En el Día Mundial Sin Autos: saca la bici, aprovecha la inercia - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Terra Nostra
Por Distintas Latitudes
Distintas Latitudes, revista digital de reflexión latinoamericana es un proyecto editorial que t... Distintas Latitudes, revista digital de reflexión latinoamericana es un proyecto editorial que tiene por principal objetivo analizar y discutir mes a mes aspectos diversos de América Latina. Actualmente cuenta con una red de más de 100 colaboradores de 13 nacionalidades diferentes. Página: www.distintaslatitudes.net Twitter: @DLatitudes (Leer más)
En el Día Mundial Sin Autos: saca la bici, aprovecha la inercia
Por Distintas Latitudes
13 de septiembre, 2011
Comparte

Por: Jordy Meléndez (@Jordy_my)* en colaboración con Karina Licea (@Karicleta)**

 

En tiempos virtuales, tres semanas es prácticamente una eternidad. La información es tanta y las notas de coyuntura son tan variadas, que el olvido acecha de manera constante a las comunidades digitales. Sin embargo, no está demás recordar que fue hace exactamente tres semanas (23 de agosto de 2011) cuando Ángel Verdugo, comentarista de Reporte 98.5 de Grupo Imagen, lanzó sus reiterados e ineptos llamados a acabar con “la plaga de ciclistas” que, según él, se están apoderando de la Ciudad de México y están a la vera de causarle severos daños. Como seguramente todos recuerdan, su petición no fue menor: “aplástenlos, no les den oportunidad a nada”, dijo y selló su destino. Las críticas que levantó este llamado (no sólo por la incitación a aplastar ciclistas en específico, sino por la apología de la violencia en sí) fueron tantas y tan contundentes que el señor fue suspendido de manera indefinida de ese programa (aunque sigue publicando en Excelsior).

 

Ante este hecho, la ciudadanía reaccionó de diversas maneras. No faltaron, por supuesto, los llamados de violencia en sentido contrario, a aplastar el “Peugeotito” de Verdugo, o a arrojarle huevos a su casa. Apareció también la acción penal: demandas por discriminación, incitación a la violencia, entre otros. Algunos más intentamos articular un amplio llamado de atención sobre la necesidad de más y mejores campañas de educación vial, tanto para automovilistas como para ciclistas, peatones y conductores de transporte público.

 

Con ese ánimo se organizó una rodada-protesta para el martes 30 de agosto, que llegado el día se convirtió en una rodada-propuesta, una manifestación dialogante. Ante el clima de violencia y zozobra que vive el país, sabíamos que nuestro llamado no podía ser uno de más encono o división. Así, la noche del martes 30, más de 350 ciclistas de todos los rincones de la Ciudad de México nos reunimos en el Ángel de la Independencia y -a pesar de la lluvia torrencial- rodamos a Grupo Imagen para entregar una carta a los directivos de la empresa, misma que recibió Francisco Zea, conductor de la emisión en la que participaba Verdugo como comentarista, pero también dirigida a las autoridades locales. La carta pedía 1) rechazar la violencia en todas sus formas, hacia ciclistas, entre ciclistas y desde ciclistas, 2) que empresas y comunicadores abran espacios de difusión sobre la importancia del transporte no motorizado, 3) la puesta en marcha de una campaña de educación vial por parte de las autoridades locales, y 4) reforzar la petición ciudadana que exige que 5% del presupuesto para transporte se destine a aspectos de infraestructura ciclista.

 

Creemos que la estrategia fue exitosa, tanto por su impacto mediático (nota en The Guardian) como por la recepción del mensaje. A partir del martes siguiente (6 de septiembre), Reporte 98.5 abrió un breve pero necesario espacio para comentar temas sobre movilidad urbana y la importancia de recuperar el espacio público, y la Secretaria de Medio Ambiente del D.F., Martha Delgado, se sentó a dialogar y a establecer una agenda para sacar adelante una campaña de educación ciudadana en las calles.

 

Tres martes de una historia que va más allá de víctimas o verdugos, en la que no se debe perder de foco una idea clave: en las calles cabemos todos, pero es momento de pensar en formas de transporte alternativos.

 

Y curiosamente, el 22 de septiembre, prácticamente un mes exacto después de este escándalo, la ocasión está puesta y el contexto es inmejorable: en más de 700 ciudades del mundo entero se celebrará simultáneamente el Día Mundial Sin Autos 2011.

 

¿Un día para dejar el coche?

Pareciera un axioma: la movilidad de la Ciudad de México está en graves problemas. A diario hay atascos interminables y las horas/hombre perdidas a causa del tráfico se cuentan por millones. ¿Entonces cuál es la solución? ¿Construir más vialidades, segundos pisos, autopistas urbanas? ¿Apostar por el transporte público y más líneas de Metrobús? ¿O qué tal el transporte no motorizado, la bici y simplemente caminar?

 

Seamos objetivos: si el parque vehicular de la Ciudad de México (y de otras ciudades del país) sigue creciendo a los ritmos actuales, por más vialidades nuevas, el problema persistirá y se seguriá agravando.

 

Este contexto es la ocasión perfecta para detenernos un segundo a pensar ¿qué tan fácil-viable-costeable sería dejar el coche? Obviamente para muchas personas dejarlo del todo sería imposible, ¿pero qué tal caminar más? ¿hacer un poco de ejercicio en bici? ¿tomar el metro o el metrobús más seguido? El cambio, estamos seguros, sería benéfico para todos.

 

El Día Mundial Sin Autos, que se celebra en todo el mundo el 22 de septiembre, es una invitación a comenzar a plantearnos estas reflexiones. Dede ya, varias organizaciones civiles mexicanas, colectivos y grupos ciclistas han proyectado varias actividades durante toda la semana del 18 al 25 de septiembre. El evento magno, por así llamarlo, es una rodada nocturna el 22 de septiembre que saldrá del Monumento a la Revolución a las 8.30 pm y que tiene la intención de mandar un mensaje claro: la ciudad no es para los coches, ES PARA LAS PERSONAS.

 

La invitación está hecha: todos aquellos que han captado el mensaje de la movilidad sustentable es momento de ponerlo en práctica y es hora de difundir esta convocatoria por todos los medios: dejemos UN día el auto por completo. El experimento resultará interesante a más de uno, estamos seguros.

 

En todo el mundo, miles de personas celebrarán el Car Free Day el 22 de septiembre.

 

¿Hacia una ciudad + ciclista + peatonal + humana?

“Somos un chingo y seremos más”

Si se considera el crecimiento exponencia de ciclistas que ha habido en la Ciudad de México en los últimos cinco años (se estima que ha crecido en 20 veces su número), no es ocioso imaginar cómo podría ser esto en cinco o diez años más. Inevitablemente tendremos una ciudad en donde cada vez los ciclistas estarán más presentes en las calles y las exigencias de infraestructura ciclista y peatonal serán más grandes.

 

Debe reconocerse que algunos programas del Gobierno del D.F. han sido notoriamente exitosos en este aspecto, como Ecobici, que rápidamente ha generado cientos de miles de viajes cortos en bicicleta en la ciudad. Una pista para el éxito: la mayoría de los viajes que se realizan en la Ciudad de México son menores a 8 kms. de distancia, recorridos perfectamente pedaleables.

 

En 2007, fecha en que se realizó la encuesta Origen Destino de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), se realizaban 21.9 millones de viajes al día, la inmensa mayoría en transporte público, 20.7% en automovil particular y apenas 1.4% en bicicleta. Aunque aún no llegamos a la meta de 5% de viajes en bicicleta, comenzamos a acercarnos. De acuerdo con las proyecciones actuales, en 2020 podrían realizarse 2.5 millones de viajes diarios en bicicleta. Casi como la población total de estados como Puebla o Querétaro.

 

Por eso es momento de aprovechar el impuslo, seguir la inercia.

 

Anterior a esta administración, la Ciudad de México contaba con 66.1km de infraestructura ciclista que cumple con los requerimientos básicos de seguridad. Actualmente se han construido 4 km de la ciclovía modelo en Reforma, 6.2km de ciclocarriles en Azcapotzalco, algunos km en el parque líneal en Polanco y 30 km de ciclocarriles en Coyoacan. Si bien esta administración definitivamente se queda lejos de alcanzar los 600 kms de ciclovías necesarios, es fundamental que el próximo Jefe de Gobierno se comprometa a establecer una política pública de desarrollo de infraestructura ciclista sin chistar.

 

El Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés) junto con Bicitekas preparó un informe donde resalta que, para dar cabida a un 5% hipotético de ciclistas, se deberían de construir 40 km de ciclovías y 60 km de ciclorutas balizadas al año. El objetivo final serían 643.5 km de ciclovías, que significaría una inversión promedio de $150 millones de pesos.

 

Comparado con lo que se gasta en otros proyectos de movilidad, la cantidad a invertir no es mucha, sólo falta decisión política… y más exigencia ciudadana.

 

 

*Jordy Meléndez es internacionalista y director de la revista digital latinoamericana Distintas Latitudes.

*Karina Licea es urbanista y se desempeña actualmente como Líder de Proyecto en Transporte Público el ITDP.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts