A 9 años de su terrible feminicidio, justicia para Sarita Benazir - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Verdad, justicia y reparación
Por CMDPDH
La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil,... La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil, secular, autónoma e independiente fundada en 1989. Busca contribuir a la consolidación de un Estado democrático de derecho que reconozca y garantice, en particular, los derechos de las víctimas de violaciones a derechos humanos; en especial el derecho a la asistencia, protección, verdad, justicia, reparación integral, debida diligencia, y demás derechos consagrados. Este blog es un espacio de análisis e investigación que invita a un debate informado sobre el estado de los derechos humanos en México. Síguenos en Facebook/CMDPDH. (Leer más)
A 9 años de su terrible feminicidio, justicia para Sarita Benazir
El 7 de diciembre del 2005, Sara Benazir de 15 años fue privada de su libertad, víctima de violación sexual y lesiones, y arrojada de un vehículo en movimiento por lo que murió al ser atropellada por un taxi. La investigación del asesinato brutal tuvo una serie de faltas, irregularidades y fabricaciones por parte de las autoridades que investigaron los hechos, incluyendo actos de revictimización contra Sara Benazir y su familia, sobre su actividad laboral y sexual, y una investigación plagada de errores.
Por CMDPDH
29 de diciembre, 2014
Comparte

En el año de 2014 la familia y la sociedad de Tijuana vieron un rayo de esperanza cuando El Backstreet, la única persona que ha sido identificada como probable responsable del feminicidio de Sara Benazair Chavolla, fue capturado en la frontera de México/Estados Unidos por autoridades migratorias de los Estados Unidos. Sin embargo, lejos de sancionar y juzgar a El Backstreet, en enero de este año fue liberado definitivamente del asesinato de Benazir ya que las evidencias que tendrían que haber sido más que suficiente para sancionarlo, fueron descartadas.

El 7 de diciembre del 2005, Sara Benazir de 15 años fue privada de su libertad, víctima de violación sexual, lesiones y arrojada de un vehículo en movimiento por lo que murió al ser atropellada por un taxi, homicidio que consternó a la comunidad.

La investigación del asesinato brutal tuvo una serie de faltas, irregularidades y fabricaciones por parte de las autoridades que investigaron los hechos, incluyendo actos de revictimización contra Sara Benazir y su familia, sobre su actividad laboral y sexual, y una investigación plagada de errores. Aun así, se logró identificar a El Backstreet como el individuo que manejaba el vehículo del cual fue arrojada.

Tras liberarse orden de aprehensión contra la persona señalada como aquella que la arrojó del automóvil en movimiento, éste, ante la pasividad de las autoridades, se fue a vivir a Estados Unidos con estatus migratorio irregular, lugar en el que permaneció como fugitivo por más de 8 años.

En agosto de 2013 el probable responsable fue detenido en San Diego cuando quiso realizar un trámite migratorio ya que existía una orden de INTERPOL para su captura. En enero de 2014, solo 5 meses después de su captura, el Tribunal Superior de Justicia de Baja California lo liberó.

Las irregularidades y faltas al debido proceso en el caso de Sara Benazir son tales, que en el año 2006 la Procuraduría de Derechos Humanos del estado de Baja California investigó el caso y emitió la Recomendación 08/2006 para que la investigación se realizara a través de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia Contra las Mujeres y Trata de Personas, considerando “el clima de inseguridad e impunidad que impera en el Estado de Baja California”. A pesar de dicha Recomendación, el caso continuó en la Procuraduría local, en la cual el feminicidio de Sara permanece en impunidad.

Ya que la investigación de los asesinos de Sara Benazir sigue abierta, la familia y la sociedad sigue esperando que la investigación sea atraída por una autoridad federal que pueda ver el caso de manera independiente, desinteresada e imparcial, para no solamente investigar y sancionar a las personas responsables del asesinato sino también de todas las personas responsables por el encubrimiento, la pérdida de pruebas, y la falta de debida diligencia que han favorecido la falta de verdad jurídica e histórica de los hechos.

Solo al sacar la investigación del alcance de las autoridades del estado de Baja California, las mismas autoridades que dejaron que el probable responsable de la muerte de Sara Benazir se fugara en 2005, se podrá enviar un mensaje a la sociedad de Baja California que la violencia en contra de las mujeres no será tolerada por la sociedad mexicana, sin importar el nivel de influencia, poder y corrupción que a la fecha permite que los feminicidios en el estado continúen ocurriendo.

El caso de Sarita Benazir es uno de miles de casos de niñas y mujeres que no son investigados y donde la victima y la familia es culpada por lo que les ha ocurrido y en el que resulta más sencillo descalificar que realizar una investigación seria. La familia de Sarita Benazir y la ciudadanía de Baja California espera que el gobierno federal pueda investigar el caso y no descansaran hasta que el caso sea investigado y los responsables sean llevados ante la justicia.

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.