Caen asesinos de Susana Chávez

Caen asesinos de Susana Chávez

La Fiscalía General de Chihuahua presentó  a los tres presuntos responsables del asesinato de la escritora y activista contra los feminicidios en Ciudad Juárez, Susana Chávez,  cuyo cadáver fue localizado en el exterior de una vivienda de la zona centro de la ciudad el pasado 6 de enero.

Durante la investigación de este caso, las autoridades descubrieron que los detenidos intentaron hacer pasar este homicidio como una ejecución -como las que se han cometido contra otras mujeres-, por lo que le cubrieron el rostro con cinta adhesiva y le amputaron la mano izquierda.

Inicialmente se logró la detención en flagrancia de Sergio Rubén Cárdenas de la O, El Balatas. Los otros dos detenidos dijeron ser menores de edad, sin embargo, no demostraron el hecho.

El cuerpo de una mujer  fue localizado a las 00:41 horas de 6 de enero en el cruce de las calles Cristóbal Colón y Ramón Corona de la colonia Cuauhtémoc de Ciudad Juárez.  En ese momento, aún no se sabía que en realidad se trataba de Susana Chávez.

Cárdenas de la O reconoció ante las autoridades locales  haber participado en la muerte de la mujer, en compañía de dos conocidos a quien solo identificó como El Pelón y El Pollo, por lo que una vez con esa información los agentes empezaron las indagatorias.

Con base en esta información fueron detenidos más tarde Aarón Roberto Acevedo Martínez, El Pelón, y Carlos Gibrán Ramírez Muñoz, El Pollo. De acuerdo con el comunicado de la Fiscalía General del estado, al momento de ser arrestados los presuntos responsables del homicidio se incriminaron entre ellos.

Como parte de la declaración rendida ante el Ministerio Público, los detenidos señalaron que el 5 de enero se encontraban en compañía de un amigo, a quien identificaron como Sergio Rubén Cárdenas de la O, El Balatas, quien los invitó a su casa ubicada en el cruce de las calles Cristóbal Colón y Ramón Corona, en donde empezaron a consumir bebidas embriagantes y agua celeste.

También, refirieron que aproximadamente a las 22:00 horas se les acabaron las bebidas y fueron a comprar más a una tienda de conveniencia, y que al salir de la tienda se encontraron a una mujer que no conocían, y quien al parecer se encontraba tomada.

En su testimonio, indicaron que El Balatas la abordó para invitarla a su casa a tomar cervezas y la mujer les respondió que sí. Al llegar todos a la casa empezaron a platicar, bailar y tomar bebidas embriagantes.

Posteriormente, al pasar las horas –según este testimonio-,  se hicieron de palabras con la mujer, ya que los ofendió, y entre los tres la llevaron a la regadera, en donde le cubrieron el rostro con cinta adhesiva en color gris y la empezaron a asfixiar.

Después, entre Sergio Rubén Cárdenas y Aarón Roberto Acevedo, para simular una muerte tipo ejecución, le amputaron la mano con un serrucho que encontraron en la vivienda. Para no ser identificados, entre los tres arrastraron el cuerpo, lo sacaron de la vivienda y lo dejaron en el cruce de las calles Cristóbal Colon y Ramón Corona.

El Pelón y El Pollo se fueron cada uno a sus casas, mientras que El Balatas se quedó deambulando por la escena del crimen, pero olvidó la mano de la víctima en el interior de la vivienda.

Los tres quedaron en calidad de detenidos como presuntos responsables del homicidio de Susana Chávez, y al vencerse el tiempo de la investigación serán puestos a disposición del Juez competente para formularles la imputación por el delito de homicidio.

Animal Político entrevistó a  Gustavo de la Rosa, visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Chihuahua, para atender a víctimas, quien  dijo que  “Susana era una mujer apreciada en el mundo de la bohemia de Juárez y por los intelectuales juarenses”.

De la Rosa agregó que ella  “era una mujer exageradamente confiada. El tratar con los adictos puede implicar riesgos, pero claro, si no lo haces pierdes parte de tu humanidad. Ella ese día tuvo el contacto con ellos. Fue en una reunión, ella estaba socializando con ellos, aunque no se sabe si los conocía previamente. Fue con ellos a tomar, tuvo una discusión y la mataron.”

El visitador de la CEDH-Chihuahua comentó que el grupo de agresores “eran chavitos lumpen, que se dedican a andar en el party como decimos acá. La mataron y luego trataron de aparentar que fue una ejecución. El asesinato fue con arma blanca y golpes, le cortaron una mano para que se interpretara que la habían matado por venganza o para callarla”.

Con información del Diario de Juárez  (http://www.diario.com.mx)

Close
Comentarios