close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tanque pensante
Por CIDAC
Think tank independiente, sin fines de lucro, dedicado al estudio e interpretación de la realida... Think tank independiente, sin fines de lucro, dedicado al estudio e interpretación de la realidad mexicana y presentación de propuestas para cambiar a México. Y creador de TANQUE PENSANTE. Sitio web: www.cidac.org Twitter: @CIDAC (Leer más)
Tomasito quiere Letras
De acuerdo con la Encuesta de Competencias Profesionales 2014, realizada por CIDAC, la comunicación oral y escrita, tanto en español como en inglés, son algunas de las competencias más importantes y a menudo más escasas para las empresas en México. Tan es así que las empresas están dispuestas a pagar un mayor salario a aquellos jóvenes que cuentan con dichas competencias.
Por CIDAC
21 de febrero, 2014
Comparte

Por: Jaime Martínez

“Mi marido está infartado. Tomasito nos salió con que quiere estudiar Letras”, le comparte sufridamente la comadre a su amiga sobre de una taza de café. Es una escena tipiquísima en el México de hoy, cuando la elección -y financiamiento- de una carrera genera angustia como nunca antes.

Y es que, como padre, uno quiere que los hijos le apuesten “a la segura” al elegir un programa universitario, pero hoy, en un contexto de tanto cambio y opción, se tiene menos claridad que antes sobre cuáles son los mejores programas, qué demandan más las empresas, o, aún habiendo identificado una carrera ideal, en dónde ésta es impartida de mejor manera.

¿Cómo puede, pues, un padre de familia apoyar a su hijo constructivamente en la selección de una carrera y universidad?

El Centro de Investigación para el Desarrollo, A. C. (CIDAC) realizó la Encuesta de Competencias Profesionales 2014, que pretende ayudar tanto a jóvenes como a padres de familia en su elección de qué estudiar al llegar a la universidad. El estudio arroja, entre otras cosas, cuáles competencias son las más demandadas por las empresas y que a su vez les cuesta trabajo encontrar en los jóvenes. En otras palabras, las oportunidades para aquellos que están apenas formándose.

Al mismo tiempo, nuestro estudio habla sobre eso: competencias, no carreras. De modo que la cuestión no es necesariamente estudiar un programa por encima de otro, sino obtener y fortalecer las competencias que las empresas requieren, ya sea como parte de la carrera, tomando cursos por fuera o mediante la práctica.

Por lo tanto, Tomasito podría estudiar Letras si eso es lo que su corazón le dicta, pero si le interesa conseguir empleo en una empresa -que tampoco es la única opción, pero sí la más popular-, haría bien en fijarse en cuáles competencias desarrollaría en esa carrera que pudieran “conectar” con lo que la economía requiere. Y las hay: un buen programa en Letras le ayudaría a desarrollar buena comunicación en español (e inglés) escrita y verbal, capacidad de argumentación y negociación -pues aún en Letras los alumnos deben defender sus puntos de vista y trabajar en equipo-, habilidades de investigación y otras más.

De acuerdo con la encuesta, la comunicación oral y escrita, tanto en español como en inglés, son algunas de las competencias más importantes y a menudo más escasas para las empresas en México. Tan es así que las empresas están dispuestas a pagar un mayor salario a aquellos jóvenes que cuentan con dichas competencias.

Por otro lado, e irónicamente, aquellos jóvenes que optan por carreras menos técnicas -como Tomasito- son quienes a menudo necesitan volverse más emprendedores o efectivos como “freelanceros”. No es raro encontrar a egresados de carreras como Historia, Sociología, Ciencia Política, Filosofía o Letras combinando -por gusto o necesidad- la enseñanza y la investigación con otras labores como edición, periodismo, comunicación, traducción o relaciones públicas. Esto es algo que un padre de familia haría bien en reflexionar con su hijo, no para suprimir el interés de éste sino para ver cómo anticipar juntos los retos particulares que un camino así traería.

Sabemos que la plática intra-familiar de “qué carrera y qué universidad elegir” puede ser complicada, y por eso en CIDAC también tenemos una guía con la que los jóvenes, como Tomás, podrán encontrar mucha información sobre competencias, cómo elegir carrera, qué preguntas debería poder repsonder una buena universidad y cómo prepararse para tener éxito en su desarrollo profesional. Esto para que independientemente de que elijan Letras o Actuaría como carrera, lo hagan con pleno conocimiento de cómo su programa conectará, o no, con las oportunidades existentes en las empresas en México.

 

Como Elegir Carrera y Universidad by CIDAC México

 

 

* Jaime Martínez es investigador de @CIDAC

 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte