close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Verdad, Justicia y Reparación
Por CMDPDH
La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil,... La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil, secular, autónoma e independiente fundada en 1989. Busca contribuir a la consolidación de un Estado democrático de derecho que reconozca y garantice, en particular, los derechos de las víctimas de violaciones a derechos humanos; en especial el derecho a la asistencia, protección, verdad, justicia, reparación integral, debida diligencia, y demás derechos consagrados. Este blog es un espacio de análisis e investigación que invita a un debate informado sobre el estado de los derechos humanos en México. Síguenos en Facebook/CMDPDH. (Leer más)
Las víctimas de desplazamiento por violencia
Entre 2011 y 2017, alrededor de 8,726,375 personas abandonaron su lugar de residencia para protegerse de la delincuencia, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE).
Por CMDPDH
4 de marzo, 2019
Comparte

Por: Brenda Pérez (@dabrenperez), Montserrat Castillo (@m_illoillo) y Lígia Magalhães (@ligiaabm)

Salirte sin nada, trabajar tantos años. Salirte con la ropa que tú traes nada más, sin dinero y sin tus familiares, que es lo que más quieres […] eso es lo que más a uno le duele”, recuerda María Elena Medina, madre de seis hijos, al narrar los hechos de violencia que hace más de diez años la obligaron a ella y a su familia a huir de la comunidad de Nuevo Zirosto, municipio de Uruapan, Michoacán. Detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas de varios miembros de la familia fueron los hechos que detonaron el desplazamiento interno forzado de los Orozco Medina. Aún después de desplazarse, y durante la búsqueda de justicia, sufrieron amenazas, atentados en contra de sus vidas y despojos de sus propiedades y huertos de aguacate, acompañados de afectaciones a su economía y a múltiples derechos, las cuales vulneraron su acceso a la vivienda, a la educación, al empleo y a la salud física y psicoemocional. Estos impactos, causados por la victimización y el desplazamiento, se profundizaron al no contar con alguna institución gubernamental que les asistiera.

La condición de invisibilidad y abandono que ha padecido la familia Orozco Medina tras su desplazamiento forzado es sólo un botón de muestra de las miles de personas que comparten esta trágica realidad en el estado de Michoacán, y de las millones de personas que se encuentran en esta situación en todo el territorio nacional. De acuerdo con uno de los más recientes libros publicado por la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), titulado Entre la invisibilidad y el abandono: Un acercamiento cuantitativo al desplazamiento interno forzado en México, alrededor de 8,726,375 personas se han visto obligadas a abandonar su lugar de residencia para protegerse de la delincuencia entre 2011 y 2017 en el país, de acuerdo con la información arrojada por la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE). El estudio de la CMDPDH, elaborado a partir de la exploración de instrumentos estadísticos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), presenta también los siguientes datos: la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) permite estimar un número de 185,936 personas que migraron internamente por motivos de inseguridad pública o violencia entre 2009 y 2014, mientras que la información proveniente de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) indica la existencia de 206,965 personas que migraron por inseguridad pública entre 2006 y el primer trimestre de 2018.

A pesar de que ninguno de los instrumentos estadísticos analizados en el estudio fue elaborado para medir de manera especializada el desplazamiento interno forzado, los resultados evidencian la existencia del fenómeno en el país de manera contundente. Sin embargo, la falta de reconocimiento oficial del desplazamiento interno forzado en México, y la consecuente ausencia de leyes, programas, políticas públicas o iniciativas gubernamentales para atender, proteger y garantizar los derechos humanos de las víctimas, agrava su situación de vulnerabilidad y desprotección. La omisión por parte de agentes del Estado en su deber de proteger y ofrecer tratamiento diferenciado revictimiza a las personas internamente desplazadas.

El libro Entre la invisibilidad y el abandono: Un acercamiento cualitativo al desplazamiento interno forzado en México, también lanzado recientemente por la CMDPDH y que retrata las historias de personas y familias internamente desplazadas, como la familia Orozco Medina, identifica por ejemplo que la mayoría de los casos documentados reflejan una situación de desplazamiento prolongado. Se documentan, además, casos en que las familias e individuos han sufrido más de un episodio de desplazamiento y con cada nuevo desplazamiento profundizan su nivel de vulnerabilidad, acentuando sus necesidades a largo plazo. Asimismo, en ninguno de los casos documentados por la CMDPDH las víctimas han logrado retornar a su lugar de origen, ya que no existen las condiciones de seguridad para hacerlo, y todos los casos revelan que las autoridades gubernamentales han fallado en la procuración de justicia para la población desplazada, así como en la identificación y atención efectiva de las afectaciones e impactos derivados del desplazamiento en los diferentes ámbitos que constituyen la vida de las personas.

El gobierno mexicano se encuentra en deuda con la población internamente desplazada. Desde hace 15 días, cerca de 300 personas desplazadas de la sierra del estado de Guerrero, incluyendo niñas y niños, han mantenido un campamento en el zócalo de la Ciudad de México, frente al Palacio Nacional, a la espera de ser escuchadas y atendidas por representantes de la nueva administración. En el lugar también se encuentran víctimas de desplazamiento provenientes de comunidades del estado de Chiapas.

El desplazamiento interno forzado debe dejar de ser un tema invisible en México. El gobierno en turno debe dar cumplimiento a su responsabilidad de prevenir, proteger y reparar, así como de garantizar la restitución de los derechos de las víctimas de desplazamiento interno forzado en el país a través de la generación de soluciones duraderas y sostenibles. Se debe lograr que las personas desplazadas ya no tengan necesidades específicas de protección y asistencia relacionadas con la situación de desplazamiento, y que puedan gozar plenamente de sus derechos humanos, sociales, económicos y culturales.

En febrero de 2019, la CMDPDH lanzó dos libros y un micrositio con el objetivo de visibilizar el desplazamiento interno forzado en México. Estos pueden ser consultados en los siguientes enlaces: Entre la invisibilidad y el abandono: Un acercamiento cuantitativo al desplazamiento interno forzado en México, Entre la invisibilidad y el abandono: Un acercamiento cualitativo al desplazamiento interno forzado en México y en el Micrositio.

 

*Brenda Pérez es coordinadora del área de Desplazamiento Interno Forzado, Montserrat Castillo y Lígia Magalhães son investigadoras en el área de Desplazamiento Interno Forzado de la @CMDPDH.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.