¿De qué mueren los mexicanos? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Sin competitividad no hay paraíso
Por IMCO
Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y pro... Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y proponemos política pública basadas en evidencia. No tenemos partido ni fines de lucro. Síguenos en Twitter: @imcomx y en www.imco.org.mx (Leer más)
¿De qué mueren los mexicanos?
En materia de salud pública, las políticas reactivas no son la excepción. Enfermedades como la diabetes o el cáncer de mamá son tratadas y no prevenidas. El IMCO realizó una calculadora para analizar las principales causas de muerte de los mexicanos y así orientar mejor las políticas públicas.
Por IMCO
2 de noviembre, 2013
Comparte

El Día de Muertos es una oportunidad para recordar a las personas que queremos y se han ido. También es una fecha para convivir con los que todavía estamos aquí y, ¿por qué no?, para burlarnos de la muerte como sólo sabemos hacerlo en México. Este año en el IMCO queremos ir más lejos y aprovechar estas fechas para reflexionar sobre la muerte, la salud pública y lo que sí podemos hacer en materia de prevención.

Con este objetivo, hicimos una calculadora que ilustra las principales causas de muerte en México (sigue este vínculo). Esta herramienta agrupa las causas por edad, sexo, ocupación, estado civil, escolaridad y lugar de residencia en el país.El objetivo es saber de qué han muerto los mexicanos con características poblacionales similares a las nuestras. Al mismo tiempo es una herramienta que los tomadores de decisiones en materia de salud pueden utilizar para el diseño de programas de prevención y atención de enfermedades más comunes en los próximos cinco años.

Las políticas públicas en México no suelen estar orientadas a atender las necesidades de la población. Como hemos visto en los casos de los desastres naturales o la prevención de delitos, las respuestas institucionales obedecen más a una lógica reactiva—que resulta más costosa en el largo plazo—que a un esquema de protección y prevención.

En materia de salud pública, las políticas reactivas no son la excepción. Por ejemplo, las campañas a favor de la actividad física y la alimentación equilibrada tuvieron que esperar a que México ocupara el segundo lugar en obesidad en adultos y el primero en obesidad infantil para tomar relevancia. Desafortunadamente, dichas campañas comenzaron tarde: actualmente la epidemia de obesidad es el principal problema de salud en México. Las enfermedades asociadas a ella—como la diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares—ocupan los primeros lugares de causas de muerte entre los mexicanos y representan altos costos para el Estado. Por ejemplo, el 80% de los adultos mexicanos que padecen diabetes están diagnosticados y reciben tratamiento, lo que implica un gasto de 39 mil millones de dólares al año. Además, un amplio porcentaje de los niños y niñas que actualmente padecen obesidad o sobrepeso, serán pacientes diabéticos que se sumarán a dichos costos en los próximos años.

Muerte 1

En nuestro país son cada vez más comunes las muertes por enfermedades que pueden prevenirse desde los primeros años de vida. Entre éstas se encuentran las lesiones por virus de papiloma humano (VPH). Esta enfermedad no sólo es responsable del cáncer cervicouterino—que mata a más de 4,000 mujeres mexicanas cada año, sólo por debajo del cáncer de mama—, sino también de tumores malignos en genitales en hombres y mujeres. Las infecciones por VPH han demostrado reducirse significativamente con vacunas aplicadas durante los primeros cinco años de vida en niños y niñas. Por otro lado, atender dichas complicaciones entre mujeres y hombres adultos en la segunda etapa de la enfermedad, superó los $90,000 anuales por año por paciente.

Otro ejemplo es el cáncer de mama, la primera causa de muerte entre las mujeres mexicanas, y curable en las primeras etapas de la enfermedad. El tratamiento va desde los $74,522 en la etapa menos avanzada de la enfermedad, hasta los $199,274 por año por paciente durante la última etapa. En este caso, las campañas de concientización y exploración periódica han reducido la incidencia de casos terminales, pero aún muere una mujer cada 90 minutos por esta causa.

Si consideramos que uno de los principales objetivos del gobierno mexicano es garantizar la universalidad de los servicios de salud para su población —el número de mexicanos beneficiarios del Seguro Popular creció 300% entre 2006 y 2012— es fundamental conocer las tendencias de mortalidad entre los mexicanos.

La única vía para lograr atender a toda la población es utilizar una parte de los recursos en políticas preventivas y tratar las enfermedades que se presenten en las etapas más tempranas. El gobierno debe comenzar a poner énfasis en este tipo de acciones para atender los grandes retos que quedan en materia de salud.  Mientras tanto, a todos nos toca consultar la calculadora y saber cuáles son las áreas de nuestra salud a las que tenemos que prestar mayor atención.

Muerte 2



La información viene del Sistema Nacional de Información en Salud (SINAIS) de las actas de defunciones ocurridas en México entre 2004 y 2011.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.