EvaluAndo: hacia una nueva normalidad de nuestras banquetas y calles - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Zoon Peatón
Por Zoon Peatón
Liga Peatonal es una organización civil sin fines de lucro que trabaja por ciudades para todas l... Liga Peatonal es una organización civil sin fines de lucro que trabaja por ciudades para todas las personas donde las y los peatones sean el principal actor en las políticas públicas para el diseño de las urbes. Somos parte de la International Federation of Pedestrians, Youth Action Net, Red Innova, Estrategia Misión Cero y la Red Latinoamericana de Ciudades que Caminan, redes internacionales de activistas y emprendedores sociales que buscan mejorar la calidad de vida de todas las personas. (Leer más)
EvaluAndo: hacia una nueva normalidad de nuestras banquetas y calles
La Ciudad de México tiene el mayor porcentaje nacional de personas con limitación para caminar, subir o bajar usando sus piernas (INEGI, 2017) y la Encuesta Origen Destino 2017 revela que la gran mayoría de los viajes en la zona metropolitana (66%), se hacen caminando.
27 de mayo, 2020
Comparte

Este confinamiento no solo nos ha desconectado por un momento de los estrenos en el cine, del torneo de fútbol y de los planes para el verano, sino que nos ha recordado la importancia fundamental que tienen cosas tan simples como caminar en la calle para nuestro bienestar cotidiano. No es difícil imaginar que, a la distancia, salir a comer, a pasear el fin de semana o incluso caminar a la escuela se sientan como un lujo al alcance de cualquier persona. Sin embargo, las personas con discapacidad son un sector de la población que no ha podido darse “ese lujo” desde mucho antes de que la contingencia sanitaria nos obligara a quedarnos en casa.

Una persona con disCAPACIDAD (PCD) no solo es aquella que presenta una determinada enfermedad o condición corporal, sino la que, dado su estado de salud y las características de su entorno -físico o social- ve afectada su capacidad para realizar sus actividades cotidianas. Según los últimos datos de INEGI (ENADID, 2018) en México existen 7.7 millones de personas con discapacidad. De estas, la mitad son adultos mayores y más de la mitad (54%) son mujeres. La actividad cotidiana que presenta mayor dificultad para esta población es caminar, subir o bajar escaleras usando sus piernas (53%).

Buena parte de estas personas requieren ayudas técnicas para desplazarse -como bastones, andaderas o sillas de ruedas- y hacerlo de esta forma es todo un reto. Imagina que eres usuaria de silla de ruedas y tienes que ir a una clínica, que afortunadamente está a una cuadra de tu casa. Pero para llegar a la esquina tienes que sortear todo tipo de obstáculos en la banqueta, luego poner en riesgo tu vida para bajar al arroyo vial -porque no hay rampas-, después pedir ayuda a alguien para frenar el tráfico -porque no está señalado el cruce peatonal- y finalmente, llegar al hospital para darte cuenta de que el único acceso se encuentra arriba de una escalinata. Este tipo de barreras tienen que enfrentar diariamente las PCDs en cualquier ciudad de México para ejercer derechos fundamentales como la salud, educación o el trabajo (una cuestión ya discutida con anterioridad en nuestro blog que pueden consultar en “México, un país inaccesible para las personas con discapacidad”) .

Obstáculos en la infraestructura peatonal.

Haber nacido con una disCAPACIDAD física, mental o sensorial no es la única forma de verte afectado por estos obstáculos. Cualquier persona que haya usado temporalmente muletas, haya sacado a pasear a un bebé en carriola o acompañado a sus abuelos a dar una vuelta podrá corroborar lo difícil que es andar por nuestras calles, y lo conveniente que fuera rediseñar nuestras banquetas para tener rutas amplias y libres de obstáculos, con superficies continuas y pendientes moderadas.

Contar con un entorno físico diseñado bajo criterios de accesibilidad tiene un impacto significativo en la calidad de vida de todas las personas. Por ello nuestro país propuso en el 2001 a la Asamblea General de las Naciones Unidas la creación de una Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad; misma que entró en vigor en el 2008 y establece que:

(…) los Estados Partes adoptarán medidas pertinentes para asegurar el acceso de las personas con discapacidad, en igualdad de condiciones, al entorno físico, el transporte, la información y las comunicaciones (…) Estas medidas, incluirán la identificación y eliminación de obstáculos y barreras de acceso.

Además, nuestro país promulgó en el 2011 la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, donde se estipula que las PCDs tienen derecho a espacios públicos con accesibilidad universal, para su libre desplazamiento en condiciones dignas y seguras. No obstante, la realidad en nuestras calles sigue siendo muy distinta.

En el 2012, el INEGI publicó la primera versión del Inventario Nacional de Viviendas (INV) que significó un progreso en el análisis de la accesibilidad de los entornos urbanos a nivel nacional, ya que permite consultar a nivel de manzana varios indicadores relacionados con el estado de la infraestructura vial, como la existencia de banquetas, guarniciones o rampas para silla de ruedas. Esta plataforma evidenció el enorme déficit en la materia, ya que en promedio sólo 1 de cada 3 manzanas del país cuentan con una cobertura total de banquetas.

Inventario Nacional de Viviendas de INEGI.

Ahora bien, esto tampoco quiere decir que ese tercio de la ciudad sea accesible, ya que el INV solo reporta la existencia de banquetas o rampas de accesibilidad, pero no evalúa su calidad de diseño o su mantenimiento. El ancho efectivo de circulación en la banqueta, la calidad de la superficie, la pendiente de la rampa y la existencia de cruces peatonales, son solo algunos de los elementos que vuelven accesible una ruta. Una falla en cualquiera de estos elementos, por mínima que fuera, es suficiente para impedir la movilidad de esta población.

Afortunadamente gracias al internet cada día es más común el uso de Sistemas de Información Geográfica, y con ello la posibilidad de almacenar y analizar una gran cantidad de datos sobre la ciudad. El uso cada vez más extendido de aplicaciones como Waze y Google Maps para navegar la ciudad, nos revela el enorme potencial de este tipo de información, ya no solo para crear diagnósticos, sino también para elegir las mejores rutas a la hora de movernos. Sin embargo, el problema sigue siendo la falta de datos para alimentar cualquiera de estas aplicaciones.

Generalmente la recopilación de esta información se realiza directamente en el sitio, mediante auditorías de accesibilidad contratadas por gobierno, o en algunos casos realizadas por organizaciones de la sociedad civil. Las primeras pueden llegar a representar un porcentaje muy grande del presupuesto público y las segundas suelen ser muy acotadas, ya que implican un alto compromiso por parte de un grupo pequeño de personas. Ante este panorama, el crowdsourcing se presenta como una alternativa viable para recolectar información de manera masiva y orientar los recursos públicos a la transformación de los espacios públicos.

Interfaz de Project sidewalk.

En el 2016 el profesor Jon E. Froehlich de la Universidad de Maryland y un equipo de estudiantes graduados del Makeability Lab desarrollaron Project Sidewalk, una plataforma de código abierto que permite a los usuarios recorrer virtualmente la ciudad -por medio de Google Street View- y ubicar los problemas de accesibilidad como falta de rampas, banquetas rotas y obstáculos sobre la banqueta. Su interfaz tiene el diseño de un videojuego en primera persona, con misiones cortas y tutoriales que te enseñan nociones básicas de accesibilidad, lo cual la vuelve una herramienta pedagógica y fácil de usar para cualquier persona.

En Liga Peatonal trabajamos para transformar nuestras calles en lugares donde todas y todos podamos transitar con calma y seguridad, por ello colaboramos con Makeability Lab en la aplicación de esta plataforma en México. Nos interesa complementar el mapeo con el análisis contextual de los resultados, vincularlos con políticas públicas locales y ofrecer talleres técnicos para atender los problemas más comunes, basados en experiencias de todo el país. A este proyecto innovador de planeación urbana basada en datos le llamamos Evalu-Ando y estamos implementando una prueba piloto en la alcaldía Azcapotzalco, CDMX.

La Ciudad de México tiene el mayor porcentaje nacional de personas con limitación para caminar, subir o bajar usando sus piernas (INEGI, 2017) y la Encuesta Origen Destino 2017 revela que la gran mayoría de los viajes en la zona metropolitana (66%), se hacen caminando. Por su parte, el INV reporta que en Azcapotzalco viven más de 17 mil PCD, el promedio de manzanas con banquetas en todos sus frentes es casi el doble de la media nacional (69%), pero solo el 15% cuenta con rampas para silla de ruedas en todas sus esquinas.

Los Derechos Peatonales.

En solo un mes de trabajo colaborativo, Evalu-Ando logró el apoyo de 138 personas que, sin salir de su casa, generaron 5,300 datos abiertos sobre 40 kilómetros de calles, para mapear por completo 7 demarcaciones de esta alcaldía. Estamos seguros de que este tipo de sinergias con gobiernos locales aportará elementos valiosos para la toma de decisiones que le den un uso más eficiente al presupuesto público y contribuyan a enfrentar los retos globales. Entra a Project Sidewalk y construyamos juntas una “nueva normalidad”, donde el acceso a los espacios públicos deje de ser un privilegio y sea la base para ejercer nuestro derecho a la ciudad.

* Aldo González es Arquitecto por el Tecnológico de Monterrey y Master en Desarrollo Urbano y Territorial por la Universidad Politécnica de Cataluña. Fundador del colectivo La Banqueta se Respeta (@BanquetaLibre) y Coordinador General de Liga Peatonal (@LigaPeatonal).

 

Bibliografía:

  • Mi diario urbano (2015). El inventario de banquetas a nivel manzana de México. Consultado aquí.
  • SEDESOL (2016). Diagnóstico sobre la situación de las Personas con Discapacidad en México. Consultado aquí.
  • INEGI (2017). La discapacidad en México. Consultado aquí.
  • SEDATU (2018). Anatomía de la Movilidad en México. Consultado aquí.
  • INEGI (2019). Estadísticas a propósito del Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Consultado aquí.
  • CNDH (2019). Informe especial sobre el Derecho a la Accesibilidad de las Personas con Discapacidad. Consultado aquí.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.