El Programa de Infraestructura: una nueva oportunidad para la movilidad urbana sustentable - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Transeúnte
Por transeunte
Nos movemos a pie, en bici y en transporte público. Somos una fuente de información especializa... Nos movemos a pie, en bici y en transporte público. Somos una fuente de información especializada en los temas de movilidad y espacio público, los cuales están relacionados con la creación de un entorno urbano más amable y sostenible.Tenemos la intención de formar una red de individuos y organizaciones de la sociedad civil que promuevan una mayor acción y participación ciudadana, que generen discurso e impulsen iniciativas para transformar la ciudad, disminuyendo la dependencia del automóvil particular y mejorando las condiciones para peatones y ciclistas, además de otras formas de movilidad no motorizada y transporte público. (Leer más)
El Programa de Infraestructura: una nueva oportunidad para la movilidad urbana sustentable
Desconocemos si el Programa de Infraestructura va a ser el parteaguas que empiece a inclinar la balanza del gasto público federal a favor de proyectos que incidan positivamente en nuestros espacios públicos, pero hay un avance.
Por transeunte
26 de enero, 2016
Comparte

Por: José Arévalo Lomeli (@yosefernao) y Javier Garduño (@javgarred)

El pasado 13 de noviembre de 2015 pasó a la historia como una jornada desesperanzadora para las organizaciones que impulsan la agenda de movilidad urbana sustentable en México. A pesar de los esfuerzos encaminados a robustecer el Programa de Impulso a la Movilidad Urbana (PIMU) propuesto por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), el veredicto de los inquilinos del Palacio Legislativo de San Lázaro fue contundente. Por quinto año consecutivo, la movilidad urbana no contaría con un programa presupuestario específico para atender los rezagos que hoy prevalecen en la materia. Parecía demasiado tarde para ejecutar un plan B, dado que la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la recién instalada LXIII Legislatura ya había tomado la decisión de que un tema tan apremiante para el desarrollo urbano sostenible del país no tenía cabida en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF). Con sentimientos encontrados llegábamos a la conclusión que la población mexicana que decide trasladarse a pie, en bicicleta o en transporte público seguiría siendo uno de los sectores más vulnerables durante 2016.

Dentro de este sombrío panorama, cabe destacar que el PEF tuvo un acierto: la decisión de aprobar un monto cercano a los $9,300,000,000 pesos para el Programa de Infraestructura, a través de un importante incremento del presupuesto para una dependencia de reciente creación como lo es SEDATU. No sin antes recordar que dicho programa tiene sus orígenes en la fusión de cinco programas presupuestarios: Hábitat, Recuperación de Espacios Públicos, Urbanización Rural, Reordenamiento y Rescate de Unidades Habitacionales, y Desarrollo de Zonas Prioritarias. Mismos que hasta el ejercicio fiscal de 2014 se caracterizaban por invertir muy pocos recursos en proyectos de movilidad urbana. Desgraciadamente, su incidencia para revertir la construcción y ampliación de infraestructura vial era muy acotada. Derivado principalmente de las pequeñas y discrecionales cantidades que se destinaron para proyectos de movilidad no motorizada y transporte público durante los ejercicios presupuestales más recientes.

Una vez superada esa álgida coyuntura del proceso de discusión y aprobación del PEF en Cámara de Diputados, los ojos de la comunidad peatonal y ciclista estaban puestos en las reglas de operación que la SEDATU debía redactar y publicar para darle vida a la operación del Programa de Infraestructura. Haciendo válidos nuestros pronósticos, el pasado 31 de diciembre del 2015 se dieron a conocer los nuevos lineamientos para el ejercicio de estos recursos federales en el Diario Oficial de Federación (DOF). Sin dejar a un lado una fuerte orientación hacia los compromisos presidenciales de apoyo a la vivienda de interés social, este programa vino a ser una especie de salvavidas en medio de la tempestad de la infraestructura vial. En otras palabras, la movilidad urbana sustentable está contemplada por primera vez como una línea de acción que deberá ser atendida desde este programa. Al respecto, destacamos los aspectos más positivos:

  • Desde el glosario de estas reglas de operación, se desarrollan conceptos hasta hoy novedosos para un programa presupuestario federal. No sólo se define de manera contundente lo que entiende el Gobierno Federal por movilidad urbana sustentable, sino que robustece dicho concepto con principios como accesibilidad universal, conectividad y gestión de la movilidad.
  • La inclusión del concepto de Calle Completa dirige los esfuerzos de la SEDATU hacia ciudades con alternativas de movilidad más seguras y accesibles. Además de que otorga mayor jerarquía a peatones y ciclistas en su interacción con el resto de los actores de la vía.
  • La vertiente específica de Infraestructura para el Hábitat deberá destinar recursos federales para la construcción o rehabilitación de vialidades que mejoren las características en los desplazamientos de peatones, ciclistas y usuarios del transporte público. Bajo la opción de que cada municipio solicite un monto máximo por $4,000,000.00 pesos ante la Delegación Estatal de SEDATU.
  • La vertiente específica de Habilitación y Rescate de Espacios Públicos tiene entre sus acciones específicas la de construir, ampliar y mejorar la infraestructura peatonal y ciclista para la vinculación con estaciones de transporte público bajo criterios de accesibilidad y seguridad. A diferencia de la vertiente de Infraestructura para el Hábitat, en esta vertiente se especifican los siguientes proyectos: intersecciones seguras, parques lineales, biciestacionamientos o sistemas de bicicleta pública. Para lograr este y otros objetivos, los municipios de México podrán disponer de un monto máximo de recursos federales por $3,000,000.00 pesos.
  • Se prevé la construcción de centros de atención integrales denominados Ciudad de las Mujeres con un presupuesto federal de $80,000,000.00 pesos que serán usados para adaptar espacios públicos y zonas de recreación con un fuerte componente de género.
  • Se identifica la inclusión de un componente denominado Participación Comunitaria para impulsar los procesos de apropiación, uso, aprovechamiento y cuidado del espacio público a través de acciones y talleres en aquellas zonas con mayor rezago social.

Aún desconocemos si el Programa de Infraestructura va a ser el parteaguas que empiece a inclinar la balanza del gasto público federal a favor de proyectos que incidan positivamente en nuestros espacios públicos y mejoren las condiciones bajo las cuales se traslada la mayoría de la población en las grandes zonas metropolitanas de nuestro país. Es importante reconocer los avances generados a partir del anuncio de estas reglas de operación por parte de la SEDATU y también enfatizar en que, debido a su monto y alcance, este programa tiene un importante potencial para revertir la tendencia del gasto público a nivel local que hoy por hoy sigue privilegiando e incentivando el uso del automóvil particular. No es momento para relajarse, queda pendiente la publicación del Manual de Operación de este programa a finales del próximo mes de febrero. Instrumento que debe asegurar el destino de recursos suficientes para la planeación, diseño, implementación y evaluación de proyectos que favorezcan las alternativas de movilidad urbana sustentable en el ejercicio fiscal 2016.

Por último, aprovechamos para dedicar este texto para reconocer la labor de todas y cada una de las personas que durante los últimos años han dedicado su tiempo, energía y conocimiento para insistir en la necesidad de soñar y transformar nuestras ciudades en espacios que se caractericen por su equidad, accesibilidad y humanidad.

 

@transeunteorg

 

 

Ver Invertir para movernos. Diagnóstico de inversiones en movilidad en las zonas metropolitanas de México. 2014.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts