close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Sin competitividad no hay paraíso
Por IMCO
Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y pro... Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y proponemos política pública basadas en evidencia. No tenemos partido ni fines de lucro. Síguenos en Twitter: @imcomx y en www.imco.org.mx (Leer más)
México pierde competitividad. Las instituciones, un reto pendiente
México se ubicó en la posición 48 de 141 en el Índice Global de Competitividad 2019, dos posiciones por debajo de la edición anterior de este reporte, que evalúa temas como construcción de instituciones, calidad de la infraestructura, adopción de tecnologías de la información, la estabilidad del entorno macroeconómico, salud, educación y habilidades, mercado laboral y dinamismo de los negocios, entre otros.
Por Mariana Olvera
8 de octubre, 2019
Comparte

Este martes se publicaron los resultados del Índice Global de Competitividad 2019 (IGC) del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). Lo más relevante del reporte de este año es que México ha perdido competitividad. ¿Cómo se ve la competitividad de México de acuerdo con el WEF?

Primero, es importante recordar que este índice evalúa a 141 países con base en 12 pilares que incluyen temas como construcción de instituciones, calidad de la infraestructura, adopción de tecnologías de la información, la estabilidad del entorno macroeconómico, salud, educación y habilidades, mercado laboral y dinamismo de los negocios, entre otros.

Además, el 70 % de los datos provienen de organizaciones internacionales y el 30 % son resultado de la Encuesta de Opinión de Ejecutivos (EOS) que captura variables de percepción empresarial. El IMCO, como socio estratégico del WEF para México, participa en la implementación de esta encuesta.

México se ubicó en la posición 48 de 141, dos posiciones por debajo de la edición anterior de este reporte. Si bien hubo avances en seis de los 12 pilares evaluados, esto no fue suficiente para que el país se colocara en una mejor posición, debido a que otros países mejoraron a un ritmo más rápido. Por otra parte, dentro de la región de América Latina y el Caribe, México se ubicó como el segundo país mejor evaluado, solo por debajo de Chile (33) y por encima de países como Uruguay (54) y Colombia (57).

Para México, el pilar de instituciones mostró el peor de desempeño, en comparación con el resto de los 12 pilares, debido al deterioro de la seguridad, la elevada incidencia de la corrupción, la disminución en el capital social, así como una baja calificación en la libertad de prensa. Esto lo colocó en la posición 98 en ese pilar, con una calificación de 48 puntos. El país continúa con un problema institucional y de seguridad serio que parece no mejorar bajo estándares globales.

El pilar de mercado de trabajo cayó cuatro lugares ya que las prácticas de contratación y despido, así como la movilidad laboral, mostraron un retroceso. Esto se suma a un menor dinamismo del resto de los indicadores del componente en comparación con otros países.

En contraste, la mayor fortaleza de México es la estabilidad macroeconómica, pilar en el que destacó con una calificación de 98 puntos (aunque en el lugar 41).

A nivel global, Singapur se posicionó como la economía más competitiva desplazando a Estados Unidos a la segunda posición. Además Hong Kong avanzó cuatro lugares para colocarse como el tercer país con mayor competitividad. Por otro lado Chad, Yemen y República del Congo fueron los tres países peor calificados dentro de índice.

Uno de los principales mensajes del WEF para el mundo es que a diez años de la crisis financiera global, los países no han logrado romper el ciclo de baja productividad a pesar de las políticas de inyección de liquidez por parte de los diferentes bancos centrales.

Es necesario que México fortalezca sus instituciones, las cuales han representado un freno para la competitividad del país en los últimos años. Si bien hubo avances en las calificaciones de varios de indicadores, esto no ha sido suficiente para acercarnos a los niveles de competitividad de otros países evaluados por el WEF. Este reporte muestra evidencia adicional de que todavía hay mucho por hacer para elevar la competitividad de nuestro país.

* Mariana Olvera es investigadora del @IMCOmx

Síguenos en nuestra página y redes sociales: Twitter, Facebook e Instagram.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.