El serpentino camino de las calles mexicanas - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Zoon Peatón
Por Zoon Peatón
Liga Peatonal es una organización civil sin fines de lucro que trabaja por ciudades para todas l... Liga Peatonal es una organización civil sin fines de lucro que trabaja por ciudades para todas las personas donde las y los peatones sean el principal actor en las políticas públicas para el diseño de las urbes. Somos parte de la International Federation of Pedestrians, Youth Action Net, Red Innova, Estrategia Misión Cero y la Red Latinoamericana de Ciudades que Caminan, redes internacionales de activistas y emprendedores sociales que buscan mejorar la calidad de vida de todas las personas. (Leer más)
El serpentino camino de las calles mexicanas
La experiencia de caminar por las calles de las ciudades mexicanas no es agradable, ni saludable.
Por Zoon Peatón
23 de marzo, 2016
Comparte

Por: Perla E. Castañeda Archundia (@neoperla)

¡Qué difícil es caminar por las ciudades mexicanas! La baja o inexistente calidad de banquetas, rampas, cruces peatonales, áreas verdes y de descanso; pavimentos rotos, materiales diversos, fallidos dispositivos de control de tránsito, ciclos prolongados de semaforización que pesan sobre el peatón; mobiliario y postes invasivos, basura, encharcamientos, obscuridad, inaccesibilidad, deterioro, etc., etc., etc. Estas condiciones nos recuerdan al juego serpientes y escaleras, donde los avances son representadas por las escaleras y los retrocesos por serpientes. Lamentablemente en el diseño, obra y mantenimiento del espacio público mexicano ¡hay más serpientes que escaleras!

Todas las serpientes se conjuntan para que la experiencia de caminar por las calles de nuestras ciudades no sea agradable, ni saludable. Si bien las banquetas son el elemento clave para determinar qué tan bien los gobiernos comprenden y responden a la condición prioritaria del peatón, debemos articularlas a una realidad mayor para así lograr un todo que pueda sujetarse en la infraestructura peatonal.

Fotos: La banqueta se respeta.

Fotos: La banqueta se respeta.

¡Serpientes! Ejemplos de infraestructura peatonal en Monterrey, Nuevo León. // Fotos: La banqueta se respeta.

¡Serpientes! Ejemplos de infraestructura peatonal en Monterrey, Nuevo León. // Fotos: La banqueta se respeta.

¡Serpiente! Calles que no captan agua, mala ejecución de obra y falta de mantenimiento, son factores constantes que sortean los peatones. Delegación Gustavo A. Madero, Ciudad de México. // Foto: Perla E. Castañeda Archundia.

¡Serpiente! Calles que no captan agua, mala ejecución de obra y falta de mantenimiento son factores constantes que sortean los peatones. Delegación Gustavo A. Madero, Ciudad de México. // Foto: Perla E. Castañeda Archundia.

En la Liga Peatonal nos hemos preguntado qué podría facultar el cumplimiento del diseño, la ejecución y el mantenimiento de banquetas de calidad que puedan conectarse con los otros elementos necesarios para la caminabilidad amigable. Así surgió la posibilidad de aventurarnos en el planteamiento de una Norma Oficial Mexicana de Banquetas. Un acercamiento fue abrir la discusión en un seminario online. NOM Banquetas es nuestra primera denominación, sin embargo, esta idea se ha ido ampliando en conceptos como área peatonal, o calle, o infraestructura peatonal, lo cual permite una norma más amplia, pero aquí la referiremos como NOM Banquetas.

Una Norma Oficial Mexicana (NOM) otorga obligatoriedad en su cumplimiento en todo el territorio nacional al materializar las disposiciones de la ley. Se trata de la regulación técnica mínima que debe cumplirse a nivel nacional, se sustenta en especificaciones y demostraciones técnicas y científicas. Debe atenerse a Ley sobre Metrología y Normalización, debe constituir un comité técnico con especialistas y expertos a nivel nacional, liderados por un ente de gobierno federal (para el caso de la movilidad peatonal o infraestructura peatonal, puede tratarse de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) o la Secretaría de Comunicaciones y Transporte). Estos posibles órganos de gestión deberán actuar como los auspiciantes de la NOM. La Liga Peatonal deberá solicitar su acreditación para formar parte del comité técnico al ofrecer evidencias y estudios, así como escalar la Carta Mexicana de los Derechos del Peatón como proyecto de norma.

Para la formulación de NOM Banquetas es necesario saber qué alcance se espera (seguridad, salud, ambiental, etc.), identificar una institución con la fortaleza suficiente de impulso y vigilancia, gestionar recursos para invertirlos en un proceso que puede tomar de 2 a 5 años y finalmente contar con información sólida para realizar una Manifestación de Impacto Regulatorio (MIR) satisfactoria.

Una MIR busca asegurar que lo que se propone en la NOM sea lo más efectivo y genere más valor en términos económicos y administrativos, es decir, forzar que el gasto en que incurran la federación, los estados y los municipios en materia de infraestructura peatonal sea menor de lo que se va a ganar económicamente. Este procedimiento lo evalúa la Secretaría de Economía.

Juntos, gobierno y expertos, emiten un documento base considerado el proyecto de norma con conocimientos técnicos, dimensiones, características, tipología, lineamientos, procedimientos, diseño, obra y mantenimiento de la infraestructura peatonal. El proyecto de norma se pone a consulta pública en el Diario Oficial de la Federación para recibir y desahogar comentarios, posteriormente se vota, dado el caso se aprueba y se promulga la NOM.

La administración pública federal le corresponde el cumplimiento de las disposiciones que emanan de la NOM, lo cual otorga certeza –esto es indispensable, ya que actualmente existe dispersión y omisión en el cumplimiento de los instrumentos normativos, como es el caso de la Ciudad de México. Existe instrumentación, pero constantemente queda aplazado su observancia, sin posibilidad de pugnar la sanción y la reparación del daño.

En la Ciudad de México existen cuando menos diez instrumentos entre leyes, reglamentos, normas, lineamientos, manuales y programas, que tienen pertinencia en el diseño, ejecución y mantenimiento de la infraestructura peatonal. No se acatan, lo cual da cuenta que una banqueta bien hecha es excepción, no norma.

¡Escalera! La implementación del Programa Pasos Seguros (2015). El programa busca salvaguardar la vida de los peatones –permite el cruce de la intersección con mayor claridad, comodidad y seguridad para los peatones. Delegación Benito Juárez, Ciudad de México. // Foto: Perla E. Castañeda Archundia.

¡Escalera! La implementación del Programa Pasos Seguros (2015). El programa busca salvaguardar la vida de los peatones –permite el cruce de la intersección con mayor claridad, comodidad y seguridad para los peatones. Delegación Benito Juárez, Ciudad de México. // Foto: Perla E. Castañeda Archundia.

Un ejemplo en la Ciudad de México desde 2000 es el Manual Técnico de Accesibilidad, emitido por la Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda para que los delegaciones implementaran en el espacio público (andadores, áreas de descanso, banquetas, pasos peatonales y rampas en banquetas) requerimientos como pavimento con textura táctil, criterios de diseño como la alineación de una rampa frente a la otra, la ejecución de obra con accesibilidad universal para las personas con discapacidad, personas pequeñas, niños y adultos mayores. Este manual señala que la construcción de rampas será consistente a lo largo de toda la ciudad, acción que en dieciséis años no ha logrado cumplirse.

Foto: Perla E. Castañeda Archundia.

Foto: Perla E. Castañeda Archundia.

¡Escalera! El Manual Técnico de Accesibilidad, emitido por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda en el año 2000. // Foto: Perla E. Castañeda Archundia.

¡Escalera! El Manual Técnico de Accesibilidad, emitido por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda en el año 2000. // Foto: Perla E. Castañeda Archundia.

La infraestructura peatonal se sigue haciendo mal –¡serpiente! Algunas obras ejecutadas recientemente no cumplen con el criterio de accesibilidad universal, principio básico para la seguridad y goce de los peatones, lo cual sigue vulnerando al peatón. La salud y la seguridad continúan condicionadas. Esta discrecional y tolerada práctica también genera dispendio de los recursos públicos.

¡Serpiente! Reconstrucción de banquetas (2014): nuevos pavimentos, viejos obstáculos. Delegación Gustavo A. Madero, Ciudad de México. // Foto: Perla E. Castañeda Archundia.

¡Serpiente! Reconstrucción de banquetas (2014): nuevos pavimentos, viejos obstáculos. Delegación Gustavo A. Madero, Ciudad de México. // Foto: Perla E. Castañeda Archundia.

Existen caminos alternos para homologar la regulación de la infraestructura peatonal; puede comenzarse por una norma Mexicana de carácter voluntario. También puede esperarse la promulgación de la Ley de Movilidad General por la secretaría que tenga a su cargo el sistema normativo de movilidad y que estipule la vinculación con la infraestructura peatonal. Por ahora sabemos que la SEDATU no cuenta con un comité de normas. En cambio, para este año emitirá el Manual de Diseño Vial Urbano, expresado como un paso previo a la normalización de criterios; estará sustentado en parámetros, conceptos y rehabilitación de calles con intervenciones piloto. Por su parte, la Secretaria de Movilidad de la Ciudad de México también trabaja en la emisión del Manual de Diseño Vial como mandato de la Ley de Movilidad, artículo 183.

Así, la implementación de NOM Banquetas se percibe todavía muy distante, ésta tendría que observar la diversa instrumentación local, que hoy es referencia para analizar de qué manera la norma afectaría ciertos procesos y trámites.

Confiamos que los nuevos manuales puedan ser las escaleras para producir cambios importantes por parte de las entidades estatales, los municipios y las (todavía) delegaciones en el diseño, ejecución de obra y manejo de la infraestructura peatonal. Por ahora, como peatones, nos ha tocado lidiar con más serpientes que escaleras; seguimos en espera de la transformación de nuestras ciudades a favor de los peatones.

 

* Perla E. Castañeda Archundia es Licenciada en Promoción de la Salud, UACM. Estudiante de la Maestría de Planeación y Políticas Metropolitanas, UAM-A. Realiza investigación e intervención en el espacio público de la Ciudad de México con enfoque de Promoción de la Salud. Forma parte de la Comisión de Comunicación de la @LigaPeatonal.

 

@ZoonPeaton

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.