Tiempos recios - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tránsito Lento
Por Eduardo Limón
Eduardo Limón es periodista de cultura. Conduce en Ibero 90.9 fm el programa #Inspiria, todos l... Eduardo Limón es periodista de cultura. Conduce en Ibero 90.9 fm el programa #Inspiria, todos los miércoles. Colabora en TV UNAM dentro de la emisión Perímetro de México. Para Canal 22 ha conducido Triángulo de Letras. Es autor de Historias Verdes, conversaciones sobre la mariguana (2018. Ediciones B, Penguin Random House) y de El camello de las dos jorobas (Conaculta, 2014). En 2011 recibió el Premio Nacional de Locución. (Leer más)
Tiempos recios
La riqueza anecdótica y el exhaustivo trabajo documental sitúa a "Tiempos recios" al lado de las obras mayores escritas por Vargas Llosa.
Por Eduardo Limón
22 de mayo, 2020
Comparte

Para Ana Clavel, quien me obsequió la novela

 

Una suerte variada de intensísimas, tremendas experiencias de vida, recorre la columna vertebral de “Tiempos recios”, la más reciente novela de Mario Vargas Llosa que apareció en librerías hará medio año, pero con cuya historia finalmente pude entremeterme gracias a estos días de pandemia. La novela narra, dicho sea solo a vuelo de pájaro, la historia de la invasión estadounidense a la Guatemala gobernada por Jacobo Árbenz, hecho que, desde la perspectiva del autor, marcó un severo atraso democrático para la región, ya que la caída del gobernante electo democráticamente -organizada, como se sabía desde aquel momento de los años cincuenta, por la CIA y posteriormente confirmada por archivos desclasificados por el gobierno de los Estados Unidos- reforzó las ideas radicalmente antiyanquis de sucesivas guerrillas latinoamericanas y particularmente de Fidel Castro y el Che, con las históricas y polémicas consecuencias que el mundo conoce.

Eso, como decía, a vuelo de pájaro, pues mirado ya desde la óptica de quien permite irse sumergiendo en la historia, en realidad “Tiempos recios” aborda una trama ceñida por el poder, las traiciones y una cauda de entresijos morales que lo mantienen a uno interesado en tanto la novela, poco a poco, va convirtiéndose en una profunda, articulada reflexión sobre la condición humana expuesta a los desvaríos del poder y su llama cegadora. Desde el inicio, en el que Vargas Llosa va presentándonos poco a poco a los personajes que tomarán su lugar en el libro, el interés va en aumento, particularmente cuando el autor, magistralmente, nos presenta a “Miss Guatemala”, personaje que, por encima del expresidente Árbenz y del usurpador Carlos Castillo Armas, es el verdaderamente principal de toda la trama, una mujer apasionante, tan inteligente y audaz como compleja, cuya vida quedará indefectiblemente unida -por causas que naturalmente no han de revelarse aquí- a los sucesos históricos y políticos que la historia nos muestra.

A estas alturas del partido, ya resulta francamente una necedad tratar de buscarle pies de más al gato: Mario Vargas Llosa se encuentra instituido como una de las voces más poderosas de la literatura mundial y su visión personal sobre los asuntos -sobre todo, los políticos- que trata en su más reciente obra puede resultar ciertamente polémica, sin embargo, la riqueza anecdótica de la que el libro se encuentra repleto y el exhaustivo trabajo documental que lo robustece no dejan lugar a dudas en el sentido de que “Tiempos recios” puede situarse al lado de las obras mayores escritas por el Nobel.

Entretenido, asfixiante y sorpresivo, particularmente en cuanto se acerca al final, donde todas las voces narrativas se rompen para dar paso a las dos principales que constituyen la novela (la del mismísimo autor y la de la propia Miss Guatemala), “Tiempos recios” implica una profunda inmersión en el pasado latinoamericano, aquel que durante los años cincuenta y sesenta del siglo XX configuró, literalmente a sangre y fuego, la región que hoy conocemos, pero también -y aquí estriba, quizá, su virtud mayor- constituye un viaje por el interior de almas que, tocadas ya sea por el poder o la ambición, revelan de manera tristemente épica, el sino trágico que por alguna razón persigue siempre a las mejores historias humanas.

@elimonpartido

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts