Presupuesto para cerrar brechas de género - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Sin competitividad no hay paraíso
Por IMCO
Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y pro... Somos un centro de investigación que trabaja por un México justo e incluyente. Diseñamos y proponemos política pública basadas en evidencia. No tenemos partido ni fines de lucro. Síguenos en Twitter: @imcomx y en www.imco.org.mx (Leer más)
Presupuesto para cerrar brechas de género
El 71% del monto que acumula el Anexo 13, que desglosa los recursos que se destinan para la igualdad entre mujeres y hombres, corresponde a ocho de los nueve programas prioritarios del gobierno federal, los cuales tienen un alcance mixto y no están diseñados para cerrar las brechas de género.  
Por Fátima Masse y Rebeca Paredes
17 de septiembre, 2020
Comparte

Un país que incluye a las mujeres en la fuerza laboral, bajo igualdad de condiciones, es más próspero y competitivo. Cuando las mujeres trabajan, aumenta el ingreso de las familias y sus posibilidades de consumo. Asimismo, conforme aumentan las mujeres en los puestos de liderazgo, es más probable que sus necesidades y las de su comunidad se reflejen en la toma de decisiones.

En México se han hecho esfuerzos para avanzar en la igualdad de oportunidades y de trato para las mujeres. Desde 2008, en el Decreto de Presupuesto del gobierno federal aparece un anexo con el desglose de los recursos que se destinan para la igualdad entre mujeres y hombres, el Anexo 13 para 2021. Esto corresponde a lo que cada ramo o institución asigna para este fin. Para el proyecto de presupuesto de 2021, este anexo considera un monto de 128 mil millones de pesos.

Hay que reconocer que el monto de 2021 es el mayor que se ha asignado en la historia de este Anexo. Incluso representa un aumento en términos reales del 22% en comparación con el monto aprobado para 2020. Sin embargo, hay dos preocupaciones que podrían impedir que los recursos designados a la mujer se traduzcan en mayor igualdad en el mercado laboral.

Primero, el presupuesto del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) es relativamente pequeño y ha decrecido desde 2016. Este instituto es clave, ya que se encarga de articular las políticas públicas transversales para alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres e impulsar la perspectiva de género. Su presupuesto programado para 2021 es de casi 831 millones de pesos. Esto equivale solo al 0.65% del Anexo 13. Además, este presupuesto es un 1.3% menor que el aprobado para el año pasado. Esto preocupa porque el Inmujeres debe tener recursos y capacidades suficientes para lograr que el presupuesto de este anexo realmente contribuya a cerrar brechas.

Segundo, el 71% del monto que acumula el Anexo 13 corresponde a ocho de los nueve programas prioritarios del gobierno federal, que tienen un alcance mixto. Se desconoce cómo asigna cada dependencia las erogaciones a este Anexo. Estos programas no tienen reglas de operación diferenciadas para hombres y para mujeres, ni están diseñados para cerrar las brechas de género.

Un ejemplo de esta falta de claridad es el programa de adultos mayores, que aparece en el Anexo con un 44% de su presupuesto total. En sus reglas de operación, aunque incluye un posicionamiento sobre perspectiva de género, los criterios de elegibilidad y montos son los mismos para todo tipo de beneficiarios, sin importar el sexo o las carencias de seguridad social. Otro ejemplo es el de jóvenes construyendo el futuro, con el 48% de su presupuesto total. Aunque se reconoce que no habrá discriminación entre sexos y hay un indicador para medir la entrega de apoyos a beneficiarias, el diseño de sus reglas de operación no considera que las mujeres tienen mayor riesgo de abandonar su empleo para dedicarse a tareas domésticas y de cuidados.

Para que México sea un país más competitivo se necesitan políticas públicas capaces de eliminar las barreras que impiden que las mujeres entren, permanezcan y crezcan en el mercado laboral. En el diagnóstico: mujer en la economía pos-covid, el IMCO propone acciones para que las autoridades puedan cumplir con el desafío de cerrar la brecha de participación laboral y de incorporar la perspectiva de género en el diseño de los programas, no solo como un principio que se queda en el papel.

* Fátima Masse es coordinadora de proyectos y Rebeca Paredes es investigadora, ambas del @imcomx.

Síguenos en nuestra página y redes sociales: Twitter y Facebook.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.