Inglés es posible - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Sin competitividad no hay paraíso
Por IMCO
Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y pro... Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y proponemos política pública basadas en evidencia. No tenemos partido ni fines de lucro. Síguenos en Twitter: @imcomx y en www.imco.org.mx (Leer más)
Inglés es posible
Los beneficios de tener un mejor nivel de inglés deberían ser evidentes para las autoridades. En términos agregados, el inglés puede ser una herramienta que eleve la productividad y la competitividad del entorno empresarial de los países. Acá, 4 propuestas de políticas públicas que podemos implementar ahora mismo para impulsar el manejo del inglés en México.
Por IMCO
28 de abril, 2015
Comparte

Por: Luis Mauricio Torres Alcocer

Afortunadamente, el tema del dominio del idioma inglés como una herramienta para elevar la competitividad se ha posicionado en la agenda pública este año. A finales de enero, Mexicanos Primero lanzó “Sorry. El aprendizaje del inglés en México”, en donde revela que un dramático 79% de los egresados de secundaria tiene desconocimiento total del idioma y 18% no obtiene el nivel esperado por las autoridades educativas. Lo anterior, a pesar de que existen programas de enseñanza del inglés en secundaria desde 1926 y el Programa Nacional de Inglés en Educación Básica (PNIEB) desde 2009.

Desarrollar esta habilidad en la población es fundamental parar generar, atraer y retener talento e inversiones. Es por esta razón que el IMCO ha participado desde el año pasado en la iniciativa “Inglés para la competitividad y la movilidad social”, un grupo de trabajo que involucra a organizaciones sociales, académicas y empresariales. Dicha iniciativa busca promover una agenda de políticas públicas cuyo objetivo sea incrementar el nivel de dominio del idioma inglés en la población mexicana.

Los beneficios de tener un mejor nivel de inglés deberían ser evidentes para las autoridades. En términos agregados, el inglés puede ser una herramienta que eleve la productividad y la competitividad del entorno empresarial de los países. Evidencia de lo anterior se encuentra en las altas correlaciones entre el nivel de dominio del idioma –medido en términos del English Proficiency Index de Education First–, los índices de Competitividad Internacional del IMCO y el de Innovación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. A nivel individual, saber inglés puede significar mayor probabilidad de encontrar empleo y salarios entre 28% y 50% más altos.

La pregunta es ¿qué podemos hacer ahora mismo para impulsar el manejo del inglés en México? En términos de política pública, adelantamos algunos puntos para mejorar esta competencia:

1. Lo que no medimos, no nos importa

Buscar agujas en un pajar, con la luz apagada, es más fácil que conocer el dominio del idioma inglés que tienen los mexicanos. Debemos considerar que lo que no se mide no se puede mejorar y lo que es peor, lo que no se mide, no nos importa. Estudios como el de Mexicanos Primero abren las puertas al análisis; sin embargo, no existen cifras oficiales que nos digan cuánta gente habla inglés y mucho menos con qué nivel. Tampoco conocemos los resultados de evaluaciones oficiales a programas de inglés en educación básica.

Para resolver la falta de información sobre el tema debemos comenzar a medir las competencias en inglés por dos frentes. El primero, monitorear periódicamente la presencia de esta competencia en la fuerza laboral. La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), levantada por el INEGI trimestralmente, hace preguntas asociadas al nivel educativo de las personas. Esta encuesta puede ser un excelente lugar para comenzar a preguntar sobre el manejo del inglés. Sin embargo, no debe perderse de vista que si bien las encuestas de autorreporte pueden darnos un mejor panorama sobre la existencia de dicha habilidad, ésta no es la forma ideal para conocer el nivel de dominio. Por lo anterior, el segundo frente se refiere a una evaluación del nivel de inglés a través de exámenes estandarizados, al menos en educación básica. Es necesario implementar pruebas que evalúen objetivamente el dominio del idioma. En este sentido, Planea (la prueba que sustituye a ENLACE), podría incorporar un módulo sobre esto.

2. Los recursos materiales y humanos actuales no son suficientes

Los esfuerzos de la política educativa nacional como el Programa Nacional de Inglés en Educación Básica (PNIEB) no han sido del todo eficaces, principalmente, por falta de maestros capacitados. Algunas estimaciones de la SEP indican que necesitaríamos 85 mil maestros adicionales en educación básica para lograr una cobertura total del programa. ¿Cómo podemos solucionar esto en el mediano plazo? Sin duda no lo haremos con la infraestructura y los recursos humanos con que actualmente cuenta el sistema de educación pública.

Al tomar en consideración dicha situación, tenemos tres opciones que podrían aliviar el déficit de manera relativamente rápida y con pocos recursos:

  • La primera de ellas es utilizar la red de academias privadas de inglés en las ciudades. Mediante un esquema de vouchers educativos, las autoridades pueden liberar recursos humanos y de infraestructura en los centros urbanos donde las academias pueden ofrecer sus servicios. Así, los esfuerzos más importantes por obtener cobertura total de los programas de inglés pueden centrarse en las escuelas con mayores rezagos.
  • La segunda opción es utilizar un modelo de cursos en línea. Los denominados Massive Open Online Course (MOOC) pueden ser un sustituto (posiblemente imperfecto) de las clases de inglés en el aula o un complemento que libere horas-clase a los maestros presenciales. Estos cursos tienen la ventaja de llegar a una cantidad de estudiantes no limitada por el tamaño del aula, ni por restricción de horarios.
  • Por último, es necesario evaluar objetivamente la posibilidad de traer maestros de inglés internacionales cuyo costo de oportunidad sea bajo. Es probable que el salario que el sistema educativo mexicano pueda ofrecer a un maestro de inglés indio sea competitivo comparado con el que podría percibir en comunidades rurales en su país.
  • Y de pilón. ¿Qué pasaría si en televisión abierta tuviéramos oportunidad de ver nuestros programas favoritos en inglés, con subtítulos en inglés o español? ¿Y si tuviéramos programas infantiles completamente en ese idioma? Los videojuegos, la televisión, la música, los libros y el internet son un excelente pretexto para familiarizar a niños y adolescentes con el idioma. Investigadores que han publicado en la revista académica de Mextesol relatan cómo algunos niños utilizan traductores en línea para entender las misiones que deben realizar para pasar de nivel en un videojuego.

3. Debe construirse sobre los cimientos, no empezar de cero cada vez

El PNIEB es un gran esfuerzo de la Subsecretaría de Educación Básica que pudo ser la semilla alrededor de la cual se articulara un verdadero Plan Nacional de Inglés. Sin embargo, hemos hecho lo contrario. Dicho programa nació como piloto en 2009 y generó un plan ordenado que incorporaba los lineamientos de enseñanza del programa de manera gradual, definió objetivos de nivel de inglés para los alumnos de todos los años de educación básica y diseñó un plan curricular integrado de tercero de preescolar a tercero de secundaria. No obstante, en 2013 el PNIEB pasó a formar parte del Programa de Fortalecimiento de la Calidad en Educación Básica y se desapareció la Coordinación Nacional de Inglés. Lo que necesitamos es fortalecimiento institucional y estas acciones no van encaminadas a este objetivo.

 

Además, es necesaria una articulación secuencial de la asignatura de inglés desde preescolar hasta preparatoria. Sí, eso implica una coordinación mucho mayor entre las áreas de Educación Básica y Media Superior. Pero el trabajo no queda ahí. Las universidades han subsanado las deficiencias en el dominio de inglés durante mucho tiempo. Es hora de dar continuidad al currículo de forma que la educación superior pertenezca a este esfuerzo. Además, un verdadero Plan Nacional de Inglés debe incluir a la capacitación laboral en idiomas como componente principal de la estrategia.

4. ¿Qué estado será el campeón en cobertura de la enseñanza de inglés?

El grupo de “Inglés para la competitividad y la movilidad social” ha planteado como su principal objetivo el impulsar una Agenda Nacional de Inglés en donde los esfuerzos de política educativa sean de carácter federal. Sin embargo, los estados tienen gran parte de la responsabilidad de lograr una cobertura total en los programas de inglés. El PNIEB es una iniciativa nacional, impulsada por la SEP a nivel federal, pero la participación de los estados en el programa es opcional: los estados administran los recursos y designan coordinadores estatales del programa.

 

Entre junio y julio de este año, nueve entidades celebrarán elecciones para gobernador. Una pregunta central en materia educativa dentro de las plataformas presentadas será ¿qué candidato o gobierno estatal se planteará como meta la cobertura total del inglés durante su administración? Más que una pregunta, es un reto.

 

 

* Luis Mauricio Torres es Investigador del IMCO.

Para más información sobre los estudios del IMCO entra a nuestra página o síguenos en nuestras redes sociales: facebook.com/IMCOmx | @IMCOmx

 

 

 

 

Delgado Helleseter, Miguel, y U. of California Santa Barbara. English skills and wages in a non English speaking country: findings from online advertisements in Mexico. 2013.

Education First. EF English Proficiency Index. 2013.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.