close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Verdad, Justicia y Reparación
Por CMDPDH
La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil,... La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil, secular, autónoma e independiente fundada en 1989. Busca contribuir a la consolidación de un Estado democrático de derecho que reconozca y garantice, en particular, los derechos de las víctimas de violaciones a derechos humanos; en especial el derecho a la asistencia, protección, verdad, justicia, reparación integral, debida diligencia, y demás derechos consagrados. Este blog es un espacio de análisis e investigación que invita a un debate informado sobre el estado de los derechos humanos en México. Síguenos en Facebook/CMDPDH. (Leer más)
¿Cuál es la verdadera magnitud del desplazamiento interno forzado en México?
Considerando los nuevos desplazamientos identificados en 2018, se estima que al menos 338 mil 405 personas han sido internamente desplazadas de manera forzada en episodios masivos en México desde 2006.
Por CMDPDH
10 de junio, 2019
Comparte

Por: Lígia de Aquino Barbosa y Brenda Pérez (@dabrenperez)

El pasado 04 de junio la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) presentó el libro “Episodios de Desplazamiento Interno Forzado Masivo en México: Informe 2018”, producto del trabajo de investigación que realiza de manera permanente en el seguimiento y registro de los eventos de desplazamiento interno forzado masivo en el país, cuyos resultados se presentan anualmente. La finalidad de este ejercicio es continuar ofreciendo una estimación del número de personas afectadas por estos episodios de desplazamiento masivo, así como un panorama más amplio que permita ahondar en el análisis de las características de esta aún invisible problemática.

El informe revela que de enero a diciembre de 2018 al menos 11 mil 491 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares y desplazarse internamente como consecuencia de la situación de violencia en México. Estas personas fueron víctimas de 25 episodios de desplazamiento interno forzado masivo que ocurrieron en Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Sinaloa, siendo las dos primeras las entidades federativas más afectadas, con casi 90 % de las víctimas. Considerando los nuevos desplazamientos identificados en 2018, se estima que al menos 338 mil 405 personas han sido internamente desplazadas de manera forzada en episodios masivos en México desde 2006. Esta estimación forma parte de las 41.3 millones de personas que viven desplazamientos cíclicos y prolongados causados por situaciones de violencia y conflicto alrededor del mundo, reportados por el Observatorio de Desplazamiento Interno (IDMC, por sus siglas en inglés) en su más reciente informe anual.

Imagen: CMDPDH.

Entre los principales hallazgos de carácter cualitativo del informe de la CMDPDH, se observó que casi todos los desplazamientos registrados ocurrieron de manera reactiva, tras alguna agresión o amenaza directa. Manteniendo la tendencia observada en años anteriores, en 2018 los grupos armados organizados, como cárteles y grupos del crimen organizado, y los conflictos comunitarios, políticos y territoriales generaron niveles elevados de violencia, expresada a través de incursiones y ataques armados a comunidades, enfrentamientos armados, asesinatos de miembros de las comunidades desplazadas, quema y destrucción de casas, cultivos y negocios, desaparición de personas, entre otras agresiones. La investigación también permitió identificar que, aunque entre las víctimas había un grupo variado de individuos, se afectó en gran medida a perfiles en situación de especial vulnerabilidad como niñas, niños, adultos mayores y población indígena. Particularmente con relación a las personas indígenas, se evidenció nuevamente que son afectadas de manera desproporcionada por el fenómeno: el 45 % de las víctimas de desplazamiento interno forzado masivo identificadas en 2018 son indígenas, porcentaje muy superior al de personas indígenas a nivel nacional.

Desplazamiento interno forzado

Imagen: CMDPDH

No obstante, además de este informe que ofrece una estimación de al menos 338 mil 405 personas internamente desplazadas de manera forzada en México desde 2006, únicamente en los episodios masivos reportados por la prensa a lo largo de este primer semestre de 2019 se han presentado y difundido otras cifras relativas a la cantidad de personas internamente desplazadas en el país, las cuales difieren mucho numéricamente.

En febrero de 2019 la CMDPDH lanzó el libro “Entre la invisibilidad y el abandono: un acercamiento cuantitativo al desplazamiento interno forzado en México”. El estudio buscó acercarse a una cuantificación del fenómeno a través del análisis de tres encuestas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI): la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID), la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) y la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE). Estas encuestas, a pesar de no ser especializadas en medir el fenómeno y presentar limitaciones importantes, las cuales se evidenciaron en el libro, permitieron la estimación de cifras que varían desde 185 mil, en el caso de la ENADID, a más de 8 millones, en el caso de la ENVIPE, de personas que habrían cambiado de residencia al interior del país por motivos relacionados con la violencia y la inseguridad pública.

Desplazamiento interno forzado

Imagen: CMDPDH.

Por su parte, en el mes de mayo, el Consejo Nacional de Población (CONAPO) y la Secretaría de Gobernación (SEGOB) publicaron el libro “La violencia como causa de desplazamiento interno forzado: aproximaciones a su análisis en México”, el cual, además de hacer aportaciones relevantes en términos de investigación cuantitativa y cualitativa, trajo consigo el tan esperado reconocimiento oficial del desplazamiento interno forzado en el país. Con relación a la cuantificación del fenómeno, en dicho estudio se analizaron los mismos instrumentos estadísticos estudiados por la CMDPDH, concluyéndose que la ENVIPE era la encuesta que presentaba la información más precisa sobre el desplazamiento interno forzado. Sin embargo, el CONAPO consideró importante establecer que, debido a la posibilidad de que hubiera doble conteo, no se deberían sumar las estimaciones presentadas en cada año por la ENVIPE, de manera que se difundió la cifra referente a las personas que se desplazaron durante el 2017, cuya estimación es de alrededor de 1 millón 130 mil personas.

Las cifras presentadas en los párrafos anteriores y, especialmente, la gran distancia existente entre ellas, evidencian el mismo problema, es decir, seguimos sin saber cuál es la verdadera magnitud del desplazamiento interno forzado en México, ya que no existe un consenso para seleccionar una única cifra que sea inclusiva y logre representar adecuadamente el problema. Sin embargo, la experiencia adquirida a través de los estudios realizados para elaborar las estimaciones mencionadas nos deja ver, de manera clara, que es urgente la elaboración e implementación de instrumentos especializados, que puedan diagnosticar y caracterizar de manera adecuada y comprehensiva la situación de desplazamiento interno forzado en el país.

Desplazamiento interno forzado

imagen: CMDPDH

La experiencia de la CMDPDH nos permite enunciar algunas recomendaciones para la elaboración de tales instrumentos especializados. En primer lugar, para definir e identificar a las personas que se vieron obligadas a desplazarse internamente en México, además del estándar internacional establecido por los “Principios Rectores de los Desplazamientos Internos”, es esencial tener en cuenta también situaciones propias de la realidad mexicana que históricamente han generado desplazamientos forzados, como la violencia política, los conflictos territoriales, la intolerancia religiosa y el ejercicio de la actividad periodística y de defensa de los derechos humanos. Otro aspecto importante es que un instrumento especializado debe ser capaz de identificar todos los movimientos que puedan ser caracterizados como desplazamientos internos forzados, masivos o individuales, e incluso los que ocurren dentro de un mismo estado, municipio o localidad. Se deben tomar medidas para prevenir el doble conteo, por ejemplo de las personas que se hayan desplazado más de una vez. Asimismo, las muestras deben ser representativas, incluyendo a todos los habitantes de los hogares que se hayan desplazado, además de no excluir, por ejemplo, personas en asentamientos informales, que pueden estar en esta situación precisamente por haber sufrido desplazamiento forzado.

Desplazamiento interno forzado

Imagen: CMDPDH

Tomando en cuenta las necesidades de atención urgente de la población internamente desplazada, y considerando el contexto nacional actual, en el que las autoridades mexicanas ya reconocieron la existencia del desplazamiento interno forzado en su territorio, es necesario exigir que dichas autoridades den los siguientes pasos necesarios para atender el fenómeno. Además de la realización de un diagnóstico especializado, se urge al gobierno mexicano que elabore un marco normativo que establezca las atribuciones y competencias de las instituciones gubernamentales en materia de desplazamiento interno forzado, y que se elaboren políticas de prevención y atención integral de corto, mediano y largo plazo que cuenten con recursos técnicos, financieros y humanos suficientes para atender las necesidades de las víctimas y alcanzar soluciones duraderas al desplazamiento interno forzado.

Las acciones necesarias y muchas de las herramientas para comenzar a proteger y atender a las víctimas de desplazamiento interno forzado en México ya las tenemos identificadas, sin embargo, para que estas se pongan en marcha, será necesario contar con la voluntad política de la actual administración.

El libro “Episodios de Desplazamiento Interno Forzado Masivo en México: Informe 2018” está disponible y puede ser consultado en este enlace.

@CMDPDH

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.