close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tanque pensante
Por CIDAC
Think tank independiente, sin fines de lucro, dedicado al estudio e interpretación de la realida... Think tank independiente, sin fines de lucro, dedicado al estudio e interpretación de la realidad mexicana y presentación de propuestas para cambiar a México. Y creador de TANQUE PENSANTE. Sitio web: www.cidac.org Twitter: @CIDAC (Leer más)
Lo que no sabemos de nuestro sistema penal
A tres años de que venza el plazo constitucional establecido para la implementación del nuevo sistema de justicia penal, la reforma no ha sido una prioridad en la agenda pública. Es momento de profundizar su transformación y poner atención no sólo en la “cantidad” sino también en la “calidad” de la implementación, corregir las deficiencias y replicar las buenas prácticas.
Por CIDAC
3 de diciembre, 2013
Comparte

Por: Paulina Sánchez (@pausanchez004) y Carlos De la Rosa (@delarosacarlos)

Desde la aprobación de la reforma constitucional de 2008, el Congreso de la Unión ha asignado un total de $2, 268, 852, 538.00 como apoyo para las entidades federativas en el proceso de transición del antiguo tradicional sistema penal mixto hacia el sistema acusatorio. Sin embargo, ¿sabemos en qué y cómo se ha invertido dicha cantidad de dinero? O ¿cuál es el grado de avance en cada una de las entidades del país? A menos de tres años de junio de 2016 (la fecha límite para concluir el proceso de transformación), el conocimiento sobre los avances de la reforma penal por parte de la sociedad civil continúa siendo limitado y carente de instrumentos que le permitan dar seguimiento a las acciones de las diversas instituciones involucradas.

Es por eso que en CIDAC hemos desarrollado una metodología independiente capaz de analizar no sólo la cantidad de las acciones ejecutadas por las entidades y la Federación, sino también la gestión de calidad de dichas acciones de acuerdo a estándares nacionales e internacionales. Dicho instrumento tiene como pretensión principal abonar a la comprensión del complejo proceso de transformación desde una perspectiva social. Partimos de la base de que todos somos potenciales usuarios del sistema y por ello es fundamental que estemos al pendiente de una reforma que ha prometido modificar, de forma radical, la justicia penal en México.

Por medio de la aplicación de la metodología mencionada, nos fue posible identificar una serie de hechos significativos –tanto malas como buenas prácticas- en el ámbito local y federal, que se han integrado en el reporte “Hallazgos sobre los avances del proceso de implementación del nuevo sistema de justicia penal”. A continuación, se enlistan sólo algunos de los hallazgos más relevantes:

  • Los planes de implementación son documentos poco utilizados, y por lo tanto desactualizados, y en otros casos inexistentes.
  • La falta de información completa, comparable y actualizada dificulta una toma de decisiones que garantice –en mayor medida- el uso óptimo de los recursos disponibles.
  • Los artículos transitorios –que determinan el proceso de transición entre sistemas- no se basan en un conocimiento previo de la situación real de cada entidad. De los 16 estados que operan el nuevo sistema de justicia penal sólo en Chihuahua y Estado de México no se retrasó el calendario original de inicio.
  • Las instituciones están implementando el nuevo sistema a distintos ritmos y con diferente calidad, lo cual provoca asimetrías institucionales que se reflejan en la utilización de los recursos financieros, además de que no existen mecanismos de evaluación para medir el avance homogéneo de instituciones ni el impacto de la inversión.
  • Existe una gran divergencia en la adopción de los principios del proceso penal acusatorio en las distintas leyes y aún cuando se han modificado las leyes ello no garantiza la transformación en los procesos de trabajo al interior de las instituciones.
  • Durante el periodo 2010-2013, Chihuahua ha sido la entidad que más recursos ha asignado al sistema de justicia penal en relación con su presupuesto total: 7.2%. Por lo contrario, Puebla es la entidad que menos ha destinado con el 1.8% de su presupuesto total.

 

Ranking de Condiciones de la implementación

Con base en la metodología desarrollada por CIDAC, se realizó un ranking de las entidades federativas en función a las condiciones de la implementación. Las condiciones describen la calidad del proceso de implementación y un buen desempeño en este ámbito debería asegurar una correcta operación.

 

Representación gráfica de la clasificación de las entidades federativas en función del avance observado a octubre de 2013

Gráfica CIDACRANKING JUSTICIA

Gráfica CIDAC

Como se puede apreciar, Chihuahua, Nuevo León, Baja California, Tabasco, Yucatán y Guanajuato son las entidades con una mejor calidad en el proceso de implementación. Por lo contario, Guerrero, Querétaro, Tlaxcala, Estado de México, Jalisco y Zacatecas presentaron las condiciones mas deficientes en la fase de implementación, por lo que presentan importantes áreas de oportunidad.Cabe señalar que se mide más que la sola entrada en vigor y se enfatiza en el desarrollo y formalización de aquellas acciones que posibilitan no sólo implementar sino también, de forma eventual, perfeccionar una política pública. Por dicho motivo una entidad que ya opera puede resultar rezagada respecto a otras que se encuentran aún por iniciar en algún territorio o delito.

A pesar de que cada vez estamos más cerca del fin del plazo constitucional establecido para la implementación del nuevo sistema de justicia penal, la reforma no ha sido una prioridad en la agenda pública. El año 2014 presenta una nueva oportunidad, sobre todo una vez que se ha aprobado un presupuesto de $5, 976, 400.00 para impulsar la reforma. A tres años de que venza el plazo constitucional, es momento de profundizar en la transformación del sistema de justicia penal y poner atención no sólo en la “cantidad” sino también en la “calidad” de la implementación, corregir las deficiencias y replicar las buenas prácticas. Lo importante es evitar que lleguemos a 2016 con instituciones operando bajo las viejas prácticas pero con nuevos nombres.

Visiten la página de @CIDAC para conocer más sobre la metodología y el resto de los hallazgos.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.