close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tanque pensante
Por CIDAC
Think tank independiente, sin fines de lucro, dedicado al estudio e interpretación de la realida... Think tank independiente, sin fines de lucro, dedicado al estudio e interpretación de la realidad mexicana y presentación de propuestas para cambiar a México. Y creador de TANQUE PENSANTE. Sitio web: www.cidac.org Twitter: @CIDAC (Leer más)
¿Cómo cubrimos a Elba Esther?
Los medios nacionales siguen la agenda marcada por el discurso oficial, mientras que medios como los estadounidenses marcan su propia agenda. El periodista mexicano aún tiene que cubrir sectores, lo que le da un cierto poder a la fuente y es cuando el discurso oficial impera. El periodista se ata a la agenda que dictan los sectores nacionales.
Por CIDAC
1 de abril, 2013
Comparte

Por: Lorena Segura

No, este texto no es sobre los acuerdos políticos que permitieron operar a sus anchas a la líder del sindicato educativo a lo largo de las últimas administraciones (mis disculpas con los lectores que hicieron click por ello). En cambio, este texto es un breve análisis de cómo cubrieron algunos diarios la detención de “la maestra” durante los días posteriores al acontecimiento (27 de febrero al 8 de marzo) en función a algunos de los principios básicos y teorías del periodismo.

Las (pocas) fuentes de información

De un total de 48 notas informativas extraídas de periódicos nacionales (Reforma, Universal, Milenio y La Jornada) solo 11 notas tienen más de dos fuentes como información. De entre todas las fuentes, 41 de ellas son oficiales. Por otro lado, en tres ocasiones se citan “fuentes no identificadas”, una vez “diversas fuentes”, dos veces “versiones no confirmadas” y una ocasión “rumores”.

La agenda (oficial) mediática

Si bien para este acontecimiento la información de primera mano proviene de una fuente oficial, la PGR, en la cobertura subsecuente hay poco contraste de fuentes y al parecer, de búsqueda de mayor información sobre el ámbito procedimental del suceso. Por ejemplo, se explica que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda presentó una formal denuncia ante la PGR, pero nunca se habla sobre el procedimiento que tuvo que hacer la Unidad de Inteligencia con base en el artículo 117 de la Ley de Instituciones de Crédito para pedir a los bancos la información de las cuentas. ¿Por qué y cuándo se pidió la información? También se habla de desvío de recursos, crimen organizado y lavado de dinero, pero no se dimensiona el hecho, no se explica la diferencia de cada cargo ni se habla sobre las implicaciones que el hecho trae consigo.

A su vez, no parece haber una agenda de investigación en paralelo a la cobertura del hecho que abra nuevos enfoques informativos. Como consecuencia, es posible observar un predominio de la agenda oficial sobre cualquier indagatoria periodística.

Los encuadres (de conflicto) informativos

De acuerdo a la teoría del encuadre, los medios definen una serie de pautas (marcos) con los que favorecen una determinada interpretación de los hechos sobre los que informan. Utilizando esta teoría es posible observar que el encuadre de conflicto fue al que más peso se le dio en las notas de diversos diarios nacionales ya que se alude a ganadores y perdedores, además de que se citan declaraciones de miembros de partidos políticos en desacuerdo. Los llamados “dimes y diretes”. Ejemplos:

“Legisladores del PRI aseguran que se aplicó la ley; los panistas reconocen déficit en la lucha contra el charrismo sindical, y el PRD aseguró que el presidente Peña Nieto no irá en contra de quienes piensan diferente”. El Financiero.

“El líder nacional del PAN, Gustavo Madero, lamentó que los gobiernos de Acción Nacional no hayan podido detener a la profesora Elba Esther Gordillo y así combatir la corrupción y el autoritarismo dentro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)”. El Universal.

“(Madero) llamó a ir por Romero Deschamps, como el caso del ex gobernador (Andrés) Granier, del ex gobernador (Humberto) Moreira, del ex gobernador de Veracruz, de Tamaulipas, casos también patentes y visibles”. El Universal.

“El ex secretario de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero, afirmó que en el sexenio del ex presidente Felipe Calderón se desconocía los movimientos irregulares de la maestra Elba Esther Gordillo, y rechazó que se le haya perdonado a la lideresa magisterial en esa administración”. Milenio.

“Organizaciones opositoras al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) señalaron que presentaron peticiones a la Presidencia y demandas ante instancias judiciales para que se investiguen los malos manejos de fondos públicos y gremiales en que ha incurrido el dirigente Carlos Romero Deschamps”. La Jornada.

Nacional vs (otros incentivos) extranjera

Con el objetivo de contrastar, y entendiendo que no necesariamente compiten en el mismo mercado ni en el mismo ciclo informativo, revisé la cobertura de la prensa extranjera y en algunas ocasiones es posible identificar que ésta hace afirmaciones más arriesgadas y es, quizá, más visionaria. La apuesta por una narrativa menos rígida hace que la estructura de la pirámide invertida no sea imperante en la nota informativa, permitiendo textos más libres. Ejemplos:

La información que se omite en la agenda nacional es precisamente cuál va a ser el futuro de la educación o las consecuencias de la aprehensión de la maestra. El Mundo de España incluye estas líneas:

“Todo México espera ver su foto ingresando en la cárcel mientras en los medios el gran debate es si el nuevo PRI de Enrique Peña Nieto ha iniciado realmente una cruzada contra la corrupción o la detención de «La Maestra» se debe sólo a venganzas políticas”.

USA Today tiene una entrada más arriesgada, suponiendo la posibilidad de que este arresto sea un cambio en la manera en la que se manejan los sindicatos. Su segundo párrafo es una cita, pero no de una fuente oficial, sino del director de una iniciativa ciudadana independiente:

“The arrest of the head of Mexico’s national teachers’ union on charges of embezzling $200 million may signal a shift in the way Mexican politicians handle the country’s poor school system”.

“In all developed countries, the union plays a role … but in Mexico, it’s turned into a kidnapping,” says David Calderón, director of the education advocacy group Mexicanos Primeros. Even the school calendars have both the union and public education secretariat logos”.

El Universal tiene un titular destacando el hecho: “Elba presa”. La nota informativa en la prensa local se apega a jerarquizar de más a menos, esto es, la relación más justa posible entre el hecho o lo dicho y lo escrito. Cito primer párrafo de la nota:

“Elba Esther Gordillo Morales, lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), fue detenida ayer y remitida al penal de Santa Martha por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, que hasta el momento ascienden a 2 mil 600 millones de pesos, lo cual es tipificado como grave, por lo que no podrá salir de prisión bajo fianza”.

Excélsior hace una buena apuesta desde su antetítulo: “Descontaba a cada profesor 100 en promedio”. Titulo: “Elba se embolsaba 140 millones al mes”. Le sigue el balazo al titular con un: “Como dirigente del SNTE deja promesas sin cumplir, tales como la ciudad de la educación”.

Cómo se dibuja una primera plana

En las noticias, el contexto puede hacer toda la diferencia. En esta sección vale destacar cómo jerarquizaron los periódicos la información. Ya que es importante analizar qué se pone en primer plano y qué en la última pagina. No siempre lo importante está en lo que se dice. Puede estar también en lo que se omite.

El Universal tiene un titular destacando el hecho: “Elba presa”, mientras que La Jornada y su cabeza: “Muestra Peña su poder, cae Elba Esther Gordillo” tiende a un encuadre de atribución de responsabilidad. Además de que muestra una foto de EPN (como gobernador de Estado México) y Elba Esther riendo juntos con el pie de foto “Días de Gloria”.

Reforma apuesta por un titular con encuadre de atribución de responsabilidad: “Dan golpe maestro”. Tiene buenos elementos adicionales como unos párrafos diciendo que la maestra pretendía paralizar al sistema. Explica que el golpe fue a unas horas de que iniciara el consejo del SNTE. Y que coincidía con el arranque de manifestaciones ante la reforma educativa. Trae una infografía con la ruta del dinero: de las cuotas a los lujos.

Excélsior aporta buena información adicional con cuatro balazos con citas de la maestra Elba Esther; el Procurador General de la República; el Presidente de la Organización Mexicanos Primero, Francisco Bravo, y el secretario general de la sección 9 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Reforma y Excélsior incluyen en portada encuesta ciudadana sobre si respaldan o no la captura. Reforma apuesta por otro titular al segundo día de captura con el antetítulo: “Se desmarcan el PANAL y el SNTE de la lideresa magisterial”. Se muestra un encuadre de conflictoy se añade el titular “Dejan sola a Gordillo”.

Conclusiones

Cuestión de agendas. Los medios nacionales siguen la agenda marcada por el discurso oficial, mientras que medios como los estadounidenses marcan su propia agenda. El periodista mexicano aún tiene que cubrir sectores, lo que le da un cierto poder a la fuente y es cuando el discurso oficial impera. El periodista se ata a la agenda que dictan los sectores nacionales.

El tiempo es oro. En la prensa estadounidense no está marcada la asignación por sectores, lo que libera más al periodista para poder realizar una investigación profunda del hecho periodístico y crear su propia agenda. Tiene más tiempo para darle seguimiento a una noticia en lugar de publicar el hecho diario.

Lo plano en la plana. Aunque podría ser un factor secundario, a veces para analizar la falta de información o de fuentes en una nota resulta útil considerar la crisis económica que están atravesando actualmente los medios, lo cual puede incidir en la cobertura mediática que se le da a una nota. La diferencia entre un periodismo balanceado puede ser los recursos económicos con los que cuente un periódico. No es lo mismo coberturas con corresponsales enviados o si sólo se hace una transcripción. Esto puede hacer que la calidad de la información varíe. Las noticias se hacen cada vez más uniformes, no hay notas exclusivas dada la premura del tiempo o la falta de reporteros. Es un problema de los roles y modos de trabajar del periodista.

Ver para creer. Los periodistas organizamos la realidad y de esta manera hacemos noticias. Cuando leamos una nota, fijémonos en el ordenamiento jerárquico, la distribución en las secciones, fuentes, recursos de credibilidad y objetividad, estilo, contexto, lenguaje e ideología. Si tomamos esto en cuenta, estaremos leyendo entre líneas, encontrando lo que no se dice y cuestionando lo que sí.

 

*Lorena Segura es periodista e integrante de @CIDAC. [email protected]

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.