close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Una vida examinada: reflexiones bioéticas
Por PUB UNAM
El Programa Universitario de Bioética (UNAM) desarrolla investigaciones interdisciplinarias, doc... El Programa Universitario de Bioética (UNAM) desarrolla investigaciones interdisciplinarias, docencia y difusión que promuevan la reflexión y el debate social, que sea a la vez científico y filosófico, laico y plural, sobre dilemas propios de la bioética. Este blog presentará temas de actualidad, analizados desde una perspectiva bioética, con el objeto de contribuir a la construcción de una cultura de responsabilidad que promueva el respeto de los derechos humanos, de la diversidad cultural, del medio ambiente y las especies con las que compartimos el planeta. (Leer más)
Espectáculos con animales: la última estocada
El reto en el futuro próximo es legislar todas aquellas actividades en las que se hace uso de algún animal, como zoológicos, acuarios y la corrida de toros.
Por PUB UNAM
22 de marzo, 2017
Comparte

Por: Rebeca Pérez y Ricardo Noguera

El Artículo 13 inciso B, de la nueva Constitución para la Ciudad de México se refiere explícitamente a la Protección Animal, y en el primer inciso de su tercer punto establece que La ley determinará:

a) Las medidas de protección de los animales en espectáculos públicos, así como en otras actividades, de acuerdo a su naturaleza, características y vínculos con la persona. (P. 23)

Este punto representó en el proceso de redacción una gran controversia durante las sesiones del Constituyente, ya que inicialmente sólo la iniciativa presentada por la asociación civil Derecho sin Fronteras consideraba explícitamente un punto referente a los animales en espectáculos públicos dentro de los artículos de la Constitución de la Ciudad de México. Sin embargo, durante las discusiones este punto fue retirado y se turnó su legislación a la ALDF mediante las leyes secundarias, a pesar del último intento del diputado Alejandro Bustos del PVEM, el día de la votación, quien lo incluyó en una nueva iniciativa que al final fue desechada.

Cabe mencionar que ninguna iniciativa incluyó explícitamente un punto que se refiriera a la tauromaquia en particular, ya que esto implicaría privilegiar a una especie sobre las demás, y se sobreentiende que el Artículo 13 inciso B referente a los animales en general también incluye a los toros y caballos usados en la tauromaquia.

Lo anterior es acorde con otros apartados de la misma Constitución y con la ya existente Ley de Protección a los Animales del DF, la cual se procederá a armonizar con la recientemente creada Constitución, al igual que todas las leyes secundarias ya existentes referentes al tema de los animales. Igualmente será necesario redactar aquellas que no existan y que delineen y establezcan nuevas relaciones con la vida animal no humana.

Un aspecto más que ha quedado un poco vago, y que buscará clarificarse, ha sido el asunto del ejercicio de nuestra libertad y la vida de los animales. Es claro que aún tenemos que discutir hasta dónde llega nuestra libertad en el uso de animales no humanos para entretenimiento, o para otros fines como la investigación y consumo. Al respecto, aunque de índole federal, el pasado 7 de marzo nueve diputados de diferentes partidos presentaron un proyecto de ley para modificar la Ley Federal de Sanidad Animal (LFSA), y convertir en delito el asesinato de animales que no han sido aturdidos adecuadamente. La iniciativa se presenta después de que en noviembre del año pasado, las organizaciones internacionales Igualdad Animal y Mercy for Animals revelaran una investigación en la que exhibieron la crueldad con la que se mata a los animales no humanos en muchos rastros municipales del país.

Con respecto a los espectáculos con animales no humanos, que también son temas pendientes sobre regulación y legislación de la Ciudad de México, y de inclusión en las leyes secundarias que prohíben algunas actividades (como el uso de animales en circos, peleas de perros, entre otros), el pasado 7 de febrero, el diputado Fernando Rubio del PRD presentó una iniciativa para reformar la Ley General de Vida Silvestre y el Código Penal Federal, con el objetivo de prohibir la explotación de delfines y reforzar la penalización por el daño y captura de esta especie. La iniciativa surgió de organizaciones civiles como Derecho sin Fronteras, México Renace Verde, The Human League, Proyecto Gran Simio, Naturaleza Animal y Comunidad Gaia, entre otras, y cuenta con una petición en línea dirigida al Secretario de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano, en apoyo a la iniciativa.

El reto en el futuro próximo es legislar respecto a todas aquellas actividades en las que se hace uso de algún animal no humano, entre ellos, por ejemplo: la existencia de zoológicos, acuarios, y la controvertida práctica taurina, la cual se ha defendido bajo el argumento de ser una tradición, aunque este argumento en el fondo es una falacia conocida como ad antiquitatem (en el sentido de considerar de que si hay algo que se ha estado haciendo durante mucho tiempo, entonces es correcto y debe seguir haciéndose). También hay quienes, como el filósofo Fernando Savater en su libro Tauroética, que afirman que existen argumentos morales a favor de las corridas de toros, por lo que ser taurino en sus palabras es una opción ética legítima. Contrario a esa afirmación, Gustavo Ortiz Millan, en su texto Ética para matador. Savater, los toros y la ética, sostiene que el famoso filósofo español está en un error y que los argumentos morales no tienen la fuerza que Savater les adjudica; puede haber razones económicas, políticas o de otro tipo a favor de las corridas, pero no hay razones morales. Además, no hay que olvidar que las encuestas arrojan que el 69 % de los capitalinos está de acuerdo con la prohibición de las corridas de toros, lo cual se traduce en los muchos actos organizados por la sociedad civil exigiendo a las autoridades poner fin a esta cruel actividad.

Por lo anterior y por la congruencia que debe existir entre la Constitución de la Ciudad de México y las leyes secundarias, puede haber seguridad de que en la capital pronto existirá una Ley que le permita ser una Ciudad en donde, alguna tarde cualquiera, se vea la última estocada; y si habrá estocadas en el futuro, que éstas sean en contra de la explotación y abuso que sufren los animales no humanos.

 

@bioeticaunam

 

* Las opiniones publicadas en este blog son responsabilidad únicamente de sus autores. No expresan una opinión de consenso de los seminarios ni tampoco una posición institucional del PUB-UNAM. Todo comentario, réplica o crítica es bienvenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.