La frontera norte, uno de los destinos de las personas desplazadas internas por la violencia en México - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Verdad, justicia y reparación
Por CMDPDH
La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil,... La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil, secular, autónoma e independiente fundada en 1989. Busca contribuir a la consolidación de un Estado democrático de derecho que reconozca y garantice, en particular, los derechos de las víctimas de violaciones a derechos humanos; en especial el derecho a la asistencia, protección, verdad, justicia, reparación integral, debida diligencia, y demás derechos consagrados. Este blog es un espacio de análisis e investigación que invita a un debate informado sobre el estado de los derechos humanos en México. Síguenos en Facebook/CMDPDH. (Leer más)
La frontera norte, uno de los destinos de las personas desplazadas internas por la violencia en México
La realidad en distintos cruces fronterizos del país es crítica, y en particular la ciudad de Tijuana se ha visto afectada con la llegada de personas desplazadas internas de varias entidades del país, lo que ha provocado que se rebasen las capacidades de los albergues existentes.
Por CMDPDH
26 de julio, 2021
Comparte

“A nosotros nos hizo emigrar que mataron a mis dos hermanos, van a ser seis meses, los mataron el 12 de noviembre (…) somos catorce, nueve niños y cinco adultos. Todas mujeres y niños”.

(Testimonio de persona desplazada de Michoacán)1

 

La migración mexicana hacia la frontera norte no es un fenómeno nuevo. Ciudades como Tijuana y Juárez se han caracterizado por la presencia de diversos grupos de personas en situación de movilidad. Sin embargo, en los últimos años se ha registrado un aumento de personas desplazadas internas por la violencia en ciudades fronterizas del norte del país. En particular, varias notas de prensa y organizaciones de atención a población migrante han señalado la llegada de esta población a los albergues y campamentos en los que personas centroamericanas y de otras latitudes buscaban refugio. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), recientemente, señaló en un comunicado sobre el campamento “El Chaparral” en Tijuana: “no escapa a nuestra atención la llegada en los últimos meses de población en contexto de desplazamiento interno forzado, huyendo de la violencia criminal”2.

De acuerdo con diversas notas de prensa, entre marzo y mediados de mayo de 2021, 500 personas de Michoacán solicitaron asilo en los Estados Unidos, la mayoría provenientes de Aguililla. Algunas fuentes aseguran que son al menos 1,500 personas3 de esta localidad las que han llegado a la ciudad de Tijuana, otras señalan que hay al menos 15,000 personas de diferentes comunidades michoacanas buscando asilo desde esta ciudad fronteriza4. Son familias completas que muchas veces llegan sin documentos, dejando atrás sus viviendas y medios de vida, amenazadas directamente por criminales o afectadas por la situación de violencia generalizada y con pocas posibilidades de volver a sus hogares.

Pero no sólo son personas desplazadas de Michoacán las que han llegado a los municipios fronterizos. De acuerdo con la Encuesta sobre Mexicanos Desplazados Solicitantes de Asilo Político (ENMEDESA) realizada en el 20195, el 57% de las personas mexicanas desplazadas solicitantes de asilo en Ciudad Juárez provenían de Michoacán, el 18% de Zacatecas, otro 18% de Guerrero y 8% de otras entidades. Del total de estas personas, el 44% dejó su lugar de residencia habitual debido a la inseguridad, el 28% señaló específicamente que el narcotráfico los obligó a huir y el 14% que lo hicieron por extorsiones y amenazas. Es decir, el 89% de las personas tuvieron que dejar sus hogares debido a la violencia en sus comunidades.

La región calentana de Michoacán sirve como ejemplo de esto. Desde 2018, cada año hemos documentado al menos un desplazamiento interno forzado masivo en el municipio de Aguililla6, donde la violencia, derivada de enfrentamientos entre el Cártel Jalisco de Nueva Generación y los Cárteles Unidos, sólo se ha recrudecido y extendido a otros municipios como Tepalcatepec y Buenavista. Esta violencia casi perenne en muchas regiones del país también se refleja en los datos de la ENMEDESA: el 90% de quienes se encontraban en Ciudad Juárez en 2019 no estaban dispuestos a regresar a sus hogares debido a que la inseguridad prevalecía en sus comunidades de origen7.

En Tijuana, sacerdotes de Apatzingán y de esa ciudad se organizaron para atender a la población desplazada de Michoacán mediante un albergue que no sólo da refugio, también brinda orientación jurídica para la solicitud de asilo8. Además, agencias internacionales y el DIF de Baja California han tomado acciones para facilitar el acceso a la educación a niños y niñas en situación de movilidad, incluyendo a quienes se encuentran en situación de desplazamiento interno forzado9.  Pese a este tipo de acciones puntuales, la situación general de las personas desplazadas en Tijuana es alarmante. En el campamento “El Chaparral” la CNDH denunció las condiciones generales en las que se encuentran más de tres mil migrantes, mexicanos y de otras nacionalidades: la falta de alimentación, las condiciones de hacinamiento y la carencia de instalaciones sanitarias colocan en una posición de mayor vulnerabilidad a las personas en situación de movilidad ante la pandemia.

Con el cambio de administración en Estados Unidos la situación parecía dar un giro pues se comenzó a procesar las solicitudes de asilo de personas registradas en el programa Protocolos de Protección al Migrante (MPP por sus siglas en inglés). Sin embargo, esta medida ha excluido a las personas desplazadas internas mexicanas10 que han llegado a las ciudades fronterizas desde el año pasado para solicitar asilo. De acuerdo con datos de TRAC Inmigration, en el 2020 sólo se admitió el 15%11 de las solicitudes de asilo de personas mexicanas. En su mayoría, las personas solicitantes de protección internacional argumentaron haber sido desplazadas por intimidaciones del crimen organizado, desde amenazas de muerte hasta la desaparición y asesinato de familiares12. Esta situación ha provocado que los albergues y otras instalaciones de refugio se vean desbordadas pues no existe una solución a corto o mediano plazo.

La realidad en distintos cruces fronterizos del país es crítica, y en particular la ciudad de Tijuana13 se ha visto afectada con la llegada de personas desplazadas internas de varias entidades del país, lo que ha provocado que se rebasen las capacidades de los albergues existentes. Para comenzar a atender esta situación es necesario tener un registro de las personas desplazadas internamente y así conocer, entre otras cosas, las causas, lugares de origen y condiciones en las que llegan a los puntos fronterizos, así como sus necesidades particulares de atención. Además, es importante tener claro que estos desplazamientos son consecuencia de una violencia generalizada que no ha menguado en muchas zonas del país y que, en muchos casos, se ha recrudecido, impidiendo los retornos seguros. Finalmente, la seguridad en los campamentos y los albergues está en entredicho pues no sólo están en condiciones de vulnerabilidad por hacinamiento, sino que la vida de quienes llegan ahí también peligra por las redes del crimen que operan en estas ciudades. Mientras esperan, las personas desplazadas internas forzadas deberían contar con protección integral y la posibilidad de encontrar una solución duradera que no necesariamente implique el asilo en Estados Unidos ya que las posibilidades de lograrlo parecen difíciles.

@CMDPDH

 

 

1 Villa, A. (2021, mayo 31). Migrantes amenazados por el narco, varados en Tijuana. Zeta Tijuana. Disponible aquí.

2 Comisión Nacional de Derechos Humanos. (2020, junio 24). Comunicado de Prensa DGC/169/2021. Disponible aquí.

3 Villa, A. (2021, julio 12). “El diablo apareció en Aguililla”: desplazados en Tijuana. Zeta Tijuana. Disponible aquí.

4 Hasta 15 mil michoacanos han huido a Tijuana para escapar la violencia de carteles. (2021, julio 14). El Latino San Diego. Disponible aquí.

5 Colegio de la Frontera Norte. (2020, enero 13). Resultados de la Encuesta sobre Mexicanos Desplazados Solicitantes de Asilo Político – Ciudad Juárez, 2019. Disponible aquí.

6 Para mayor información consultar el micrositio especializado de la CMDPDH aquí.

7 Barrios de la O, M. (2020, marzo 25). Migración por violencia. Dicotomía del desplazamiento interno forzado en Ciudad Juárez. Nexos. Disponible aquí.

8 Familias dejan todo en Michoacán y huyen hacia la frontera; buscan asilo en EEUU. (2021, julio 13). Proyecto Puente. Disponible aquí.

9 Arellano, A. (2020, abril 15). SDIF y UNICEF fortalecen acciones en favor de la primera infancia. El Sol de Tijuana. Disponible aquí.

10 Torres, R., Glokner-Fagetti, V., Niño, N., Thompson, A., García, G., Faria, C. (2021, marzo 30). Desplazados y refugiados mexicanos son los migrantes que la nueva política de Biden borró.  Los Angeles Times. Disponible aquí.

11 TRAC Inmigration. (2020, octubre 28). Asylum Denial Rates Continue to Climb. Disponible aquí.

12 González, R. (2021, abril 4). EU asila a mexicanos que huyen del narco. El Sol de México. Disponible aquí.

13 Urenda, G. (2021, julio 22). Mexicanos ya han saturado albergues. El Sol de Tijuana. Disponible aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.