¿Por qué es urgente que la Cámara de Diputados prohíba la experimentación cosmética con animales? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Una vida examinada: reflexiones bioéticas
Por PUB UNAM
El Programa Universitario de Bioética (UNAM) desarrolla investigaciones interdisciplinarias, doc... El Programa Universitario de Bioética (UNAM) desarrolla investigaciones interdisciplinarias, docencia y difusión que promuevan la reflexión y el debate social, que sea a la vez científico y filosófico, laico y plural, sobre dilemas propios de la bioética. Este blog presentará temas de actualidad, analizados desde una perspectiva bioética, con el objeto de contribuir a la construcción de una cultura de responsabilidad que promueva el respeto de los derechos humanos, de la diversidad cultural, del medio ambiente y las especies con las que compartimos el planeta. (Leer más)
¿Por qué es urgente que la Cámara de Diputados prohíba la experimentación cosmética con animales?
El año pasado el Senado aprobó una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud, a fin de prohibir las pruebas cosméticas en animales. La iniciativa se encuentra ahora en espera de dictaminación en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. Si no se aprueba ahora, el esfuerzo por prohibir estas prácticas crueles se estancará.
Por Antón Aguilar
17 de marzo, 2021
Comparte

Hace un año, en marzo de 2020, el Senado de la República aprobó por unanimidad una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud, a fin de prohibir las pruebas cosméticas en animales. La iniciativa fue presentada por los senadores Ricardo Monreal y Jesusa Rodríguez. El hecho de que haya sido aprobada por unanimidad da cuenta del amplio respaldo del que gozan los esfuerzos por combatir la crueldad hacia los animales en nuestro país. En efecto, la experimentación con animales para elaborar productos cosméticos es cruel, innecesaria e impopular. De acuerdo con una encuesta de Parametría, el 68% de los mexicanos rechaza el uso de animales en pruebas de laboratorio.

Esta propuesta legislativa se encuentra ahora en espera de dictaminación en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. Dado que el actual periodo legislativo concluye a fines del próximo abril, el dictamen y la aprobación de la iniciativa adquieren un sentido de urgencia. Si no se aprueba ahora, el esfuerzo por prohibir estas prácticas crueles se estancará.

La experimentación con animales para fines cosméticos es un fenómeno extendido: a nivel mundial, se estima que 500 mil animales como conejos, cobayos y ratones son usados anualmente para ese fin. En la actualidad esto es totalmente innecesario, pues existen diversas alternativas en laboratorios como cultivos celulares, tejidos humanos y modelos computacionales, entre otras. No obstante, estas pruebas siguen vigentes, provocando gran sufrimiento: en la mayoría de los casos los sujetos de prueba se quedan ciegos; presentan irritación en ojos o piel, inflamación o convulsiones; y hasta llegan a morir, además de que no se suelen usar analgésicos.

Los consumidores mexicanos se preocupan cada día más por las políticas de producción de los artículos que compran, y muchos prefieren productos que no hayan causado sufrimiento animal. Otra encuesta de Parametría indica que 78% de los mexicanos desea que al adquirir un producto cosmético se le indique si fue probado en animales 1. Más de 22,000 personas han firmado la petición de Humane Society International (HSI) –organización con liderazgo global en la protección animal– y otras agrupaciones para prohibir las pruebas cosméticas con animales en México.

La campaña #SeLibreDeCrueldad (#BeCrueltyFree) de HSI fue determinante para impulsar a la Unión Europea a convertirse en el mercado de cosméticos sin crueldad más grande del mundo y para lograr victorias similares en India, Taiwán, Corea del Sur, Nueva Zelandia, Australia, Guatemala y Suiza, así como en siete estados de Brasil y tres de Estados Unidos. Colombia prohibió estas pruebas el año pasado, convirtiéndose en el primer país sudamericano en hacerlo, mientras que Chile presentó recientemente un proyecto de ley en el mismo sentido. En Estados Unidos también se presentó una iniciativa en el Congreso, y tiene amplias probabilidades de ser aprobada.

Dado que este último país es nuestro principal mercado de exportación, será muy importante ajustar nuestra legislación para no tener una barrera de acceso a él. California ya prohíbe la experimentación con animales; de hecho, en toda Norteamérica ya hay más de mil marcas que producen cosméticos libres de crueldad.

HSI ha impulsado activamente la campaña para poner fin a las pruebas cosméticas con animales en nuestro país desde 2017, de la mano de varias organizaciones de la sociedad civil, celebridades y otros actores relevantes. México se está posicionando para convertirse en el primer país de América del Norte en prohibir las pruebas cosméticas en animales, y el número 41 a nivel mundial.

La iniciativa aprobada en el Senado prohíbe las pruebas cosméticas en animales, así como la fabricación, importación o comercialización de cosméticos probados en animales provenientes de cualquier parte del mundo después de que la prohibición entre en vigor. A fin de que su implementación sea viable, la propuesta ofrece un plazo de dos años a la industria para realizar la transición, y contiene ciertas excepciones a la prohibición, incluyendo:

I. Cuando un ingrediente deba someterse a pruebas de seguridad, y no existan métodos alternativos validados por la comunidad científica internacional o alguna disposición sanitaria relativa y aplicable. En ningún caso se podrán realizar pruebas adicionales posteriores;

II. Cuando los datos de seguridad generados a través de pruebas en animales para un ingrediente se hayan realizado para otro fin diferente al cosmético;

III. Cuando la seguridad del ingrediente sea ampliamente reconocida por el uso histórico del mismo no serán necesarias pruebas adicionales, pudiendo ser usada en cambio la información generada previamente como soporte, y

IV. Cuando sea necesario atender un requisito regulatorio establecido por otro país, para fines de exportación (Art. 271 Bis de la Iniciativa de reforma a la Ley General de Salud).

La iniciativa busca igualmente garantizar el derecho a la información del consumidor, por lo que si un productor incurre en alguna de las excepciones mencionadas no podrá etiquetar sus productos como “libres de crueldad animal”.

Sería muy positivo que la Comisión de Salud, presidida por la diputada Carmen Medel, emita un dictamen favorable a fin de que esta importante reforma pueda salir adelante. Ello será una decisión en sintonía con la sensibilidad moral de la mayoría de los mexicanos, cuya preocupación por el bienestar animal y la consideración ética de los animales sintientes se ha ido incrementando; pondrá fin a una de las manifestaciones más crueles, innecesarias y superfluas del maltrato animal, y colocará a México a la vanguardia de la legislación de protección animal en nuestra región.

* Antón Aguilar obtuvo su Maestría en Política Comparada por el Instituto de Estudios Políticos de París y la Licenciatura en Relaciones Internacionales por El Colegio de México. Actualmente es Director Ejecutivo de HSI-México. Entre sus responsabilidades actuales destaca el diseño y puesta en marcha de diversos programas de bienestar animal, incluyendo el trabajo con animales de producción, de laboratorio y de compañía.

 

 

1 Encuesta de Parametría realizada entre el 26 de octubre y el 2 de noviembre de 2019, con una muestra aleatoria nacional de 880 casos y un margen de error de (+/-) 3.3%.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.