La epidemia de la impunidad: impunidemia - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Verdad, justicia y reparación
Por CMDPDH
La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil,... La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil, secular, autónoma e independiente fundada en 1989. Busca contribuir a la consolidación de un Estado democrático de derecho que reconozca y garantice, en particular, los derechos de las víctimas de violaciones a derechos humanos; en especial el derecho a la asistencia, protección, verdad, justicia, reparación integral, debida diligencia, y demás derechos consagrados. Este blog es un espacio de análisis e investigación que invita a un debate informado sobre el estado de los derechos humanos en México. Síguenos en Facebook/CMDPDH. (Leer más)
La epidemia de la impunidad: impunidemia
Más de 20 años después de que la CIDH llamó la atención del Estado mexicano por la ineficiencia de las procuradurías, tenemos una Fiscalía que no funciona y que en los hechos tampoco es independiente ni autónoma.
Por Lucía Chávez
19 de octubre, 2020
Comparte

México vive una grave enfermedad desde hace ya muchas décadas, la enfermedad ya se volvió crónica. Hablo de la impunidad crónica que vive México.

Hace 8 años, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) lo decía en su libro coordinado por Mariclaire Acosta (2012) La impunidad crónica de México. En el capítulo sobre El desafío de la seguridad pública y la impunidad, la fundadora de la CMDPDH advertía que,

(d)urante la última década, México ha experimentado avances institucionales y políticos nada despreciables en materia de derechos humanos, justicia y democracia. Sin embargo, tales avances no han sido suficientes para abatir la inseguridad que recorre el país ni para garantizar el acceso a la justicia de las víctimas, tanto de la delincuencia común como de violaciones a los derechos humanos. Es particularmente preocupante el incremento de ciertos delitos en los últimos años, especialmente los homicidios, secuestros, extorsiones, robos y violaciones sexuales, así como el aumento de violaciones graves a los derechos humanos (Acosta, 2012:57).

Antes de esas palabras, en 1998, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos nombró a la impunidad como uno de los más grandes problemas de México. Mencionó también una de las causas: “Al tratar de discernir sobre el origen del problema de la impunidad, la atención debe iniciarse por el análisis del Ministerio Público, organismo que conjuntamente con la Policía Judicial es el encargado de la persecución de los delitos… La participación del Ministerio Público no ha contribuido efectivamente a la sanción de un número mayor de delitos” (CIDH, 1998:367).

Al día de hoy, más de 20 años después de que la CIDH llamó la atención del Estado mexicano por la ineficiencia de las procuradurías, tenemos una Fiscalía que no funciona y que en los hechos tampoco es independiente ni autónoma, con un #FiscalCarnal como su titular. La impunidad continúa sumándose día con día, porque se cometen más delitos que no se investigan, procesan, ni castigan. Incluso aquellos delitos más graves y que más dañan a la sociedad son ignorados.

Datos de la CMDPDH, por ejemplo, indican que de las denuncias por tortura que llegan a conocimiento de la FGR, solo el 0.2% llegan a ser judicializadas. En el caso de la desaparición por particulares y la desaparición forzada, solo el 1% de los casos llegan a conocimiento de un juez. Es decir, menos del 1% de los perpetradores de cientos de miles de desapariciones y de miles de actos de tortura permanecen en la impunidad.

Ya en muchas ocasiones también se ha hablado de la impunidad como causa y consecuencia de la violencia y las graves violaciones a derechos humanos. Ante la evidencia, solo podemos afirmar que, si alguien tortura o desaparece a otro ser humano, “no pasa nada”. Así, la impunidad se coloca como un círculo perverso.

¿Por qué hago referencia a una enfermedad? La violencia lo es. La Organización Mundial de la Salud (2002) en el Informe mundial sobre la violencia y la salud, aborda la violencia desde la perspectiva de la salud pública y sus repercusiones. El informe, además, hace un llamado a mirar los métodos de salud pública que fundamentan su proceder en pruebas científicas, en evidencia. “Desde la identificación del problema y sus causas, hasta la planificación, la experimentación y la evaluación de las respuestas, todo debe estar basado en investigaciones fidedignas y respaldado por las pruebas más sólidas. Es, además, una estrategia multidisciplinar” (OMS, 2002:4).

A pesar de ello, y de tener evidencia y los procedimientos para diseñar la cura adecuada, las autoridades continúan apostando por una cura que deja más y más muertos y víctimas, y pretenden “pacificar” al país mediante el uso de la violencia, la tortura, las ejecuciones y armas de alto poder que solo sirven para matar. Quieren curar al país haciendo reformas violatorias de derechos humanos y atentados contra el sistema democrático y el Estado de derecho; tal y como lo hizo Calderón en su momento, impulsando el arraigo penal y empezando una guerra que dejó un saldo de miles de víctimas. El actual gobierno parece apostar a una política de transición amnésica, en lugar de una que reconozca a las víctimas de al menos los crímenes más graves, que incluya acciones de verdad, justicia y reparación. En su lugar, lo que hace el gobierno actual es tan ridículo como pretender curar una enfermedad viral tomando cloro.

Las fiscalías son un órgano del cuerpo humano que es México, con una enfermedad crónica prácticamente terminal. Esa enfermedad produce cada vez más violencia y víctimas. Las autoridades, que son el médico de este país, no han querido tomar la cura, aunque la conocemos desde hace más de 20 años. Si queremos aliviar a México se debe de aliviar la impunidad crónica.

@CMDPDH

 

Referencias

Acosta, M. (2012). La impunidad crónica de México. Una aproximación desde los derechos humanos.

Comisión Interamericana de Derechos Humanos (1998). Informe sobre la situación de los derechos humanos en México.

Organización Mundial de la Salud (2002). Informe mundial sobre la violencia y la salud: resumen.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.