close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Transeúnte
Por transeunte
Nos movemos a pie, en bici y en transporte público. Somos una fuente de información especializa... Nos movemos a pie, en bici y en transporte público. Somos una fuente de información especializada en los temas de movilidad y espacio público, los cuales están relacionados con la creación de un entorno urbano más amable y sostenible.Tenemos la intención de formar una red de individuos y organizaciones de la sociedad civil que promuevan una mayor acción y participación ciudadana, que generen discurso e impulsen iniciativas para transformar la ciudad, disminuyendo la dependencia del automóvil particular y mejorando las condiciones para peatones y ciclistas, además de otras formas de movilidad no motorizada y transporte público. (Leer más)
En el financiamiento a la movilidad tropezamos de nuevo y con la misma piedra, ¿cómo superamos el bache?
A pesar de que la estructura programática del Presupuesto 2016 nos ilusionó al eliminar partidas absurdas e ineficientes, seguimos en el bache en cuanto al financiamiento del transporte y lo que esto implica. A nuestras autoridades les sigue ganando el discurso en pro de la sustentabilidad en las ciudades, pero al final no se destina nada de lana para quien anda a pata. Ni mucho menos para quien anda en bici.
Por transeunte
11 de septiembre, 2015
Comparte

Por: Javier Garduño (@javgarred) y José Fernando Arévalo (@yosefernao)

Septiembre es sin duda el mejor mes para hablar de presupuesto. Es tal la importancia de este mes en el calendario político nacional que encontramos un antes y un después para las finanzas públicas del país. Este martes, una renovada Legislatura se vistió de manteles largos para recibir a Luis Videgaray Caso, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), quien presentó el Paquete Económico de 2016. Si bien dicho instrumento incluye los Criterios de Política Económica y la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación, en esta ocasión toca hablar de los baches que encontramos en materia de financiamiento a la movilidad urbana en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF 2016). Y mejor aún, ¿cómo superarlos?

En el último minuto y como ya es costumbre, nos quedamos con las ganas de tener un nuevo programa federal para apoyar proyectos de transporte público y movilidad no motorizada. A pesar de que la estructura programática del PPEF 2016 nos ilusionó al eliminar partidas absurdas e ineficientes, seguimos en el bache en cuanto al financiamiento del transporte y lo que esto implica. A nuestras autoridades les sigue ganando el discurso en pro de la sustentabilidad en las ciudades, pero al final no se destina nada de lana para quien anda a pata. Ni mucho menos para quien anda en bici.

En este periodo de programación y aprobación presupuestal de cara a 2016, todo indicaba que se estaban dando las condiciones para contar con un Programa de Impulso a la Movilidad Sustentable (PMUS): una Secretaría liderando el tema con un equipo capaz y comprometido (la SEDATU, la cual de nueva cuenta volvió a cambiar de titular), otra Secretaría – la de la lana – receptiva a las recomendaciones de la sociedad civil (SHCP, quien abrió espacios de discusión sobre todo al Colectivo por un Presupuesto Sostenible – Colectivo PESO), un conjunto de herramientas técnicas (elaboradas por organizaciones expertas en el tema), que reúnen la experiencia necesaria para implementar proyectos y, por último, ciudadanas y ciudadanos exigiendo mayores recursos para la movilidad sustentable (una muestra es la campaña #HazLaLucha de la Red Nacional de Ciclismo Urbano).

El Presupuesto Base Cero hizo de las suyas, víctimas de las limitaciones que le vieron nacer. Aún y cuando el presupuesto asignado a la SEDATU para 2016 aumentó en un 25% en comparación con el ejercicio pasado, nuestro deseado PMUS no ha visto la luz. El tropezón es tremendo: más de 60 proyectos de movilidad sustentable listos para implementarse y alineados a los ejes y metas de la Política Nacional de Desarrollo Urbano y Vivienda corren el riesgo de no contar con recursos en 2016 ante la ausencia de tan cacareado programa. Como consecuencia, este sería un probable escenario: nuestras ciudades padecerían el aumento indiscriminado del parque vehicular así como las consecuencias que esto conlleva: congestión, contaminación ambiental y hechos viale fatales. Además, nuestros ojos se verían desafiados a soportar inauguraciones que con bombo y platillo anuncian la llegada de sendos distribuidores viales, inútiles de acuerdo con numerosa y bien documentada evidencia. Infraestructura para beneficio de un sector mínimo de la población, pero en detrimento de la mayoría que camina, pedalea y usa el transporte público.

Por otro lado, y en el marco del PPEF 2016, veamos cuáles son las buenas noticias así como las alternativas a la propuesta, para impulsar mejores proyectos de movilidad ante la falta de un programa federal.

  1. El nuevo Programa de Infraestructura de SEDATU. La fusión de 5 programas de SEDATU y la re-sectorización de otro peso pesado de SEDESOL resultó en un gran programa de infraestructura urbana cuyo monto en 2016 se propone sea de 10,362 millones de pesos. Una vertiente de movilidad urbana dentro de este programa podría permitir el financiamiento de proyectos de intersecciones seguras, estaciones de transporte público, infraestructura ciclista e infraestructura peatonal. Con esto se podrían mejorar las condiciones de vulnerabilidad que viven millones de personas que no utilizan el automóvil en las ciudades del país.
  2. El Programa Definición y conducción de la política de desarrollo urbano y ordenación del territorio de la SEDATU contará con 900 millones de pesos. Con un aumento del 597% respecto del ejercicio fiscal anterior, la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda se perfila como una de las más influyentes dentro de la estructura orgánica de SEDATU. Dicho programa puede funcionar como un mecanismo para impulsar la Estrategia de Movilidad Urbana Sustentable de dicha Secretaría mediante la elaboración de estudios y el financiamiento de proyectos piloto.
  3. Se eliminó el programa Proyectos de Infraestructura Económica de Caminos Rurales y Carreteras Alimentadoras de la Secretaría de Comunicación y Transportes (SCT). Una buena noticia si consideramos que durante el ejercicio fiscal de 2014 este programa financió obras viales en zonas urbanas por más de 3,000 millones de pesos y cuyo monto presente ejercicio es de 13,331 millones de pesos. Importante mencionar que la propuesta de Hacienda contempla una reducción de más del 24% en términos reales del presupuesto de la SCT para el siguiente año.
  4. Otro fondo que se elimina en esta propuesta es el Fondo de Apoyo en Infraestructura y Productividad dentro del Ramo 23. Durante el ejercicio fiscal de 2015 tuvo una asignación de 2,500 millones de pesos, pero es identificado como uno de los programas más opacos y con peor desempeño durante dicho ejercicio.
  5. El PPEF 2016 incluye importantes recursos para el Fondo Metropolitano con lo que se seguirá apoyando con importantes recursos federales a las zonas metropolitanas del país. Por primera vez, el proyecto de Decreto del PEF 2016 señala al transporte público y a la movilidad no motorizada como prioridades para recibir financiamiento de este fondo. Sin embargo, es importante que la SHCP actualice las reglas de operación del Fondo Metropolitano a fin de controlar la construcción indiscriminada de infraestructura vial por encima de importantes desafíos urbanos como el transporte público a nivel metropolitano.
  6. Por tercer año consecutivo, se propone que el Fondo de Accesibilidad para las personas con Discapacidad del Ramo 23 reciba un monto de 600 millones de pesos. Es necesario revisar las reglas de operación de este fondo a fin de vincularlo con las metas y objetivos de la Estrategia de Movilidad Urbana Sustentable de SEDATU, la cual contempla una modalidad de “calles para todos”.

Las ciudades del país continúan perdiendo competitividad y productividad debido a los crecientes tiempos de traslado y a la mala calidad del transporte público. Por eso, exigimos a la Cámara de Diputados y al Gobierno de la República se tomen las medidas necesarias para hacer del financiamiento a la movilidad urbana una prioridad nacional. Aún estamos a tiempo para que desde el Congreso se destinen recursos para proyectos de transporte público y movilidad no motorizada mediante la asignación de un monto suficiente al Programa de Impulso a la Movilidad Sustentable de SEDATU. El bache en el que nos encontramos afecta sobre todo a la población más vulnerable en el país, que no cuentan con alternativas cómodas, seguras y accesibles para realizar sus desplazamientos cotidianos. No nos podemos dar el lujo de volver a tropezar, hay que salir del bache mediante una política en donde se invierta para movernos hacia verdaderas ciudades sustentables y equitativas y de esta forma mejorar la calidad de vida de los habitantes de este país.

 

@transeunteorg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.