close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tránsito Lento
Por Eduardo Limón
Periodista especializado en cultura. Ha escrito para Nexos, Rolling Stone y La Revista de la Univ... Periodista especializado en cultura. Ha escrito para Nexos, Rolling Stone y La Revista de la Universidad de México, entre otros medios. Ha conducido el programa \\\"Triángulo de Letras\\\" para Canal 22. Actualmente colabora en Ibero Radio, RMX, Excélsior TV y El Heraldo TV. Recibió el Premio Nacional de Locución en 2011 y en 2014 su cuento \\\"El camello de las dos jorobas\\\" ganó el segundo lugar en el Premio Internacional de Libro Animado Interactivo en Español, convocado por Conaculta. Es autor de \\\"Historias Verdes. Conversaciones sobre la mariguana\\\" (2018. Ediciones B, Penguin Random House). (Leer más)
Fuego
Hectáreas enteras del Amazonas se están convirtiendo en cenizas y uno sigue pensando en qué va almorzar en un rato.
Por Eduardo Limón
23 de agosto, 2019
Comparte

En el último libro que literalmente lanzó a la historia del universo, Stephen Hawking, el genio científico detrás de la comprensión de los agujeros negros y la historia detrás de lo que llamamos tiempo, determinó que “la educación y la investigación científica y tecnológica están en peligro ahora más que nunca”. La idea, recogida en el hoy célebre -y vendedor- “Breves respuestas a las grandes preguntas” encamina el ánimo a reflexionar en quiénes somos en realidad y qué pretendemos, más allá de correcciones políticas, hacer realmente con el planeta.

La idea viene muy a cuento pues en estos días, todo el tiempo y a todas horas, sigue manteniéndose vivo en uno de los rincones más puros del planeta, un desastre cuyas consecuencias catastróficas, aún y cuando las podamos calcular, en el fondo no importan mayormente a nadie. A esta hora sigue sucediendo: hectáreas enteras del Amazonas se están convirtiendo en cenizas y uno sigue pensando en qué va almorzar en un rato. No dejamos de recriminarnos, invocando con indignación todos los lugares comunes del caso, pero es un hecho que, al igual que con el empleo del auto a gasolina y con el consumo de plásticos, en el fondo nadie está realmente preocupado por incidir en algo para modificar el paradigma: como en alguna ocasión declaró Neil deGrasse Tyson, pasaremos a la historia de la civilización como una etapa miope en la narrativa de la humanidad, pues hemos visto de cerca el desastre y no hicimos mayor cosa por evitarlo. En el futuro seremos como el set vivo de la película “Interestelar”, una cinta en la cual nadie en sano juicio hubiera querido aparecer, pero en la que al parecer, en un futuro, todos estamos destinados a conformar el reparto.

A esta hora, mientras nos preocupamos porque nadie se preocupa, la región selvática cuya inmensa diversidad vegetal produce el veinte por ciento del oxígeno circundante en el planeta se quema y aquí seguimos todos, pensando en que esto debería ser la nota de ocho columnas del día sin que, realmente, llegue a serlo y a alguien le importe.

A esta hora también está sucediendo: se quema una parte del planeta y uno está pensando en que el tipo que va delante conduce muy despacio.

@elimonpartido

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.