close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Verdad, Justicia y Reparación
Por CMDPDH
La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil,... La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil, secular, autónoma e independiente fundada en 1989. Busca contribuir a la consolidación de un Estado democrático de derecho que reconozca y garantice, en particular, los derechos de las víctimas de violaciones a derechos humanos; en especial el derecho a la asistencia, protección, verdad, justicia, reparación integral, debida diligencia, y demás derechos consagrados. Este blog es un espacio de análisis e investigación que invita a un debate informado sobre el estado de los derechos humanos en México. Síguenos en Facebook/CMDPDH. (Leer más)
La erradicación de la impunidad en América Latina: desafíos y buenas prácticas
En este libro se analizan el contexto político y jurídico, así como las buenas prácticas desarrolladas en los países de América Latina para luchar en contra de la impunidad.
Por CMDPDH
6 de mayo, 2019
Comparte

Por: Lucía Guadalupe Chávez Vargas (@LucyChavezV) y Jessica Panchard

 

El día de ayer en la Feria del Libro y la Rosa de la UNAM presentamos el libro La erradicación de la impunidad de las atrocidades cometidas en América Latina: Desafíos y buenas prácticas, coordinado por la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH). En el texto, especialistas de la región de América Latina analizan el contexto político y jurídico, los desafíos y las buenas prácticas desarrolladas en sus países para luchar en contra de la impunidad en el contexto de las graves violaciones a derechos humanos y crímenes de lesa humanidad.

El texto aborda la respuesta de las víctimas, organizaciones de derechos humanos, el sistema político y el sistema de justicia sobre los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el terrorismo de Estado en Argentina (1976 a 1983), las graves violaciones a derechos humanos en Chile durante la dictadura militar (1973-1990), los crímenes perpetrados al largo del conflicto armado interno en Colombia, los actos de genocidio y graves violaciones a derechos humanos cometidos durante el conflicto armado interno en Guatemala (1960-1996) y las violaciones graves a derechos humanos derivados del conflicto armado interno en Perú (1980-2000).

Estos crímenes y violaciones graves a derechos humanos, cometidos por agentes del Estado y/o particulares quedaron en la impunidad durante varios años. Sin embargo, los esfuerzos de las víctimas, organizaciones de la sociedad civil y la cooperación de la comunidad internacional han resultado valiosos para dar pasos hacia la verdad y la justicia.

En Argentina, las organizaciones mantuvieron viva la lucha por la justicia durante más de cuarenta años, y la participación de las víctimas a través de sus testimonios ha sido significado para documentar los casos de graves violaciones a derechos humanos. En Chile, los familiares de las víctimas, las organizaciones, abogadas y abogados de derechos humanos acudieron desde muy temprano a los tribunales para obtener justicia, esa documentación resguardada por la iglesia fue valiosa al fin de la dictadura, cuando se propiciaron las condiciones para acceder a la justicia. En el contexto colombiano, la fuerte presión de los organismos internacionales y locales de derechos humanos ha impulsado la negociación con las fuerzas armadas; el desarrollo del poder judicial y el reconocimiento de la violencia ha producido avances en materia de verdad y justicia. En Guatemala, las víctimas y el trabajo de las organizaciones civiles, acompañadas por la oficina del Alto Comisionado en Derechos Humanos de las Naciones Unidas, así como la creación de mecanismos extraordinarios empujaron el avance en las investigaciones. En Perú, la Corte Interamericana de Derechos Humanos tuvo un papel fundamental con sus decisiones que impulsaron avances en los casos.

De las lecciones aprendidas por estos países, se destaca la importancia de la organización y participación y persistencia de las víctimas, la voluntad política de los funcionarios, la creatividad en el litigo estratégico y la creatividad judicial, así como la necesidad de creación de mecanismos extraordinarios y el fortalecimiento institucional.

México vive una situación de violencia sin precedentes desde diciembre de 2006, en donde se cometen crímenes graves -algunos incluso pueden ser calificados de crímenes de lesa humanidad- por agentes del Estado o integrantes de grupos criminales, que a veces actúan en coalición y que permanecen en total impunidad. En ese contexto, las experiencias de otros países de la región con los que compartimos el idioma, costumbres y en buena medida un diseño institucional y normativo de los aparatos de impartición de justicia, resultan sumamente útiles.

Consideramos que, en esta etapa de un cambio de partido político en el gobierno, que apunta a ser una transición al menos política, es necesario reflexionar sobre los aciertos y fallas de otros contextos y cómo podemos aprovechar esos aprendizajes para atender la problemática de la impunidad, a fin de reparar a las víctimas de manera integral y garantizar que hechos similares no se repitan. Para lograr esto, es particularmente necesaria la voluntad política del actual presidente.

Es importante mencionar que con base en estas experiencias y otras, organizaciones mexicanas hemos desarrollado algunas propuestas para la consecución de la verdad, justicia y reparación para las víctimas de los crímenes atroces. Esas propuestas incluyen mecanismos extraordinarios, para contribuir a una resolver una situación extraordinaria de violencia y violaciones graves a derechos humanos que vive el país.

 

* Lucía Guadalupe Chávez Vargas es licenciada en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México y Maestra en Derechos Humanos, Estado de Derecho y Democracia en Iberoamérica por la Universidad de Alcalá de Henares. Actualmente es coordinadora del Área de Investigación de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos. Jessica Panchard es licenciada en Relaciones Internacionales y Maestra en Derecho Internacional y Europeo por la Universidad de Ginebra, Suiza. Jessica fue voluntaria en el área de Investigación de la CMDPDH a finales de 2018. 

* Para más información sobre este libro, se puede consultar: La erradicación de la impunidad de las atrocidades cometidas en América Latina. Desafíos y buenas prácticas.

 

@CMDPDH

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.