close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Zoon Peatón
Por Zoon Peatón
Somos una red nacional de colectivos, organizaciones y activistas trabajando en la promoción efe... Somos una red nacional de colectivos, organizaciones y activistas trabajando en la promoción efectiva de los derechos e infraestructura peatonales. Estamos en distintas ciudades mexicanas, queremos que nos conozcas y que conozcas los contextos que nos rodean. La Liga Peatonal está en crecimiento. ¿Eres activista o estás formando un colectivo? Únete. (Leer más)
Caminito de la escuela, un camino para el futuro
Los jóvenes que protestaron el 15 de marzo tienen razones de sobra para estar molestos: reclaman que les están robando el futuro y no están exagerando.
Por Zoon Peatón
30 de abril, 2019
Comparte

Por: Aldo González (@aldobanqueta)

 

Ustedes solo hablan de seguir adelante con las mismas malas ideas que nos han metido en este desastre, cuando lo único sensato es tirar del freno de emergencia”.

Greta Thunberg

 

Las huelgas estudiantiles que sacudieron el mundo el 15 de marzo volvieron a colocar en la agenda pública la urgencia de realizar acciones concretas para detener el cambio climático. México no fue la excepción. Con 29 movilizaciones registradas, fue el país de Latinoamérica con mayor actividad de la jornada convocada por el movimiento Fridays for future.

El último reporte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) alertó que un aumento mínimo en la temperatura del planeta tendrá severas repercusiones para México debido a que posee un ecosistema megadiverso, con un alto porcentaje de personas en situación de pobreza, y no cuenta con la infraestructura necesaria para enfrentar fenómenos ambientales extremos. Y aunque nuestro país ha suscrito diversos compromisos internacionales para reducir sus emisiones contaminantes, no ha realizado las acciones necesarias para cumplirlos (Climate Transparency, 2016).

Las manifestaciones convocadas por el movimiento #FridaysforFuture no solo fueron relevantes por su agenda, sino también porque tuvieron como vocera a una joven de 16 años que logró que miles de estudiantes en más de 125 países salieran a protestar a las calles.

Foto: Liga Peatonal

En México un tercio de la población son niñas, niños y adolescentes, el 62 % viven en localidades urbanas y más de la mitad viven en situación de pobreza (UNICEF, 2018). Si tomamos en cuenta que los efectos del cambio climático serán mayores para las personas en situación de desventaja, los jóvenes que protestaron el 15 de marzo tienen razones de sobra para estar molestos: reclaman que les están robando el futuro y no están exagerando.

La magnitud del cambio climático representa el mayor desafío para nuestra generación, pero desde la escala local es posible realizar acciones precisas y contundentes para enfrentar los retos globales que amenazan el futuro de los más jóvenes. Reducir el impacto negativo que producen nuestros desplazamientos cotidianos es uno de ellos.

Es bien conocido que las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) del sector transporte contribuyen al calentamiento global y que muchos de esos agentes son también contaminantes que amenazan la salud de las personas. Pero generalmente pasamos por alto que los niños y niñas están más expuestos que los adultos a la contaminación atmosférica ya que respiran más rápido, están más próximos al suelo y suelen pasar más tiempo realizando actividades físicas al exterior. La Organización Mundial de la Salud calculó que sólo en el 2016, 286 mil niños menores de 15 años -esto es más que toda la población de Venecia- murieron por exposición a niveles insalubres de contaminación atmosférica (OMS, 2018).

La contaminación no es la única forma en la que los medios de transporte motorizado amenazan la vida de niñas, niños y adolescentes. A nivel mundial los accidentes de tránsito matan a un menor de edad cada tres minutos; la OMS ha señalado que este problema amenaza con convertirse en la pandemia del siglo XXI. En México los accidentes de tránsito son la primera causa de muerte en personas de 1 a 15 años (INEGI, 2015) y solo en el 2015 fallecieron un millón 666 menores de edad por esta causa, esto es como si cada 10 días se presentara una tragedia del tamaño de la Guardería ABC.

Foto: Liga Peatonal.

La violencia que ejerce el tránsito contra la infancia no solo se refleja en accidentes, porque este escenario hostil también ha fomentado que niñas, niños y adolescentes tengan un estilo de vida menos saludable. La percepción de inseguridad en nuestras calles ha inducido su confinamiento -entre cuatro paredes y sobre cuatro ruedas- aumentando la posibilidad de tener una vida sedentaria. La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016 revela que el 82.8 % de los estudiantes en México son físicamente inactivos. Nuestro país ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil ya que este problema de salud se presenta en 1 de cada 3 niños y niñas mexicanos (UNICEF, 2018).

No tenemos por qué perpetuar esta situación. Muchos países alrededor del mundo han demostrado que a través del diseño urbano y políticas públicas adecuadas es posible revertir la motorización de nuestras ciudades y mitigar sus impactos en la población infantil. Si tomamos en cuenta que la escuela es su principal destino de desplazamiento, los entornos escolares se presentan como una pieza clave para construir un medio ambiente más saludable para las niñas, niños y adolescentes.

Las personas que integramos la Liga Peatonal estamos comprometidas en transformar nuestras calles en favor de los usuarios más vulnerables para crear un futuro más inclusivo, sostenible y próspero. En el 2017 creamos el proyecto Caminito de la Escuela, que tiene como principal objetivo salvar vidas de niñas y niños en edad escolar a través de la participación ciudadana. Esta metodología consta de cuatro pasos –Conoce, Evalúa, Empodera y Transforma– mediante los cuales se ubican los entornos escolares más peligrosos, se identifican los principales factores de riesgo, y se organizan acciones ciudadanas para impulsar cambios concretos en las calles.

Hasta el momento este proyecto solo se está implementando en la Ciudad de México, pero confiamos en que muy pronto se extienda a otras ciudades. Las amenazas del cambio climático ya son palpables en nuestro país y vuelven urgente articular acciones para mitigar sus efectos en la población más vulnerada. La coordinación intersectorial entre la movilidad urbana, el medio ambiente y la educación podrían generar sinergias que extiendan el alcance de Caminito de la Escuela en el corto plazo. No tenemos tiempo que perder y sí muchas vidas que salvar construyendo desde el activismo y otras formas de participación ciudadana, mejores caminos hacia el futuro.

 

* Aldo González es Arquitecto por el Tecnológico de Monterrey y Master en Desarrollo Urbano y Territorial por la Universidad Politécnica de Cataluña. Fundador del colectivo La Banqueta se Respeta y Coordinador de Diseño y Planificación Urbana de la Liga Peatonal (@LigaPeatonal).

 

 

Referencias:

El Poder del Consumidor, 2018. Enfrentando el cambio climático mediante una movilidad eficiente y sustentable. Consultado aquí.

Organización Mundial de la Salud, 2018. Contaminación atmosférica y salud infantil: Prescribir aire limpio.  Consultado aquí. 

FIA Foundation, 2018. Unfinished Journey: the global health response to children & road traffic. Recuperado aquí. 

UNICEF, 2018. Shaping urbanization for children: A handbook on child-responsive urban planning. Recuperado aquí. 

UNICEF, 2018. Los derechos de la infancia y la adolescencia en México. Recuperado aquí. 

Climate Transparency, 2016. Descarbonizando las energías del G20: Evaluación para México. Recuperado aquí.

FIA Foundation, 2018. Trayectos seguros y saludables para los niños de América Latina y el Caribe. Recuperado aquí. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.