Los hilos y el feudo en las Pilas de Metepec - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Zoon Peatón
Por Zoon Peatón
Liga Peatonal es una organización civil sin fines de lucro que trabaja por ciudades para todas l... Liga Peatonal es una organización civil sin fines de lucro que trabaja por ciudades para todas las personas donde las y los peatones sean el principal actor en las políticas públicas para el diseño de las urbes. Somos parte de la International Federation of Pedestrians, Youth Action Net, Red Innova, Estrategia Misión Cero y la Red Latinoamericana de Ciudades que Caminan, redes internacionales de activistas y emprendedores sociales que buscan mejorar la calidad de vida de todas las personas. (Leer más)
Los hilos y el feudo en las Pilas de Metepec
La alcaldesa de Metepec pretende mutilar 10 mil metros cuadrados del parque Las Pilas para construir un cuartel para la Guardia Nacional, amenazando la posibilidad de caminar sin miedo y el derecho a una calidad de vida adecuada, particularmente niños, niñas, mujeres, adultos mayores y personas con discapacidad.
Por Lucía Carmona
4 de diciembre, 2019
Comparte

Metepec es un pueblo mágico localizado en la Zona Metropolitana del Valle de Toluca. Posee un centro histórico con una traza que desde tiempos prehispánicos facilita la instalación de un tianguis todos los lunes. Lamentablemente la traza que propicia el intercambio no es característica de toda la ciudad. Por el contrario, el crecimiento ha surgido bajo un modelo de ciudad feudo que privilegia las urbanizaciones cerradas y ciegas, resultando en la segmentación de la población por medio de bardas. Sin ojos en la calle, esta ciudad evita el encuentro, al tiempo que propicia la deshumanización y el miedo.

Aún como estudiante de arquitectura, en una revista popular, leí un artículo en el que a Metepec se le describía como una ciudad feudo. No podía estar más de acuerdo. Como metepequense que creció entre la arquitectura del miedo, sin acceso a un espacio público a una distancia caminable, a los 15 años no sabía cruzar la calle.

A la antítesis de la ciudad feudo moderna, donde es posible caminar a todos lados y el encuentro es festejado, mi hermana le llama la ciudad de hilos (Carmona, 2018). Esta es la ciudad que se teje para conectar a las personas, promover el intercambio y fomentar el sentido de comunidad. Los espacios públicos, aquellos sitios donde las personas nos conocemos y reconocemos, son los hilos que tejen la ciudad, son los hilos que refuerzan la cohesión social.

Después de algunos años viviendo en ciudades de hilos, he aprendido a cruzar la calle. Caminando he descubierto toda clase de lugares de encuentro. El Kiosko Morisco de la colonia Santa María la Ribera es uno de mis favoritos en la Ciudad de México: hay danzas, ofrendas y cumbias, en general múltiples formas de encuentro e intercambio.

Hace poco conocí un espacio similar en Metepec, sin kiosko, pero con un valor social y urbano incomparable en el Valle de Toluca1. Se trata del parque de las Pilas, ubicado en una zona primordialmente habitacional con comercio y equipamientos locales, uno de los pocos espacios públicos de gran escala en el municipio. En ese espacio es posible observar dinámicas cotidianas: los niños y las niñas caminan a la escuela, adultos mayores pasean por el barrio, mujeres y hombres acuden a la tienda y a la papelería.

Accesibilidad al espacio público abierto en el municipio de Metepec. ONU Habitat, 2018.

El parque es un bosque, la naturaleza es silvestre, el pasto y la hierba crece de forma orgánica entre los árboles y los juegos. Hay niños y niñas que todos los días saliendo de la escuela visitan el parque, quizá pasan más tiempo ahí que en su casa. Las y los jóvenes también lo hacen suyo, descubriendo en el bosque un espacio de encuentro. Todas las mañanas corredores y corredoras habitan el parque, este les brinda un sitio para ejercitar su corazón. En el parque de las Pilas los hilos ya están tendidos, quienes disfrutan del parque han tejido una red sólida.

Sandra ha visitado 1,200 veces el parque en su vida.

Desafortunadamente, hay quien en su desconocimiento y falta de sensibilidad no reconoce el valor del tejido tendido en el parque. Quien, tiene nombre y apellido, además del cargo de Presidenta Municipal de Metepec. Ella pretende mutilar 10 mil metros cuadrados del parque para construir un cuartel para la Guardia Nacional, amenazando la posibilidad de caminar sin miedo y el derecho a una calidad de vida adecuada, particularmente niños, niñas, mujeres, adultos mayores y personas con discapacidad.

Ante la eminente amenaza, los y las vecinas del parque han emprendido -en un acto de admirable civismo- la misión de resguardar el parque. Todos los días montan guardias, cocinan juntos y realizan actividades; hacen más suyo el espacio público. Me pregunto cuántos y cuántas presidentas municipales en México y en el mundo no desearían tener en el territorio de su jurisdicción un espacio público adoptado por una comunidad activa y cohesionada.

Vecinos resguardando el parque. Recuperada de: facebook.com/abracemosparquelaspilas.

Lamentablemente no es el caso de Metepec. La agresión hacía la ciudadanía se ha convertido en una actividad cotidiana que pone en riesgo a quienes reconocen el valor del parque, además de desafiar los compromisos del Gobierno de México para hacer cumplir la Nueva Agenda Urbana, los Objetivos de Desarrollo Sustentable, la Convención de los Derechos de los Niños, y sobre todo el principio de progresividad del espacio público definido en la LGAHOTyDU, entre otros.

Después de todo, pareciera ser que el medievo no solo se refleja en la estructura urbana de la ciudad, si no en los métodos coercitivos de la edil municipal hacia quienes ejercen el derecho a la libre expresión exigiendo la protección y respeto del parque de las Pilas. El nivel de agresión por parte del gobierno de Metepec ha llegado incluso a violentar físicamente a las personas, encarcelando a dos representantes del movimiento y asediando con policía “táctica” a mujeres y hombres.

A pesar de las intenciones medievales de las autoridades metepequenses, el movimiento Abracemos el Parque las Pilas (@AbracemosM) comienza a encender las luces del renacimiento, un renacimiento vecinal. Gracias a su actuar, hoy es posible vislumbrar un futuro diferente para la ciudad del cerro de los magueyes, donde la apropiación de los espacios públicos permite imaginar un futuro más incluyente, compacto y conectado. El activismo ciudadano en Metepec ha comenzado a tejer los hilos contra la ciudad feudal.

Vecinos y vecinas tejiendo los hilos.

* Lucía Carmona (@LuciaCarmonaH) es una mujer vehemente del valor del espacio público y su potencial transformador para hacer de las ciudades lugares diversos, equitativos y habitables. Desde el sector público a nivel local y federal, organismos internacionales y el sector privado ha trabajado en el diseño, acceso, integración, planeación y programación del espacio público. Es Arquitecta y Maestra en Regeneración Urbana – becaria CONACYT.

 

Referencias

Carmona, A. (2018). La ciudad de los hilos. Recuperado de aquí.

Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano. Artículo 4, sección VII: “Se fomentará el rescate, la creación y el mantenimiento de los espacios públicos que podrán ampliarse, o mejorarse pero nunca destruirse o verse disminuidos”.

 

1 Un estudio publicado el año pasado por ONU-Habitat, revela que la Zona Metropolitana del Valle de Toluca tiene menos de la mitad de las áreas verdes recomendadas por habitante y que más del 30% del área urbana de Metepec no cuenta con acceso a espacios públicos. Índice Básico de las Ciudades Prósperas, Metepec. Recuperado de aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.