close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tanque pensante
Por CIDAC
Think tank independiente, sin fines de lucro, dedicado al estudio e interpretación de la realida... Think tank independiente, sin fines de lucro, dedicado al estudio e interpretación de la realidad mexicana y presentación de propuestas para cambiar a México. Y creador de TANQUE PENSANTE. Sitio web: www.cidac.org Twitter: @CIDAC (Leer más)
Cuatro mitos de la productividad en México
Ni mayor empleo, ni panacea. Productividad implica hacer más con lo mismo o lo mismo con menos y el actual discurso presidencial comete el error de atribuir a la productividad la causa de varios de los problemas económicos que aquejan al país.
Por CIDAC
5 de junio, 2013
Comparte

Por: Rafael Ch (@raffa_ch ) y Miguel Toro (@miguelangeltoro)

 

Mito 1: Un aumento en la tasa de crecimiento de la productividad en México generará un aumento en el empleo. Al menos en el corto plazo, un incremento en la tasa de crecimiento de la productividad no dará como resultado un incremento en el empleo. De hecho, si observamos ciertas actividades industriales encontramos justo lo contrario. En el Estado de Puebla un incremento de más del 50% de la productividad en la industria textil de 2004 a 2009 se vio acompañada de un decremento del número total de empresas, y, por ende, del número total de trabajadores en el sector. De igual forma un ajuste hacia abajo en la planta de trabajadores en el sector agrícola en los productos del maíz y frijol, al cambiarse a cultivos de mayor valor agregado, ha generado incrementos sustanciales en la productividad laboral de dichos productos.

Mito 2: El Gobierno Federal está enfocado en la medición de la productividad. Ciertamente la “Democratización de la productividad” es uno de los ejes transversales del Plan Nacional de Desarrollo. Sin embargo, el gobierno federal se ha enfocado solamente en la medición del factor de producción trabajo, dejando de lado la productividad del capital o la productividad total de los factores.

Observemos, por ejemplo, el indicador clave del eje transversal de “Democratización de la productividad”: el índice global de la productividad laboral. El Índice propuesto por el gobierno –elaborado por el INEGI y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social- es una razón entre un índice que mide la producción (PIB real) y otro índice que contempla el total de horas trabajadas en la economía. Fuera de que una caída en el número de horas trabajadas totales por la existencia de altas tasas de desempleo en el país daría un espejismo de un incremento en la productividad laboral, este índice no toma en cuenta el factor capital. Como han señalado diversos economistas, los inversionistas y funcionarios deberían de observar la productividad total de los factores o multifactorial –compuesta por capital y trabajo- en lugar de solamente la productividad laboral, puesto que la primera es una mejor aproximación para el retorno del capital en la economía. Al respecto, la OECD realiza un cálculo de la productividad multifactorial, pero México no forma parte de dicha estimación. Cabe apuntar que no estamos señalando que el índice es por sí mismo inútil, sino que si se ha de medir la productividad en el país se necesitarán índices más complejos eventualmente.

Mito 3: La productividad lo es todo. Si bien en el largo plazo la productividad es casi todo, claramente no mide todo. Contrario a lo que se hizo en el gobierno anterior donde la competitividad era todo y a la vez nada, es necesario establecer que la productividad refiere a un tema económico y productivo específico: productividad implica hacer más con lo mismo o lo mismo con menos. En términos económicos, productividad es una eficiente combinación de los factores de producción a través de procesos tecnológicos y creativos.

El discurso presidencial en torno a la productividad, sin embargo, comete el error de atribuirle la causa de varios de los problemas económicos que aquejan a nuestro país. El Presidente indicó que cuando crece la productividad se disminuye la pobreza, se reducen las desigualdades entre la población y hasta se tiene un menor impacto del desarrollo económico sobre el medio ambiente. Una simple revisión gráfica de 3 indicadores nos muestra que entre estas variables, en todo caso, hay una correlación, más no una causalidad. Un país con una baja productividad laboral (en relación con los primeros lugares de esta lista) como Corea del Sur, es menos desigual de acuerdo al Índice de Gini que Irlanda (el país con mayor productividad laboral de nuestra lista). Del mismo modo, Estados Unidos, que es un país en la parte alta de la productividad laboral, está entre los países desarrollados más desiguales del mundo. Cuando se analiza la relación entre productividad laboral y el PIB per cápita se encuentra una similitud mucho mayor que con el Índice de Gini, pero también encontramos a Italia, la cual tiene una productividad laboral más alta que Estado Unidos, Alemania y el Reino Unido, pero cuenta con un ingreso promedio mucho más cercano al de España que al de Alemania. Por lo tanto, los funcionarios del actual gobierno federal deben de limitarse a no usar el término de productividad ante cualquier fenómeno económico o adjudicarle aspectos que no le corresponden.

Mito 4: El Comité Nacional de Productividad impactará positivamente la tasa de productividad de México. El decreto por el que se forma el Comité establece que éste fungirá como órgano consultivo y auxiliar. Esto implica que las recomendaciones emitidas tendrán un impacto limitado o al menos indefinido mientras no exista una orden política ya sea del Secretario de Hacienda y Crédito Público o bien de la Oficina de Presidencia. Sería interesante ver si las sugerencias del comité atañen únicamente a las empresas del sector privado o si harán recomendaciones puntuales sobre cómo mejorar la productividad en las empresas del Estado, particularmente en aquellas “estratégicas” para la nación y que cuentan con sindicatos numerosos y combativos de la eficiencia.

Para saber más sobre productividad en México métanse al sitio que CIDAC ha desarrollado específicamente sobre el tema.

 

* Rafael Ch es investigador Sr en CIDAC [email protected] y Miguel Toro es investigador Jr en CIDAC [email protected]

 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte