Chihuahua Decide a través de la Ley de Participación Ciudadana - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Zoon Peatón
Por Zoon Peatón
Liga Peatonal es una organización civil sin fines de lucro que trabaja por ciudades para todas l... Liga Peatonal es una organización civil sin fines de lucro que trabaja por ciudades para todas las personas donde las y los peatones sean el principal actor en las políticas públicas para el diseño de las urbes. Somos parte de la International Federation of Pedestrians, Youth Action Net, Red Innova, Estrategia Misión Cero y la Red Latinoamericana de Ciudades que Caminan, redes internacionales de activistas y emprendedores sociales que buscan mejorar la calidad de vida de todas las personas. (Leer más)
Chihuahua Decide a través de la Ley de Participación Ciudadana
La sociedad civil claramente llevaba más de quince años buscando incidir en las decisiones de los pocos, pero fue a través de una Ley de Participación Ciudadana de avanzada que las demandas de las personas y sociedad civil tomaban forma en una caja de herramientas con las cuales pudiéramos decidir y cogobernar.
Por Carlos Olvera y Valeria Villalobos
11 de diciembre, 2019
Comparte

Hace más de quince años, sociedad civil de Chihuahua comenzó una lucha para que la participación ciudadana se convirtiera en instrumento real que devolviera el PODER a las personas en la toma de decisiones de nuestros gobiernos, romper el monopolio de la clase política y redistribuir el poder para decidir verdaderamente nuestro destino en conjunto, más allá de la única elección que nos dejaba sin opciones verdaderas de gobernanza: decidir entre partidos y dejarles nuestro porvenir a unos pocos.

La sociedad civil claramente llevaba más de quince años buscando incidir en las decisiones de los pocos, pero fue a través de una Ley de Participación Ciudadana de avanzada que las demandas de las personas y sociedad civil tomaban forma en una caja de herramientas con las cuales pudiéramos decidir y cogobernar.

Esta nueva herramienta de gobernanza entró en el Congreso en el 2017 -gracias a ciertas coyunturas y siendo Chihuahua uno de los 4 estados hasta ese momento no contaba con una Ley de Participación Ciudadana– en una última versión propuesta desde la sociedad civil, lista para trabajarse dentro de la Comisión de Participación Ciudadana.

Hasta aquí todo iba bien, esta nueva Ley resultaba en una caja de herramientas que incluye varias figuras dentro de las cuales se encuentran: Plebiscito y referéndum, revocación de mandato, iniciativa ciudadana, presupuestos participativos, audiencia pública y cabildo abierto. Sin embargo, rápidamente se notó que quienes están acostumbrados a tomar las decisiones sin nosotras -las personas- no les gustó que el borrador pusiera a las personas primero, que realmente facilitara el acceso, y que su espíritu fuera llamar a la máxima participación. Como es costumbre, sin importar los colores de los partidos dentro de la comisión, se pusieron de acuerdo para desmembrar la propuesta de ley y obstaculizar una participación real. La convirtieron en una simulación, pero si no fuera porque las organizaciones (quienes eran las más interesadas en que la ley se hiciera realidad) lograron defenderla a punta de dinámicas ciudadanas; la ley sería un cumulo de hojas con letra muerta, como lo es en muchos otros estados del país. La Red por la Participación Ciudadana y Plan Estratégico de Juárez quienes llevan años en la lucha, junto a Wikipolítica Chihuahua, comenzaron a socializar el tema, a motivar a las personas a que llamáramos a sus “representantes” y les exigieran que se rescatara las extremidades cortadas de la propuesta de ley.

Fue así que, a punta de presión civil, en el 2018 que se publicó la Ley de Participación Ciudadana que decreta, por primera vez, la participación colectiva como un derecho humano en todo el Estado de Chihuahua.

Meses después de esta victoria de las personas, la empresa privada Grupo Cimarrón, quien buscaba construir una gasolinera invadiendo el Cerro Grande (uno de los símbolos ecológicos y culturales más importantes del estado de Chihuahua) junto al gobierno municipal, incumplían tiempos y el proceso legal para obtener los permisos de uso de suelo y medio ambientales; la gasolinera era una amenaza inminente.

El Colectivo Salvemos los Cerros de Chihuahua se dio cuenta de esto y comenzó a recabar firmas para protestar. Fue aquí que los chihuahuenses estrenamos la Ley de Participación Ciudadana, activando el mecanismo de Audiencia Pública, donde el gobierno municipal tuvo que dar la cara y explicar el razonamiento de su actuar. Los colectivos, una vez más, demostraron que el proceso era dañino ambientalmente y corrupto, deteniendo así la construcción de la gasolinera.

Posteriormente el Cabildo de Chihuahua aprobó el 26 de abril un proyecto que planteaba concesionar y privatizar 15 años el alumbrado público del municipio por una suma de 6,200 millones de pesos. Ante esto, varias organizaciones ciudadanas se reunieron para formar el colectivo Chihuahua Decide, integrado por la Red por la Participación Ciudadana, Somos más de Tres, Pública, Wikipolítica y muchas personas comunes, decidieron activar otro mecanismo de participación ciudadana: el primer Plebiscito en la historia de Chihuahua, para consultar si las personas querían o no el proyecto. Para activar dicho Plebiscito las organizaciones civiles y colectivas tuvieron que recabar más de 3,424 firmas en un periodo de 90 días. Ahora solo faltaba la fecha para llevarlo a cabo y los fondos para financiarlo. Para la sorpresa de todas, el Instituto Estatal Electoral (IEE), no había pedido recurso este año para instrumentos de participación ciudadana y el mismo ayuntamiento cuyo proyecto estaba siendo puesto a consulta terminó pagando – de los bolsillos de la población Chihuahuense – el Plebiscito. No hubo ningún contrapeso ante la amenaza de conflicto de intereses entre el Instituto y Ayuntamiento. Tantito peor fue la decisión de la fecha para la jornada, la Ley estipula que se pueden dar “hasta 90 días” para el ejercicio previo a la consulta y decidieron dar a las personas solo 33 días, sin importarles el espíritu de la Ley el cual es buscar la máxima difusión y participación de las personas; la fecha final sería el 24 de NOviembre.

El mismo sistema jugaba en contra de las personas. El municipio llevaba ya meses publicitando con millones de pesos del erario, el cambio de alumbrado por todos los medios de comunicación; incluso, se presume, mandaban a sus empleados a brigadas en vehículos oficiales, casa por casa, en horarios laborales, a convencer a las personas de votar por el SI. Esta desigualdad de condiciones parecía indicar que el SÍ ganaría.

A las organizaciones y colectivas solo les quedaba más que competir con dignidad y con nuestro actuar, de tal forma que demostráramos que las personas nos podemos organizar de manera congruente y ciudadana. Salimos a las calles a encontrarnos, a caminar, a platicar, a hacer política de verdad; hicimos de este proceso una fiesta de lo colectivo, con una serie de video-noticieros pedagógicos ilustramos como el proyecto resultaba en un acto apresurado, con carencias en fundamentos y sin rigor metodológico.

Se llegó el día. El 24 de NO-viembre del 2019 más de 62 mil personas en la capital de Chihuahua salieron a votar, logrando la consulta ciudadana con mayor afluencia en el país. Aún sin alcanzar el 10% requerido por la ley para volver vinculante la decisión de las personas, 62 mil 32 votos en total, de los cuales 26 mil 501 fueron por el SI (42.72%) mientras que 35 mil 229 lo hicieron por el NO (57.28%). Frente a todos los pronósticos de muchos medios, analistas políticos y la clase política en general, las personas habían ganado.

Nuestro Escudo ciudadano recopiló anomalías antes y durante el proceso electoral dentro del portal/repositorio de denuncias votano.mx, el cual fue creado por las mismas personas solicitantes. Este portal web, dio acceso a personas en tiempo real de observar dicho proceso, en el cual se levantaron denuncias como: acarreo por parte de empleado municipales y dependencias, funcionarios de casilla sin registro oficial, policía municipal fotografiando sabanas de casillas antes y durante el proceso y agresiones a inmuebles de las personas solicitantes.

Después llegó el efecto dominó: en el municipio de Ciudad Juárez, el alcalde independiente Armando Cabada decidió “desistir” de su proyecto de reconversión tecnológica del alumbrado público. Ante la inminente derrota de su homóloga en la capital, el cabildo de Juárez da marcha atrás y deja sin materia al que sería el segundo plebiscito en el Estado de Chihuahua.

Las personas, las colectivas y las organizaciones civiles obtienen de todo este proceso varios aprendizajes que les fortalece. Las autoridades y la clase política demostraron que lo que le interesa es seguir en el poder, sin importar lo que cueste, que existe muy poca voluntad de soltar el poder, y que todo lo que se ha logrado hasta el día de hoy no ha sido porque nos lo hayan concedido sino porque les hemos arrebatado lo que siempre nos ha pertenecido. El plebiscito en Chihuahua demostró que las personas estamos listas para decidir, que lo que queremos es poder cambiar las cosas, no los colores de las casetas para demostrar cuál cartel están al mando ahora. La democracia participativa y directa es el horizonte hacia el cual CAMNAR juntas hacía una ciudad donde realmente todas las voces sean tomadas en cuenta, una realidad donde todas las personas DECIDAMOS.

* Carlos Olvera y Valeria Villalobos han sido colaboradores de varias redes y organizaciones ciudadanas en Chihuahua capital como los son Liga Peatonal (@LigaPeatonal), Chihuahua en Bicicleta (@ChienBici) y Mukira (@MukiraOrg). Actualmente son integrantes del colectivo Chihuahua Decide y de Wikipolitica Chihuahua (@WikipoliticaCHI).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.