close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tránsito Lento
Por Eduardo Limón
Periodista especializado en cultura. Ha escrito para Nexos, Rolling Stone y La Revista de la Univ... Periodista especializado en cultura. Ha escrito para Nexos, Rolling Stone y La Revista de la Universidad de México, entre otros medios. Ha conducido el programa \\\"Triángulo de Letras\\\" para Canal 22. Actualmente colabora en Ibero Radio, RMX, Excélsior TV y El Heraldo TV. Recibió el Premio Nacional de Locución en 2011 y en 2014 su cuento \\\"El camello de las dos jorobas\\\" ganó el segundo lugar en el Premio Internacional de Libro Animado Interactivo en Español, convocado por Conaculta. Es autor de \\\"Historias Verdes. Conversaciones sobre la mariguana\\\" (2018. Ediciones B, Penguin Random House). (Leer más)
Luz opaca
Xavier Becerra, el fiscal de California encargado del caso ha declarado que ninguna ley sobre la Tierra permitiría a nadie hacer lo que Naasón Joaquín le hizo a varias niñas. Ya se conocerán detalles, pero el hecho es que la iglesia de metales fundada por el personaje parece acercarse a su fundición.
Por Eduardo Limón
7 de junio, 2019
Comparte

Vendan sus bienes y denlos como limosna. Acumulen un tesoro inagotable en el cielo, donde no se acerca el ladrón ni destruye la polilla”.

Jesucristo

Hasta antes del escándalo muchos desconocíamos cuál es el origen del nombre “Naasón”. Extraño -y francamente feo, para qué más que la verdad-, una investigación somerísima llevada a vuelo de pájaro por entre el siempre disponible y erudito internet muestra que el significado de la palabra tiene, como todo en la terrible historia que ha dejado mal parados a muchos, un origen bíblico más bien forzado. Naasón (muerto unos mil años antes de que naciera Jesucristo) fue de los primeros en internarse en el Mar Rojo cuando su famosa -y también bíblica- división se llevó a cabo para asombro y conmemoración de todos los creyentes posteriores. En ese sentido, Naasón es una figura histórica, ícono de la fe cristiana al que, más allá del anacronismo recetado en el nombre, la comunidad de fieles debe devoción.

El problema no es aquel Naasón sino su tocayo, el personaje aquel tan mediático que de manera desconcertante aquí es vitoreado y allá, en los Estados Unidos, ha sido apresado bajo cargos gravísimos relacionados con delitos sexuales de todo tipo. Algo sabrá la fiscalía estadounidense acerca de los detalles criminales presentísimos en el operar de Joaquín García, que ha sido impulsada a fijarle una fianza que ni a Michael Jackson en sus peores-mejores tiempos.

¿Qué se necesita para formar una religión? A saber, un entramado social idóneo, un discurso que a ese entramado le suene convincente y mucho, mucho dinero. El dinero suficiente para insuflar poder casi divino entre la grey política y empresarial de cualquier país. Dinero necesario para que tus modos no sean tan públicos y tu vida privada no sea tan ventilada.

Xavier Becerra, el fiscal de California encargado del caso ha declarado que ninguna ley sobre la Tierra permitiría a nadie hacer lo que Naasón Joaquín le hizo a varias niñas. Ya se conocerán detalles, pero el hecho es que la iglesia de metales fundada por el personaje parece acercarse a su fundición.

Mientras en los Estados Unidos la justicia toma las necesarias providencias para evitar que ese personaje siga su proceso judicial en libertad, aquí hay muchos que sencillamente llevan días durmiendo de manera irregular en espera que salgan a la luz del mundo los detalles criminales que han llevado a personaje tan homenajeado a permanecer, fianza altísima de por medio, refundido en la cárcel.

Curioso caso el que estamos conociendo en estos días, el de un hombre supuestamente bendito al que en cuanto se le conocieron los funestos entresijos todos tratan como maldito al que nunca se acercaron.

Pero muchos se le acercaron, le aplaudieron y hasta lo homenajearon, digan lo que digan.

¿Qué se necesita para fundar una religión? Base social, discurso y mucho, mucho dinero para comprar el poder terreno que se dice despreciar. Qué poca luz le da al mundo una iglesia fundada sobre una base criminal.

@elimonpartido

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.