close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Una vida examinada: reflexiones bioéticas
Por PUB UNAM
El Programa Universitario de Bioética (UNAM) desarrolla investigaciones interdisciplinarias, doc... El Programa Universitario de Bioética (UNAM) desarrolla investigaciones interdisciplinarias, docencia y difusión que promuevan la reflexión y el debate social, que sea a la vez científico y filosófico, laico y plural, sobre dilemas propios de la bioética. Este blog presentará temas de actualidad, analizados desde una perspectiva bioética, con el objeto de contribuir a la construcción de una cultura de responsabilidad que promueva el respeto de los derechos humanos, de la diversidad cultural, del medio ambiente y las especies con las que compartimos el planeta. (Leer más)
Experimentación biomédica ilícita en seres humanos
Los países en vías de desarrollo son un caldo de cultivo para la experimentación biomédica ilícita. Factores como la pobreza alimentaria, el analfabetismo, la corrupción, la marginación, la migración y la falta de presupuesto para la investigación en el sector público agravan la incidencia.
Por Aida del Carmen San Vicente Parada
25 de septiembre, 2019
Comparte

La experimentación científica es para el beneficio de las personas, pero dicha mejora no puede ser obtenida a través de la vejación de la integridad física y psíquica de los seres humanos. En esa línea de pensamiento, para que un ensayo clínico no atente contra la dignidad de los seres humanos debe reunir los siguientes requisitos:

1. Valor. Mejoría en el tratamiento de los pacientes.

2. Validez científica. Metodología rigurosa.

3. Selección equitativa de los sujetos.

  • que sean elegidos porque están relacionados con las cuestiones científicas,
  • a todos los grupos se les ofrece la oportunidad de participar, a menos que exista riesgo para ellos, y
  • posibilidad de beneficio.

4. Garantía de una razón de riesgo-beneficio. El protocolo debe ser diseñado para reducir los riesgos.

5. Evaluación independiente. Sin conflicto de intereses.

6. Consentimiento informado.

7. Respeto a los sujetos inscritos. Pueden mudar de opinión en cualquier momento, tienen derecho a la confidencialidad y a ser informados de los riesgos y beneficios de las intervenciones realizadas.

El cumplimiento de estos criterios será verificado por los Comités de Ética en Investigación, previstos en el artículo 41 bis de la Ley General de Salud, el artículo 13 del reglamento en materia de investigación, la NOM-004-SSA3-2012 y la NOM-012-SSA3-2012, y además serán dados de alta en el Registro Nacional de Ensayos Clínicos de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

Si dichos requisitos no se verifican, hablamos de investigación biomédica ilícita, delito expresamente regulado en la legislación mexicana como una modalidad de la trata de personas (artículo 10 fracción IX) y consiste en la aplicación de procedimientos, técnicas o medicamentos no aprobados o que contravengan disposiciones legales sobre una persona o un grupo (artículo 31).

Y es que la historia de la ciencia está marcada por los descalabros que la dignidad ha sufrido a manos de ésta.(1) Tal pareciera que el precio del progreso y del aumento de sobrevivencia de la humanidad, significó la cosificación del cuerpo humano.

En respuesta a este fenómeno se erigió un dique normativo a nivel internacional, del que forman parte el Código de Núremberg, la Declaración de Helsinki y la Convención de Oviedo, cuyo principal cometido es recordarle a la ciencia que los seres humanos son vulnerables; es decir, que son susceptibles de sufrir un daño irreversible a consecuencia de una investigación biomédica que no observe principios éticos y carezca de una metodología rigurosa.

El ser humano está condicionando por su medio social, idea que se refleja en la cultura como la serie de acciones y valores a las que una sociedad aspira, debido a ello, nos convertimos en actores y perpetuadores de la cultura; de tal manera que la vida social expresa un determinado modo de producción, así como la cosmogonía y la cosmovisión.

Penosamente, la instrumentalización del cuerpo es una expresión de la cultura. El sociólogo Zygmunt Bauman señalaba en “Amor líquido” que la conexión entre los seres humanos ha mutado en un sinfín de relaciones interpersonales frívolas, breves y fugaces; la convivencia es el consumo rapaz del otro, lo que se traduce en convertir al prójimo en un objeto, en vil mercancía que satisface las necesidades.

La explotación y consumo rapaz se materializan en el siguiente ejemplo de investigación biomédica ilícita: desde 1998, en el Instituto de Nacional de Neurología 500 pacientes con hidrocefalia fueron intervenidos para colocarles una válvula de desviación ventrículo-peritoneal, modelo experimental que no fue aprobado por la Secretaría de Salud. Fallecieron 11 individuos, el resto sufre daños irreversibles como cefaleas severas, insomnio, fuga de líquido cefalorraquídeo por la nariz, problemas del habla y motilidad; la válvula está encarnada en el encéfalo y no se puede extraer.(2)

Este caso es fruto de la insensibilidad y la corrupción. De acuerdo con Karen Politis Virk, los países en vías de desarrollo son un caldo de cultivo para la experimentación biomédica ilícita. Factores como la pobreza alimentaria, el analfabetismo, la corrupción, la marginación, la migración y la falta de presupuesto para la investigación en el sector público agravan la incidencia.

Podemos concluir que la reflexión ética en la investigación con seres humanos es una necesidad, pues son prácticas que inciden en la dignidad y en la integridad física y emocional de las personas. De ahí la importancia de la ética y la bioética, pues hacen posible la condición humana dentro de la ciencia y frenan la explotación e instrumentalización del cuerpo humano.

* Aida del Carmen San Vicente Parada es maestra en Derecho con mención honorífica por la UNAM, y recipiendaria de la Medalla “Alfonso Caso” 2014. Actualmente se desempeña como catedrática de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Derecho, donde también es doctorante y autora de material didáctico, guías de estudio, artículos arbitrados y de las voces jurídicas para la Real Academia Española. También es presidenta del Grupo de Retórica y Argumentación de la UNAM, y columnista de Latitud megalópolis.

 

Las opiniones publicadas en este blog son responsabilidad únicamente de sus autores. No expresan una opinión de consenso de los seminarios ni tampoco una posición institucional del PUB-UNAM. Todo comentario, réplica o crítica es bienvenido.

 

Referencias:

Por ejemplo los experimentos en la Alemania Nazi, el caso de talidomida, el estudio de sífilis en Tuskegee. Otros casos: África, India, China, Nueva York ¿Estados Unidos?, pueden ser consultados en: “Ejemplos de casos clínicos no éticos” disponible acá. También puede consultarse aquí.

El caso sigue abierto en la Corte Interamericana de Derechos Humanos y en la Procuraduría General de Justicia. También se puede consultar: “Experimentaron con pacientes de neurología sin consentimiento” disponible acá.“Experimento la incapacitó, arruinó su vida”, disponible aquí.

 

Fuentes:

  • Bauman, Z. (2013). Amor líquido. México: Fondo de Cultura Económica
  • “Ejemplos de casos clínicos no éticos”, consultado aquí.
  • “Experimentos mortales en el Instituto de Neurología”, disponible aquí.
  • “Experimentaron con pacientes de neurología sin consentimiento”, disponible aquí.
  • “Experimento la incapacitó, arruinó su vida” consultado aquí.
  • Farmacéuticas y su negocio africano. El caso Pfizer. Disponible aquí.
  • Disponible aquí.
  • Ezequiel, I. “¿Qué hace que la investigación clínica sea ética? Siete requisitos éticos consultado en Politis, K. “Clinical trials in emerging Latin American countries addressing the challenges” consultado aquí.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.