Recordando a Rocío Mesino - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Verdad, justicia y reparación
Por CMDPDH
La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil,... La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos es una organización civil, secular, autónoma e independiente fundada en 1989. Busca contribuir a la consolidación de un Estado democrático de derecho que reconozca y garantice, en particular, los derechos de las víctimas de violaciones a derechos humanos; en especial el derecho a la asistencia, protección, verdad, justicia, reparación integral, debida diligencia, y demás derechos consagrados. Este blog es un espacio de análisis e investigación que invita a un debate informado sobre el estado de los derechos humanos en México. Síguenos en Facebook/CMDPDH. (Leer más)
Recordando a Rocío Mesino
A 7 años de la ejecución extrajudicial de Rocío Mesino, vemos con mucha preocupación que el contexto de violencia contra las defensoras y defensores de derechos humanos no ha cambiado.
Por CMDPDH
28 de octubre, 2020
Comparte

Este 19 de octubre se cumplieron siete años de la ejecución extrajudicial de Rocío Mesino Mesino, quien fue una defensora de derechos humanos, líder comunitaria y coordinadora de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS.) Durante la mayor parte de su vida, Rocío luchó incansablemente para exigir al gobierno la libertad de los presos políticos y de conciencia, a criticar y evidenciar los actos de corrupción, a señalar la fabricación de culpables que se vivía en la región, a defender la tierra y el territorio, así como a exigir justicia y verdad para sus compañeros ejecutados.

La ejecución de Rocío se dio en un contexto alarmante de hostigamiento y violencia en contra de las personas que decidieron dedicar su proyecto de vida a la defensa y promoción de los derechos humanos. A pesar de que Rocío sufrió múltiples ataques, amenazas de muerte y violaciones graves a sus derechos humanos antes de su ejecución, mismas que fueron oportunamente denunciadas, el Estado mexicano no tomó ninguna acción seria para evitar su asesinato. La omisión del Estado es tan grave y evidente que es indiscutible su responsabilidad en los hechos.

Hoy, desde la CMDPDH, vemos con mucha preocupación que el contexto de violencia contra las defensoras y defensores de derechos humanos no ha cambiado. La estigmatización y criminalización que se ha hecho de las personas defensoras desde la Presidencia de la República, que se suma a la eliminación del fideicomiso para la protección de personas defensoras y periodistas, así como al desmantelamiento y cooptación de instituciones de defensa y garantía de derechos humanos como la CEAV, la CNDH, el CONAPRED, la FGR y la SCJN, que se inserta en un aumento desmedido de la militarización de tareas que competen a autoridades civiles, ponen en un riesgo sin precedentes a las personas y organizaciones defensoras de derechos humanos en México.

Por ello, en esta ocasión usamos este blog en Animal Político como espacio de recuperación de la memoria histórica, para no olvidar la vida y las luchas de Rocío Mesino y para amplificar la voz de las compañeras y compañeros de la Organización Campesina de la Sierra del Sur a siete años de la ejecución de nuestra querida Rocío Mesino Mesino.

Manifiesto por el séptimo aniversario del asesinato de nuestra compañera Rocío Mesino Mesino1

En su caminar y accionar de lucha por mejorar las condiciones de vida y en defensa de los derechos humanos de los campesinos y campesinas de los pueblos de Atoyac de Álvarez y Coyuca de Benítez, Rocío Mesino se enfrentó al cacicazgo de Rubén Figueroa Alcocer. Después de la masacre de campesinos en 1995, en el vado de Aguas Blancas, Rocío emprendió una lucha exigiendo justicia y libertad para los presos políticos.

En su lucha en defensa de los bosques, Rocío tocó muchos intereses, pues denunció la tala inmoderada de bosques; sin embargo, la gran corrupción provocó que las denuncias se perdieran en el sótano gubernamental del Estado de Guerrero, en complicidad con las instancias federales como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

Rocío fue la voz de los sin voz, ante las arbitrariedades de los policías y agentes fiscales que hostigaban campesinos, rompió el miedo de hablar, protestar y manifestarse de la gente luego de vivir la represión del Ejército en la década de los 70s, cuando el Ejército Mexicano humilló, torturó y desapareció a más de quinientos campesinos y dejó heridas psicológicas a miles de personas y niños.

El compromiso de Rocío con las causas de los oprimidos le trajo calumnias, hostigamiento, represión y amenazas de muerte. Para el gobierno, Rocío representaba un peligro por su capacidad de organizar a los pueblos y movilizarlos para ser escuchados por un gobierno sordo e indolente. Rocío desenmascaró la corrupción de los gobiernos en turno -municipal, estatal y federal- que corporizaban los apoyos y los hacían clientelares, por lo que a los campesinos nunca les llegaban.

Rocío empeñó todo su esfuerzo en la exigencia de justicia por el caso Aguas Blancas, recorrió todo el país, se reunió con organizaciones democráticas, independientes y de derechos humanos: su voz trascendió fronteras. En condiciones muy precarias, recorrió más de 10 países de Europa llevando la denuncia de la masacre de Aguas Blancas y la violación a los derechos humanos en México. A su regreso de Europa, tuvo que cambiar de domicilio varias veces, pues era blanco de persecución, además se intensificó el hostigamiento a la OCSS: la mano tenebrosa del figueroismo provocó que muchos compañeros fueran encarcelados y asesinados.

Es importante destacar que, antes de su detención, Rocío fue constantemente hostigada por parte de la extinta Procuraduría del Estado, finalmente detenida y encarcelada en el penal de Acapulco. Los delitos que le imputaban fueron fabricados: secuestro y asesinato, mismos cargos que le incriminan a los luchadores sociales para mantenerlos presos y callados. Obtuvo su libertad sin que se le comprobara ninguno de los cargos.

La dinastía figueroista no iba a descansar para quitarse de encima a la defensora de los campesinos pobres de la Sierra de Atoyac: 7 meses después, el perverso atentado contra la vida de Rocío se realiza a manos de sicarios cobardes que la asesinan por la espalda.

Desde su asesinato, la Organización emprendió una ardua jornada de exigencia de justicia y verdad, realizando marchas, mítines en el Estado y fuera del Estado, visibilizando el caso Rocío Mesino. Sin embargo, hasta la fecha, el caso se encuentra archivado y sin avances en una Fiscalía del Estado cómplice y alfil de quien detenta el poder. 7 años de impunidad solapados por un fiscal que no le interesa resolver los crímenes, que le apuesta al olvido de los casos.

Vemos con preocupación la actitud dilatoria del gobierno federal pues en temas de corrupción en el sistema de justicia todo sigue igual. A dos años del nuevo gobierno, tal parece que quieren que su frase perdonar y olvidar se haga realidad, pero en Guerrero hay una herida abierta que viene sangrando desde la década de los años 70s.

El Gobierno Federal tiene la obligación de respetar nuestra lucha de justicia y verdad, así como garantizar condiciones óptimas para su ejercicio. Es reprobable la supresión de medidas de seguridad a activistas de derechos humanos y periodistas que, por las condiciones de violencia en Guerrero, siguen en peligro latente. Es indispensable manifestar, categóricamente, que llevaremos nuestra voz a instancias internacionales si es necesario ante la falta de justicia en México. Finalmente, reconocer el apoyo y solidaridad de las organizaciones hermanas a quienes exhortamos a unir esfuerzos para lograr justicia y verdad

@CMDPDH

 

 

1 Versión editada del manifiesto emitido el 19 de octubre de 2020 por la Organización Campesina de la Sierra del Sur.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.