El derecho a la participación en las escuelas: más allá del papel - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Sin competitividad no hay paraíso
Por IMCO
Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y pro... Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y proponemos política pública basadas en evidencia. No tenemos partido ni fines de lucro. Síguenos en Twitter: @imcomx y en www.imco.org.mx (Leer más)
El derecho a la participación en las escuelas: más allá del papel
Si queremos padres involucrados con el trabajo que se hace en las escuelas es fundamental que conozcan cuáles son los mecanismos para resolver problemáticas que afectan la educación de sus hijos, qué normas de colaboración existen y pueden repercutir en el funcionamiento diario de las escuelas, o cuál es el rol que tienen que jugar en el proceso de mejora continua del aprendizaje de sus hijos. Y para eso necesitan tener acceso a esta información.
Por IMCO
14 de mayo, 2015
Comparte

Por Ariadna Camargo (@aricamargob)

En Mejora tu Escuela todos los días recibimos correos, llamadas y comentarios de padres de familia interesados en saber qué pueden hacer para mejorar la escuela a la que asisten sus hijos o cómo pueden resolver problemas que se dan al interior de las mismas. Las cuestiones más frecuentes van desde qué hacer si se tiene un profesor faltista, a qué instancias acudir si un niño enfrenta una situación de bullying, o cuál es la diferencia entre un Consejo Escolar de Participación y una Asociación de Padres de Familia, y cómo se conforman.

El involucramiento de los padres en las escuelas tiene un impacto positivo en el funcionamiento de los centros escolares. La UNESCO ha señalado que la presencia de la comunidad en las instituciones educativas es una de las acciones clave en el combate a la corrupción en el sector educativo, aspecto muy relevante en nuestro país que tiene repercusiones en el logro de los objetivos de aprendizaje. En México, en la Ley General de Educación, se establecen como derechos de los padres de familia colaborar en actividades que ayuden a mejorar los aprendizajes y el funcionamiento de los centros escolares y participar en la resolución de problemáticas que surjan en la escuela. Para que el derecho a participar en la educación se haga efectivo, se requiere de una condición indispensable: acceder a la información.

Lo que reflejan nuestras interacciones con padres de familia a través de Mejora tu Escuela, es que esta condición básica no se está cumpliendo. En general, desconocen que dadas las constantes ausencias de un profesor y una vez agotada la opción del diálogo con el director o directora de la escuela, este tipo de situaciones se puede solucionar a través de la intermediación del Supervisor Escolar. Esta figura tiene como una de sus funciones principales ser un enlace entre las escuelas y las secretarías de educación estatales, para que se atiendan las demandas, intereses y necesidades de los padres. En el caso específico de la violencia o acoso escolar, se puede realizar un reporte a través de líneas telefónicas que la Secretaría de Educación Pública y algunas entidades han establecido. En cada uno de los casos presentados, estas dudas indican que la información sobre qué se debe hacer o con quién acudir no está llegando al nivel más elemental: los padres de familia y las escuelas.

Si queremos padres involucrados es fundamental que conozcan cuáles son los mecanismos para resolver problemáticas que afectan la educación de sus hijos, qué normas de colaboración existen y pueden repercutir en el funcionamiento diario de las escuelas, o cuál es el rol que tienen que jugar en el proceso de mejora continua del aprendizaje de sus hijos.

El derecho de los padres a la información y participación, así como su rol de aliados en la vida escolar, deben trascender el papel. Con base en nuestras experiencias, algunas recomendaciones iniciales son:

  • Publicar, en los portales de las secretarías y en los perfiles de escuela del Sistema de Información y Gestión Educativa, la relación de supervisores e inspectores por zona. Esta información se podría entregar a los padres de familia al inicio del ciclo escolar con datos básicos de contacto, así como con la información de las funciones básicas que cumple el supervisor.
  • Difundir en las Asociaciones de Padres de Familia y Consejos de Participación Escolar las instancias a las que se deben acudir para darle solución a los problemas más frecuentes, así como el proceso detallado sobre cómo presentar un reporte, queja o denuncia. Por ejemplo: a quién y cómo solicitar que se coloquen baños en las escuelas, en cuánto tiempo se debe atender esta solicitud y qué resultados pueden esperar.
  • Presentar, en lenguaje ciudadano, las principales normas del sector educativo, por ejemplo, cómo se conforman los Consejos Escolares de Participación, qué cambios se deben observar en una escuela que participa en programas como el de la Reforma Educativa o qué se debe esperar de las reuniones de los Consejos Técnicos Escolares que se llevan a cabo cada último viernes de mes.
  • Enfocar esfuerzos en mejorar la comunicación entre escuela y padres de familia. En algunas instituciones el único espacio para el diálogo con los padres son las reuniones de entrega de calificaciones en donde la interacción es limitada. Se podría potenciar el uso de las nuevas tecnologías, por ejemplo, comunicación a través de redes sociales, mensajes de texto, correos electrónicos.
  • Hacer público en portales de Internet de las Secretarías de Educación, el informe de actividades del director de cada plantel y de los Consejos Escolares de Participación, al finalizar el ciclo escolar. Estos informes son una obligación de ambas figuras y si se realizan con rigor, permiten identificar los retos que se tienen en cada escuela y cómo trabajar en ellos en el futuro.

Esta tarea es de dos vías, por un lado las autoridades deben brindar la información y por el otro, los padres y sociedad en general debemos exigir que esta información llegue a nuestras manos. Una colaboración efectiva entre comunidad y escuelas, nos permitirá avanzar en el anhelo de tener una mejor educación para México.

 

* Ariadna Camargo es Investigadora del @IMCOmx.

Para más información sobre los estudios del IMCO entra a nuestra página o síguenos en nuestras redes sociales: facebook.com/IMCOmx | @IMCOmx

 

 

UNESCO (2014). Achieving transparency in pro-poor education incentives. International Institute for Educational Planning: Paris, France.

Ley General de Educación. Capítulo VII, Artículo 65.

Línea SEP (01-800-11-22676) permite realizar denuncias sobre acoso y violencia escolar. Se piden algunos datos básicos como nombre de la escuela y se entrega un número de folio a través del cual se le da seguimiento al reporte.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.