Diego, en frases
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Diego, en frases

21 de diciembre, 2010
Comparte
Diego ante los medios

Diego Fernández de Cevallos a su llegada a su casa de las Lomas. Foto:Cuartoscuro.

Tras la liberación

“Yo voy a apoyar al candidato del PAN”.

“Quiero dejar atrás este capítulo, no por cuestiones psicológicas, miedos o temores, sino porque la vida del país debe seguir adelante con los temas fundamentales de inseguridad y violencia”.

“Hoy va a ser un día normal para mí, de trabajo, hoy estuve trabajando, tengo que salir, tengo que hablar”.

El secuestro

Mi secuestro fue de carácter económico, ya que se reclamó una cantidad, pero también tuvo una marcadísima connotación política, supuestamente por cuestiones ideológicas”.

“He luchado siempre por mis ideales, siempre en Acción Nacional, siempre por México. No lo vieron así mis plagiarios, ellos me consideraron un hombre enemigo de sus causas y naturalmente fue parte de lo que generó el plagio”.

“Una de las causas que motivaron este secuestro es la irresponsable acusación que se me ha formulado de ser un hombre infinitamente rico, de ser el abogado más rico del mundo y de tener una fortuna incalculable, eso también se debe de perdonar”.

“Me trataron extraordinariamente bien, con todo lo que implica de brutalidad el secuestro, con todo lo que implica de atrocidad ese procedimiento siempre fui respetado, siempre fui atendido y desde luego ni ellos dieron un paso atrás en su posición ni yo lo di”.

“… (Hablábamos) Sobre todo lo que te puedas imaginar, relacionado con lo ideológico y con el secuestro mismo, con mucha dureza, de frente ellos y de frente yo. No podían dar la cara, porque sería mi muerte. Pero desde luego fueron personas que se confrontaron con el secuestrado con toda la dureza posible, pero sin faltarnos al respeto”.

De ninguna manera guardo rencor, ni miro para atrás

Diego Fernández liberado

"... Y empezar a ver el amanecer de un nuevo día, que en cierta forma para mí puede ser nuevamente el primer día". Foto: Cuartoscuro.

“Mi caso no es más revelante que ningún otro. Mi caso es uno más que debe de tomarse sencillamente en términos de ley, sin venganzas, sin brutalidad, sin represalia del Estado, pero sí tomando en consideración que yo he sido liberado frente a muchos que han sido ejecutados, que han sido asesinados, que han dejado duelo y que eso me duele, me conmueve, en lo más profundo del alma”.

“Debe tratarse en el marco jurídico y con el mayor respeto a la dignidad humana de los secuestradores. Que si se va aplicar la ley en ellos como en cualquier otro caso no sea el Estado violento sino el Estado justiciero”.

“En este país sólo podremos tener paz y tranquilidad cuando valga lo mismo la vida de un candidato a la presidencia, de un excandidato, de un cura o cardenal, de un soldado o de un campesino. Cuando todas las vidas humanas nos valgan lo mismo y se respeten igual, de ricos y de pobres, ese día México será grande”.

Lo meditado

Diego liberado

"Tenemos que hacer de México un país de leyes, de instituciones, no de secuestradores". Foto: Cuartoscuro.

“Fundamentalmente (pensé) en el futuro, y uno de los temas que para mí será capital, y lo hablé con mis plagiarios, y está el compromiso con ellos de pensar y de luchar por grandes causas que reclama México, como son su pobreza, su injusticia y su impunidad”.

“Creo que tenemos que hacer de México un país de leyes, de instituciones, no de secuestradores, no de asesinos, no de abusivos”.

“Me dejaron a algunos kilómetros distantes de algún pueblo, desde donde caminé algunos kilómetros, no quería dejar de caminar, fue bueno para mí, caminar, caminar, para darle gracias a Dios y empezar a ver el amanecer de un nuevo día, que en cierta forma para mí puede ser nuevamente el primer día”.

Y la cita que no es de El Quijote

“Vivir para adelante, sin miedos, sin cobardías, sin arrogancias, pero con definición y con valor, y permítanme recordar a El Quijote, si la memoria no me traiciona: Mis arreos son las armas; mi descanso, el pelear; mi cama, las duras peñas; mi vivir, siempre luchar“.

"Mis arreos son las armas, mi descanso el pelear, mi cama las duras penas, mi vivir siempre velar". Foto:Cuartoscuro.

Ésta es la cita con la que Diego Fernández de Cevallos cerró su primer mensaje público a los medios, la cual fue atribuida erróneamente, tanto por el “Jefe Diego” como por la prensa, al libro más famoso de Cervantes.

Tras la declamación, Fernández de Cevallos tomó un ramo de flores y se fue manejando su propio auto, aunque escoltado, a visitar a su novia, Liliana León Maldonado.

En realidad, el poema es de un autor anónimo del siglo XV y sólo se mencionan los dos primeros versos en el capítulo II (que trata de la primera salida que de su tierra hizo el ingenioso don Quijote) del primer libro de El Ingenioso Hidalgo.

Aquí el romance completo:

Mis arreos son las armas
mi descanso el pelear,
mi cama los duras peñas,
mi dormir siempre velar;
las manidas son oscuras
los caminos por usar,
así ando de sierra en sierra
por orillas de la mar,
a probar si en mi ventura
hay lugar donde avadar;
pero por vos, mi Señora,
todo se ha de comportar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Odebrecht en Panamá: condenan en EU a dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli por ayudar con los sobornos de la constructora

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares fueron sentenciados a tres años de prisión tras haber abierto cuentas y creado empresas ficticias para recibir sobornos de la constructora Odebrecht que, según dijeron, tenían como destino a su padre.
21 de mayo, 2022
Comparte

Dos hijos del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli fueron condenados este viernes en un tribunal de Estados Unidos por conspirar para recibir sobornos, supuestamente para su padre, por parte de la constructora brasileña Odebrecht.

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares ya se habían declarado culpables del lavado de 28 millones de dólares que, según el abogado de Luis Enrique Martinelli, James Mac Govern, cometieron “por órdenes del padre”.

El juez Raymond Dearie emitió una condena de tres años de cárcel y dos más de libertad vigilada, una pena inferior a la que buscaba la fiscalía de entre nueve y 11 años.

Ya que habían estado detenidos en Guatemala y Estados Unidos desde hace casi dos años, los hermanos Martinelli solo tendrán que pasar 13 meses más en prisión.

El caso inició en 2016, cuando la compañía Odebrecht reconoció haber sobornado con más de 700 millones de dólares a funcionarios de varios países de América Latina para ganar contratos.

El expresidente Ricardo Martinelli no ha sido condenado por ningún delito, pero sigue bajo investigación en Panamá en un caso separado por presunta corrupción relacionada con Odebrecht.

El exmandatario ha rechazado las acusaciones en su contra.

“Para complacerlo”

Tras ser detenidos y acusados, los hermanos Martinelli Linares reconocieron haber creado cuentas bancarias y compañías ficticias para recibir los sobornos durante el mandato de su padre en Panamá (2009-2014).

En 2021, se declararon culpables de un cargo de conspiración de lavado de dinero.

Los hermanos Martinelli Linares en un tribunal de Nueva York

Reuters

“Realmente quería complacerlo, mantenerlo feliz, mantenerlo orgulloso (…) Eso no quiere decir que no soy responsable de mis acciones”, declaró en alusión a su padre Luis Martinelli, en la audiencia de sentencia en el tribunal de Nueva York.

Ricardo Alberto Martinelli también dijo que lamentaba sus acciones y esperaba que su declaración de culpabilidad ayudara a “establecer la rendición de cuentas” en Panamá.

Para los acusados fue “un resultado favorable, muy alejado de las excesivas pretensiones de los fiscales”, dijo el vocero del expresidente Martinelli, Luis Camacho.

La defensa había argumentado que los hermanos Martinelli no deberían pasar más tiempo detenidos porque habían actuado “por órdenes de su padre”, y ya habían pasado casi dos años detenidos en Guatemala y seis meses en Brooklyn.

Ricardo Martinelli

Reuters
El expresidente estuvo un tiempo prófugo, hasta que fue detenido en Miami y extraditado a Panamá.

El juez Dearie dijo que los dos hijos del expresidente habían mostrado durante el tiempo en que delinquieron una actitud “arrogante”.

No obstante, desestimó la petición de hasta 11 años de cárcel que había solicitado la fiscalía, la cual espera que haya un pago de 19 millones de dólares de los 28 millones implicados en el juicio por sobornos de los Martinelli.

Los casos por corrupción protagonizados por la firma Odebrecht han supuesto grandes escándalos y la apertura de procesos judiciales en Brasil, Perú, Panamá, Ecuador, Argentina, República Dominicana, Colombia y México.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lJVnwcK0GNM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.