¿Quiénes son las personas refugiadas? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Verdad, justicia y reparación
Por CMDPDH
La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil,... La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil, secular, autónoma e independiente fundada en 1989. Busca contribuir a la consolidación de un Estado democrático de derecho que reconozca y garantice, en particular, los derechos de las víctimas de violaciones a derechos humanos; en especial el derecho a la asistencia, protección, verdad, justicia, reparación integral, debida diligencia, y demás derechos consagrados. Este blog es un espacio de análisis e investigación que invita a un debate informado sobre el estado de los derechos humanos en México. Síguenos en Facebook/CMDPDH. (Leer más)
¿Quiénes son las personas refugiadas?
Una persona refugiada es el rostro de la incapacidad de su país de origen para respetar, garantizar y proteger su vida, por lo que ésta se ve obligada a huir en busca de otro Estado en donde no corra peligro, pueda obtener protección y vea garantizados sus derechos humanos.
Por Yoceline Gutiérrez Montoya y Daniela Reyes Rodríguez
23 de junio, 2020
Comparte

Esta pregunta puede tener diversas respuestas. Sin embargo, el marco jurídico nacional e internacional ha sostenido desde 1951 que una persona refugiada es toda niña, niño, adolescente, hombre o mujer que se vea obligada a abandonar su país de origen porque su vida, seguridad, libertad o integridad están en peligro. Este peligro suele existir debido a una persecución emprendida en su contra por motivos de su raza, religión, nacionalidad, género, orientación sexual, identidad de género, opiniones políticas, entre muchas otras. Una persona que vive situaciones como éstas requiere protección internacional y tiene derecho a solicitar y recibir refugio en territorio extranjero.

En pocas palabras, una persona refugiada es el rostro de la incapacidad de su país de origen para respetar, garantizar y proteger su vida, por lo que ésta se ve obligada a huir en busca de otro Estado en donde no corra peligro, pueda obtener protección y vea garantizados sus derechos humanos. Así, la solicitud y el reconocimiento de la condición de refugiado, además de un derecho de las personas y ante el cual los Estados tienen obligaciones, es un acto de humanidad. Por ello, un elemento esencial de este derecho es la obligación a cargo de los Estados de no devolver o expulsar a una persona hacia un territorio en el cual pueda sufrir algún tipo de persecución o corra el riesgo de ser víctima de tortura.

Pero más allá de las definiciones legales, las y los refugiados son personas como cualquiera de nosotros, con una familia, un trabajo y una vida que se vio trastocada por sucesos terribles que les obligaron a abandonar su hogar para salvar su vida.

Por esto, desde la CMDPDH consideramos que la mejor forma de conmemorar este Día Mundial de las Personas Refugiadas es compartir algunas de las historias hemos podido acompañar en su camino, desde la propia voz de sus protagonistas. Los testimonios que leerán a continuación fueron compartidos por tres de las personas que hemos representado legalmente en su procedimiento para obtener la condición de refugiado en México y están expresados como una carta abierta a todas las personas mexicanas.

Un cordial saludo a todo el pueblo mexicano, al presidente, gobernantes, autoridades y toda la sociedad en general. Mi nombre es Pedro, de nacionalidad salvadoreña. Satisfecho y sobre todo muy agradecido por todo el apoyo que este gran y lindo país me ha brindado y por haberme acogido con sus brazos abiertos cuando más lo he necesitado. Antes de venir aquí me encontraba en una situación muy difícil, a punto de perder mi vida por motivos de la delincuencia que enfrenta mi país, tuve la necesidad de emigrar hasta aquí dejando todo. No es fácil tener que dejar hijos, padre y madre, hermanos y todos tus seres queridos con el fin de salvaguardar tu vida y encontrar un mejor futuro. Por eso hoy doy gracias a Dios y a ti, querido México, porque he sido reconocido como refugiado y me han brindado mi residencia permanente, la cual me permite poder trabajar y tener en la mesa el pan de cada día. Y hago un llamado a todo el pueblo mexicano y les pido que no nos desprecien, no nos hagan menos y que no nos discriminen, ni nos juzguen por las apariencias. Así como hay gente mala, también existimos muchas personas buenas. Todos somos una sola nación y un solo país. Muchas bendiciones y mucha prosperidad a todo el pueblo mexicano. DIOS BENDIGA A MÉXICO.

Pedro C.

¿Refugiada yo? Soy Rosalinda, abogada, relacionista pública, magistrada jubilada, paciente de cáncer, venezolana, pero lo más importante un ser humano. Me encanta ayudar, servir y ser útil, mi criterio del refugiado discrepa un poco de la generalidad, ya que creo que se debe venir a aportar, a ser un participante de la sociedad donde sea incluido; en mi caso, apoyando los casos legales, de enfermedades, insumos, medicamentos y ropa, no venir a un país a que le den sino a ser útil. He sido bendecida por tener el continuo apoyo de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, en su área legal, la cual me convenció en solicitar mi refugio, ya que estaba muy reacia. En lo que respecta al acompañamiento psicosocial y de trabajo he sido también bendecida, hay instituciones que me han apoyado, entre los cuales hago mención de Venemex, Fucam, MeUP, Cáritas, Servicio Jesuita a Migrantes, OIM y COMAR. Quiero decirles que sí se puede salir adelante con mucha constancia, fe, incondicionalidad y valor. Sentirse parte de la sociedad a la cual se integran, aportar conocimientos y esfuerzos para enriquecer el universo, al final somos ciudadanos del mundo. Adelante, no hay fronteras.

Rosalinda D.

What does it means to be a refugee in Mexico? My name is Kareen, a Jamaican national, and living in Mexico as a refugee has means so much to me because my life has changed significantly, I had regained my peace of mind, my self-esteem, and was able to reconcile with my husband and daughter through the help of these organization listed below: Mexican Commission for the Defense and Promotion of Human Rights -with the help of Daniela, from this organization, I was able to get my life back on track, her shoulder was a shoulder that I cried on and she was always there for me-, Casa Refugiados, Casa Mambre and COMAR. Being a refugee in Mexico was the best decision of my life, I am now free from abuse and life-threatening disaster. Now I am happy and proud to say I am a refugee and a permanent resident of Mexico with the help of the refugee family and I will be forever grateful.

¿Qué significa ser un refugiado en México? Mi nombre es Kareen, de nacionalidad jamaicana, y vivir en México como refugiada significa mucho para mí porque mi vida ha cambiado significativamente, recuperé mi tranquilidad, mi autoestima y pude reconciliarme con mi esposo e hija a través de la ayuda de estas organizaciones enumeradas a continuación: Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos -con la ayuda de Daniela de esta organización pude volver a encarrilar mi vida, su hombro era un hombro sobre el que lloré, ella siempre estuvo ahí para mí-, Casa Refugiados, Casa Mambre y Comar. Ser una refugiada en México fue la mejor decisión de mi vida, ahora estoy libre de abuso y de los desastres que amenazaban mi vida.  Estoy feliz y orgullosa de decir que soy una refugiada y residente permanente en México con la ayuda de la familia de refugiados y estaré por siempre agradecida.

Kareen H.

El ACNUR calcula que a finales del año 2019 existían 79.5 millones de personas forzadamente desplazadas en todo el mundo; la cifra más alta jamás registrada por dicho organismo internacional.1 Dentro de estos millones de personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares podemos encontrar una gran diversidad en cuanto a países de origen, de destino, origen étnico, raza, color, nacionalidad, idioma, género, sexo, edad, discapacidades, condición social, posición económica, condición de salud, religión, opiniones políticas, preferencias sexuales o estado civil que vuelven irrazonable e imposible encasillarlas a todas dentro de un estereotipo.

Cada historia es diferente, pero si algo es claro es que la mayoría de las personas refugiadas buscan y necesitan incluirse en la sociedad, aportar, contribuir y cumplir los objetivos que son parte de su proyecto de vida. Para ello es esencial que los países de destino garanticen sus derechos sin discriminación, pero también que la sociedad en su conjunto deje de tratarlos como extraños, y recuerde, que antes que refugiados, extranjeros, o “diferentes”, son personas que merecen vivir.

Como siempre repetimos: ninguna persona es ilegal. Las y los refugiados solo buscan una oportunidad para reconstruirse y volver a empezar.

Agradecemos a Pedro, Rosalinda y Kareen por confiar en nosotras y por sus valiosos mensajes; por su fortaleza y valentía para emprender el camino en busca de un futuro mejor para ustedes y sus familias a pesar del miedo, la discriminación, la incertidumbre, la desconfianza, la violencia y la inseguridad. Tienen toda nuestra admiración y cariño.

Si te identificas con alguna de las situaciones narradas en este texto y necesitas asesoría legal, escríbenos a la cuenta de WhatsApp +52 55 7733 8140, alguna de las abogadas del área de solicitantes de asilo de la CMDPDH resolverá tus dudas.

@CMDPDH

 

1 Informe Tendencias Globales de Desplazamiento Forzado en 2019, disponible aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.