Informemos a progenitores sobre escuelas - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Sin competitividad no hay paraíso
Por IMCO
Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y pro... Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y proponemos política pública basadas en evidencia. No tenemos partido ni fines de lucro. Síguenos en Twitter: @imcomx y en www.imco.org.mx (Leer más)
Informemos a progenitores sobre escuelas
Aunque somos uno de los países con los niveles más bajos de aprendizaje, 78 % de los padres y madres de familia dice sentirse satisfechos con la educación que reciben sus hijos. ¿Qué hacemos con esta discrepancia?
Por IMCO
28 de septiembre, 2016
Comparte

Por: Pablo Clark (@PabloClarkD)

El sistema educativo mexicano es escenario de una extraña disonancia. Por un lado, los resultados de México en el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) 2012 sitúan a nuestro país entre los niveles más bajos de aprendizaje. Al mismo tiempo, 78 % de las madres y padres de familia dicen estar muy satisfechos o satisfechos con la educación que reciben sus hijos. Aunque también hay muchos padres insatisfechos, la discrepancia entre percepción y realidad en un número tan elevado de padres de familia es preocupante por sus efectos, sobre todo si consideramos el papel fundamental que tienen en la educación.

A pesar de que el contexto mexicano transita hacía una creciente participación ciudadana en la mejora de los servicios públicos, al sentirse satisfechos con la educación de sus hijos muchos padres de familia tienen menos razones para involucrarse en la mejora del sistema escolar. Asimismo, ya que la evidencia del estado real del sistema educativo debilitaría la confianza que muchos padres de familia sienten, las instancias responsables tienen pocos incentivos para publicar la información de manera accesible.

El primer paso para involucrar a los padres de familia en la exigencia de mejores resultados educativos y fomentar su participación para lograrlos es rectificar esa lógica, haciéndoles accesibles los datos sobre el estado real de la educación. Como resultado de procesos de rendición de cuentas, ya existe un gran volumen de información sobre nuestro sistema educativo, sin embargo -como menciona el investigador del IMCO, Manuel Guadarrama, al reseñar el impacto social de MejoraTuEscuela– la información que existe es dispersa, dispareja y desordenada, lo cual es un inmenso obstáculo para que le transmita un mensaje claro a un padre de familia. Si la información no se transforma en un producto útil, en algo que sirva para un fin concreto, entonces pierde su relevancia para la población.

Esa es la promesa de tecnologías de la información y la comunicación (TICs), como MejoraTuEscuela.org. Son un medio para tomar un enorme volumen de datos y hacerlos manejables para que transmitan un significado y se vuelvan útiles para los ciudadanos. Mejora Tu Escuela lo hace al ofrecer en su plataforma un perfil para cada escuela del país, en el cual se puede consultar la información pública que hay sobre ella, desde datos de infraestructura y ubicación, hasta sus resultados en las evaluaciones estandarizadas. Su utilidad va más allá de reunir información, pues ésta se presenta en el lenguaje cotidiano de un padre, utilizando palabras y conceptos familiares.

Herramientas como Mejora Tu Escuela informan y comunican, pero encima dotan de utilidad social a los datos que presentan. Sin un medio que haga fácilmente accesible la información, la rendición de cuentas y la evaluación participativa de resultados, funcionarán sólo a medias como pasa con nuestro sistema educativo. En un contexto educativo tan politizado como el mexicano, hay quienes se benefician de la brecha que existe entre las autoridades educativas y los ciudadanos, y prefieren minimizar la injerencia de los padres y su exigencia de mejores resultados. Necesitamos herramientas que achiquen esa brecha, volviendo a los ciudadanos partícipes de la gestión escolar.

Hacer disponible información previamente inaccesible es un gran servicio público, pero la dificultad más grande es brindar a los ciudadanos herramientas concretas para actuar a partir de esa información. Involucrar a los padres en la exigencia de mejores resultados en la educación y transmitirles el impacto que tendría una mejor participación de su parte es un buen primer paso, pero uno que está incompleto si no los apoyamos con medios para conseguirlo. Esa tarea es más complicada, incluso si en ella las TICs son también un recurso fundamental.

Recientemente agregamos a Mejora Tu Escuela una nueva herramienta: Ventanilla Escolar, cuyo objetivo es orientar a miembros de las comunidades escolares para resolver problemas cotidianos de las escuelas, guiándolos con la información que necesitan para hacer llegar quejas y denuncias ante las autoridades responsables de solucionarlas. Situaciones como bullying, ausentismo de maestros o cobro de cuotas en escuelas públicas son problemas fácilmente identificables por un padre de familia y con consecuencias tangibles en la calidad de las escuelas. Son problemas que los padres quieren contribuir para solucionar, solo que muchas veces no saben cómo hacerlo.

Ventanilla Escolar orienta a la comunidad sobre estas situaciones y los canaliza hacia las instancias que puedan brindarles asistencia para solucionarlas. Al abrir un reporte en el sitio, los usuarios ingresan los datos de ubicación y nivel de su escuela, lo que les permite consultar automáticamente los datos de contacto del supervisor de su escuela o de la contraloría interna de la Secretaría de Educación de su estado, entre otra información. Su reporte funciona también como un expediente, permitiendo regresar al sitio más adelante, dar seguimiento al reporte e informarnos qué respuestas recibió de las instancias a las que se acudió.

La retroalimentación que los usuarios ingresan al sitio sobre la atención que recibieron de su supervisor o de la contraloría, por ejemplo, es útil como un indicador de la eficacia de las diferentes instancias involucradas en la resolución de problemáticas escolares. Es información valiosa que viene desde la perspectiva de aquellos que están directamente involucrados en el proceso. Esa es otra de las ventajas de las TICs: no solo comunican información, sino que también la generan. Al ser una fuente de datos de esta índole, Mejora Tu Escuela y Ventanilla Escolar además de ser herramientas para la participación, también lo son para la evaluación participativa.

Aunque no son un juicio definitivo, los datos de evaluación participativa son un insumo útil para guiar la gestión de los servicios educativos y ajustarlos a las necesidades que demandan las comunidades escolares. De igual forma, la participación de los padres no es la solución única e infalible para los problemas del sistema educativo mexicano. Sin embargo, ambos elementos no se han incorporado con la importancia que deben tener en el debate educativo. Su contribución en la mejora de los servicios educativos permanece como una promesa que hay que trabajar para cumplir.

 

* Pablo Clark es investigador del @imcomx.

 

Conoce los sitios web de Mejora Tu Escuela y Ventanilla Escolar.

Para más información sobre los estudios del IMCO entra a nuestra página o síguenos en nuestras redes sociales: facebook.com/IMCOmx@IMCOmx

 

 

 

OCDE. México -Nota País- Resultados de PISA 2012. (2012) Disponible aquí.

IFIE y Berumen Asociados. 2013. Encuesta Nacional de Educación Básica.

Guadarrama, Manuel. El impacto social de Mejora Tu Escuela. Disponible aquí.

Ibid.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.