close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tránsito Lento
Por Eduardo Limón
Periodista especializado en cultura. Ha escrito para Nexos, Rolling Stone y La Revista de la Univ... Periodista especializado en cultura. Ha escrito para Nexos, Rolling Stone y La Revista de la Universidad de México, entre otros medios. Ha conducido el programa \\\"Triángulo de Letras\\\" para Canal 22. Actualmente colabora en Ibero Radio, RMX, Excélsior TV y El Heraldo TV. Recibió el Premio Nacional de Locución en 2011 y en 2014 su cuento \\\"El camello de las dos jorobas\\\" ganó el segundo lugar en el Premio Internacional de Libro Animado Interactivo en Español, convocado por Conaculta. Es autor de \\\"Historias Verdes. Conversaciones sobre la mariguana\\\" (2018. Ediciones B, Penguin Random House). (Leer más)
Legalización, cerquita
Miles de muertos después, da la impresión de que por fin ocurrirá en este país, productor de algunas de las sustancias ilegales más consumidas en el planeta, algo genuinamente trascendental que ponga, por segunda vez en el lapso de un siglo, el interés de la felicidad humana por encima de las represiones punitivas.
Por Eduardo Limón
10 de mayo, 2019
Comparte

Por un lado hay jurisprudencia, por el otro existe la voluntad manifiestamente expresada desde la presentación del Plan Nacional de Desarrollo por legalizar en nuestro país no solo la mariguana en todas sus vertientes sino otras sustancias que hasta el día de hoy permanecen como ilegales y se venden muy bien en el mercado negro que la prohibición ha generado. Ahora sí, como dirían los clásicos, pareciera que el camino se encuentra pavimentado y recién barrido para ir rumbo a la legalización sin más escalas que las que los tiempos jurídicos determinen antes de llegar a tierra firme en el tema.

Durante la semana que concluye, diversas agrupaciones metidas de lleno en el activismo legalizador han expresado lo que piensan con respecto a estos que parecen ser, por primera vez en décadas (muchas), los pasos más firmes que se han dado en favor de conseguir que sea el sentido común y no la lógica punitiva lo que finalmente se imponga en el asunto del consumo de una gran variedad de sustancias que, independientemente de su condición jurídica, diariamente son consumidas aquí por millones de ciudadanos.

Al respecto Catalina Pérez Correa, integrante del CIDE y una de las voces más informadas y autorizadas para hablar acerca del tema, puso desde sus redes y al alcance de todos los interesados un espléndido artículo firmado por Benjamin Smith y publicado hace unos cuantos días por la BBC, que busca rescatar para la memoria de muchos el momento histórico en el que Lázaro Cárdenas, Presidente de México en uno de los periodos más interesantes de toda su historia, tuvo a bien legalizar todas (t-o-d-a-s) las sustancias en nuestro país: “la legislación (Smith se refiere al nuevo “Reglamento General de Toxicomanías” puesto en vigor a partir del día 5 de enero de 1940) eliminó los viejos edictos punitivos sobre los delitos de drogas, autorizó a los médicos a recetar narcóticos a los adictos, estableció (yo: este dato resulta sumamente relevante) clínicas ambulatorias para ayudarlos y formuló peticiones más amplias para tratarlos como enfermos y no como criminales”.

Del momento que refiere el artículo compartido por Pérez Correa a la fecha han pasado prácticamente ochenta años: miles de muertos después, da la impresión de que por fin ocurrirá en este país, productor de algunas de las sustancias ilegales más consumidas en el planeta, algo genuinamente trascendental que ponga, por segunda vez en el lapso de un siglo, el interés de la felicidad humana por encima de las represiones punitivas, tan de moda en años en que dependimos mucho (demasiado) de las políticas que se gestaban en el exterior para tratar temas como el de la percepción de las sustancias, el derecho inalienable al libre desarrollo de la personalidad y los asuntos que competen a la salud pública.

Ambiente expectante. No sabemos exactamente cuándo va ocurrir, pero el hecho es que -todo lo indica- la legalización, ahora sí, está en marcha. Hemos dicho tantas veces esto que ya pareciera un lugar común semejante al de la fábula de Pedro y el lobo… el asunto es que por esta ocasión parece que, ahora sí, ahí viene el lobo… y todo indica que viene muy, muy de buenas.

@elimonpartido

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.