistema Nacional Anticorrupción, aprobado en mayo de este año, creó la necesidad de aprobar leyes secundarias que lo permitan operar de manera eficaz, eficiente y contundente. La participación ciudadana involucra mucho más que ir a votar o marchar por las calles, implica también aprovechar plataformas como ésta para dialogar y proponer, implica encaminar el hartazgo social a la exigencia pública que tanto necesitamos.

 

* Pedro Gerson es Consultor y César Sánchez es Investigador, ambos del @imcomx

 

 

 

Para conocer más acerca de la conferencia Hablemos de Corrupción y seguir la transmisión en vivo da clic aquí.

Para seguir la conversación utiliza el hashtag #HablemosDeCorrupciónMX o sigue nuestras redes @IMCOmx y facebook.com/IMCOmx

México: Anatomía de la Corrupción”, IMCO 2015. pp.21.

Rothstein, Bo. “Corruption and Social Trust: Why the Fish Rots from the Head Down”.

Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno, Transparencia Mexicana 2010.

Ibid., Se define como hogares de menor ingreso a aquellos que ganan hasta 1 salario mínimo al día.

México: Anatomía de la Corrupción”, IMCO 2015. pp.42.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.