Susana Segura en movimiento - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Zoon Peatón
Por Zoon Peatón
Liga Peatonal es una organización civil sin fines de lucro que trabaja por ciudades para todas l... Liga Peatonal es una organización civil sin fines de lucro que trabaja por ciudades para todas las personas donde las y los peatones sean el principal actor en las políticas públicas para el diseño de las urbes. Somos parte de la International Federation of Pedestrians, Youth Action Net, Red Innova, Estrategia Misión Cero y la Red Latinoamericana de Ciudades que Caminan, redes internacionales de activistas y emprendedores sociales que buscan mejorar la calidad de vida de todas las personas. (Leer más)
Susana Segura en movimiento
Usar la bici y caminar, en vez de usar el transporte público, han sido ampliamente promovidos por personas expertas en movilidad y por movimientos sociales como la Liga Peatonal y la BICIRED para estos tiempos de pandemia.
Por Lillian Sol Cueva
24 de junio, 2020
Comparte

El escalonado regreso a las actividades fuera de casa implicará para las y los habitantes de las ciudades mexicanas (y de otras partes del mundo), el regreso a sus trayectos cotidianos. Sin embargo, estos trayectos no deberán suceder en condiciones de hacinamiento, ya que, de ser así, la probabilidad de contagio aumentará y por ende la afectación a la salud y la pérdida de más vidas.

Como solución se nos ha sugerido diversificar los modos de transporte, el uso de cubrebocas y mantener la sana distancia (incluso la sospechosa necesidad de viajar en silencio en el transporte público). Usar la bici y caminar, en vez de usar el transporte público, han sido ampliamente promovidos por personas expertas en movilidad y por movimientos sociales como la Liga Peatonal y la BICIRED. Es decir, el gobierno federal y algunos gobiernos estatales y municipales como el del Ayuntamiento de Puebla, Guadalajara, Monterrey y la Ciudad de México han seguido una fórmula sencilla: menos gente en las infraestructuras de transporte público y continuar con las medidas de precaución para no estar en exposición al virus. Sin embargo, creo se nos ha olvidado recalcar cuatro cosas.

Primero tenemos que enfatizar que nadie debe regresar a la “vieja normalidad” de transportarse en hacinamiento, rodeadas/os de contaminación, en banquetas donde la sana distancia es imposible o en vías de tránsito inseguras debido a su pobre infraestructura, con miedo a que alguien “se pase el alto”, “te aviente el coche” o te moleste durante tu camino. La “vieja normalidad” nos hacía perder en el tráfico aproximadamente 100 horas al año, de acuerdo con el reporte ¿Cuánto cuesta la congestión vehicular en México? realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en 2018. Esa misma normalidad nos enfermaba hasta morir, pues se estima que tan sólo el transporte terrestre causó alrededor de 27 mil muertes prematuras asociadas a la alta concentración de material particulado (PM2.5 y PM10) en 2017, según el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP) y la organización Iniciativa Climática México (ICM). Esa normalidad nos tenía estresadas/os, cansadas/os, enojadas/os.

Segundo, debemos recordar que la disminución del uso del vehículo privado reducirá la contaminación del aire -la cual ha sido asociada con el aumento del 8% en la tasa de mortalidad por Coronavirus, según la Escuela de T.H. Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard en 2020- beneficiándonos a corto y largo plazo frente a enfermedades respiratorias generadas o exacerbadas por la contaminación del aire, que nos hacen vulnerables no sólo frente al virus ya mencionado, sino también ante otras enfermedades respiratorias y cardiovasculares. A su vez, la presencia de menos vehículos en las calles incentivará a que más personas usen la bicicleta y caminen más frecuentemente, pues las calles se percibirán más seguras y en libertad para experimentar la movilidad no motorizada.

Tercero, debemos recalcar que la presencia de más peatones y ciclistas (posiblemente también más motociclistas) nos obligará a compartir las calles, de tal forma que, sin importar si viajamos en coche, en bici o a pie, todas las personas tendremos que cuidarnos para que todas y todos lleguemos sanos y salvos a nuestros destinos. No queremos y no necesitamos más muertes por Coronavirus, pero tampoco por atropellamientos y siniestros viales por indebidas infraestructuras, por no contar o respetar los límites de velocidad, o por ignorar los señalamientos que nos guían por las calles y avenidas, por ejemplo.

Cuarto y último punto, es importante recordar que todo lo anterior será posible si además se llevan a cabo una serie de medidas que reorganicen nuestros desplazamientos, priorizando la movilidad no motorizada y activa, e impulsando el desarrollo de más y mejores sistemas integrados de transporte público y la ampliación del sistema de banquetas y cruces peatonales en nuestras ciudades. Además, tenemos que encontrar formas cotidianas de relacionarnos en el espacio público y privado que garanticen nuestro sustento diario y nuestra integridad física, por lo cual necesitamos movernos de forma sana, diversa y segura.

¿Y saben qué? No necesitamos vivir en una ciudad europea para disfrutar de nuestros barrios caminando o pedaleando, en México tenemos buenos ejemplos de que esto es posible. ¡Aquí también podemos lograrlo!

* Lillian Sol Cueva (@SoLillian) es una mujer feminista que trabaja temas de movilidad, cambio climático y energía. Maestra en Ayuda Humanitaria y Doctorante en Tecnologías y Desarrollo Sustentable. Actualmente realiza investigación sobre tecnologías de energía renovable y mercados públicos de la Ciudad de México, y su relación con la gentrificación. Apasionada por el baile, la música y la lectura.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.