close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Visión Legislativa
Por Maria del Carmen Nava
Politóloga. Investigadora. Especialista en Poder Legislativo, partidos políticos y Estado abier... Politóloga. Investigadora. Especialista en Poder Legislativo, partidos políticos y Estado abierto. Impulsa el parlamento abierto, la transparencia, el acceso a la información, la rendición de cuentas, fiscalización, combate a la corrupción y derechos humanos. Fundadora de Visión Legislativa, organización que realiza estudios comparados de parlamentos e instituciones; forma parte de la Red Latinoamericana por la Transparencia Legislativa. Comisionada Ciudadana del Instituto de Transparencia de la Ciudad de México #InfoCdMx. @MaricarmenNava http://www.mariadelcarmennavapolina.mx/ (Leer más)
Bitácora por la transparencia 3: los contratos del Senado
De septiembre de 2012 a julio de 2013, el Senado de la República asegura haber gastado 30 millones de pesos en contratos con proveedores, según la respuesta a la solicitud de transparencia elaborada por Visión Legislativa y Animal Político. Sin embargo, al verificar la información se comprobó que el gasto asciende a 301 millones de pesos tan sólo en los contratos reportados del primer semestre de 2013. Es decir, los senadores reportaron sólo la décima parte de recursos que en realidad utilizaron.
Por Maria del Carmen Nava
31 de octubre, 2013
Comparte

Si verificáramos la información recibida por solicitud de transparencia frente a la real, nos llevaríamos algunas sorpresas. Es el caso del Senado de la República respecto a los recursos utilizados en contratos, refirió haber gastado 30 millones de pesos de septiembre 2012 a julio de 2013, cuando en realidad utilizó 301 millones de pesos tan sólo en los contratos reportados del primer semestre de 2013.

En respuesta a solicitud por transparencia, los senadores reportaron la décima parte de recursos que en realidad utilizaron. La confiabilidad de la información recibida obtendría uno de calificación. ¿En qué se utiliza la mayor parte del presupuesto legislativo firmado por contratos? ¿Hay avance en la aspiración de ser una cámara con características de parlamento abierto?

Aparente sensatez

Como parte de la Campaña Ciudadana por la Rendición de Cuentas emprendida por Visión Legislativa y Animal Político, y con el objetivo de hacer una evaluación constante del grado de transparencia legislativa en México, se solicitó al Senado de la República el monto de contratos realizados entre septiembre de 2012 y julio de 2013.

La solicitud expresa fue la siguiente: “Listado de contratos, honorarios, licitaciones, adjudicación directa, publicaciones, ediciones, estudios, asesorías, servicios especializados, monitoreo, consultoría, en los ámbitos de: comunicación social, información legislativa, historia parlamentaria, derecho, análisis legislativo e informática realizados durante la LXII Legislatura (septiembre 2012 a julio 2013) por órganos de gobierno (Junta de Coordinación Política, Mesa Directiva y Mesa Directiva de Comisión Permanente y estructura que dependa de ellos como Comunicación Social), comisiones, comités, grupos parlamentarios, Secretaría General, Secretaría de Servicios Administrativos y Secretaría de Servicios Parlamentarios. El listado de contratos deberá incluir: 1) fecha de firma, 2) periodo de vigencia que abarca, 3) a quién se otorga (persona moral y representante legal), 4) monto bruto y neto, 5) objetivo de contratación, 6) entregables, 7) fecha de término”.

Reportaron un gasto de poco más de 30 millones de pesos. De acuerdo con este información, prácticamente seis de cada diez pesos se utilizaron en material y servicios relacionados con computación. Dos de cada diez pesos se utilizaron en publicidad, para realización de spots de televisión y radio; uno de cada diez pesos se relacionó con edición de libros.

Cabe agregar que en ningún momento hicieron referencia a los contratos realizados por los grupos parlamentarios ni órganos de gobierno, como si no hubieran realizado ninguno. Habrá que contrastar con los informes administrativos que reporten posteriormente. En el caso de que existan contratos, el Senado habrá incurrido en falta legal por omitir información.

Contratos Senado fuente transparencia, 31oct13

El estudio al que se hace referencia en la tabla, trató sobre una evaluación de la percepción ciudadana sobre el Senado. Resultaría interesante conocer el documento, mismo que procederemos a solicitar vía transparencia.

Hasta aquí, el gasto parece recatado. No obstante, la realidad rebasódiez veces esta distribución de recursos.

 

Mantener lo nuevo

Al revisar el sitio público de contratos de obras, adquisiciones, arrendamientos y servicios del Senado, observamos que la respuesta que recibimos claramente fue incompleta: no incluyó la información correspondiente al monto total de más de 300 millones de pesos que reportan en los contratos del primer semestre de 2013.

Uno de cada cuatro pesos se destina a mantenimiento. Llama la atención que el presupuesto sea tan alto, siendo que el Senado cuenta con nueva sede.

La seguridad ocupa el 15 por ciento de los recursos totales de contratos, le sigue los vales de despensa como prestación laboral (casi 14 por ciento). Aún más, los senadores gastan casi la misma proporción en papelería que en seguros de vida, mientras que sólo han asignado el 0.1 por ciento del gasto en contratos a capacitación.


Contratos Senado fuente portal, 31oct13

 

El ciclo completo

Cualquier interesado, ciudadano o no, mexicano o extranjero, puede solicitar información gubernamental de acuerdo a la legislación de transparencia. Lo menos que se espera es que al obtenerla, ésta sea confiable; de no ser así, la ley debería considerar una sanción específica y clara por omisión.

Más allá de recurrir al piso común –aunque no por ello, menos cierto- de detallar sanciones en la ley, lo que en democracia se espera de los servidores públicos es que respondan; y si son representantes electos por voto ciudadano, que rindan cuentas con mayor pulcritud.

Adoptar el discurso de parlamento abierto y transparente no es suficiente cuando contrasta la promesa con la realidad. El ciclo de parlamento abierto debe integrar cuatro elementos por parte de los legisladores:

1)      Discurso público de interés de trabajar por un Poder Legislativo transparente y abierto.

2)      Compromisos puntuales para conseguirlo.

3)      Acciones concretas con fechas límite.

4)      Resultados públicos y comprobables.

Es así que el camino hacia un parlamento abierto se compone de Discurso-Compromiso-Acción-Resultado. Con la omisión de cualquiera de estos elementos, se queda en un catálogo legislativo de buenos deseos.

 

Breves recomendaciones

El Senado de la República suscribió la Declaración de Transparencia Parlamentaria. En estos parámetros de publicidad, accesibilidad y gratuidad del trabajo legislativo en torno a los contratos realizados que erogan un recurso público, se recomienda lo siguiente:

1)      Incluir los contratos firmados por los grupos parlamentarios, órganos de gobierno (Mesa Directiva, Junta de Coordinación Política), comisiones y comités.

2)      En el caso que sean contratos para realización de estudios, investigaciones, libros o folletos, colocar los documentos finales entregados, para que sean consultados en línea.

3)      Elaborar una base de datos de todos los contratos en formato abierto para poder realizar búsquedas concretas.

4)      Anexar los textos de los contratos firmados.

5)      Homologar la normatividad de contratos en la Cámara de Diputados y Senado.

 

Sociedad civil #OGP13

El día de hoy y el 1° de noviembre la sociedad civil, gobiernos y especialistas en acciones para generar gobiernos abiertos, se reúnen en Londres. La Cumbre Anual de la Alianza para el Gobierno Abierto agrupa a más de mil delegados. Expondrán casos reales de cómo la apertura gubernamental puede mejorar los servicios públicos, impulsar el crecimiento económico, reducir la pobreza, la corrupción y restaurar la confianza pública en el gobierno.

Cada país realizará un nuevo compromiso para mejorar en este ámbito; esperamos expectantes el posicionamiento de México.

Son cuatro los objetivos de #OGP13:

1)      Contar con una sociedad civil activa e independiente que colabore con el gobierno pero que presente retos.

2)      Inspirar con experiencias exitosas de gobierno abierto.

3)      Garantizar la rendición de cuentas referente a resultados.

4)      Promover compromisos ambiciosos como metas en los países.

Todos y cada uno de nosotros podemos participar en al menos el primer objetivo #OGP13 siendo ciudadanos activos, participantes y propositivos. ¿Quién dijo yo?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.